10 Razones Por Las Que Necesitamos Al Menos 8 Abrazos Al Día

La terapia de abrazos es definitivamente una poderosa manera de curación. Investigaciones demuestran que abrazar (y también reír) es extremadamente efectivo para curar las enfermedades, sensación de soledad, depresión, ansiedad y estrés.

abrazo2

Investigaciones demuestran que un profundo abrazo adecuado, en el que los corazones se están presionando juntos, puede beneficiarte de varias maneras:

  1. El tierno toque de un abrazo construye confianza y una sensación de seguridad. Esto ayuda a lograr una conversación honesta y abierta.
  2. Los abrazos pueden levantar instantáneamente los niveles de oxitocina, que cura los sentimientos de soledad, aislamiento e ira.
  1. Sostener un abrazo por un tiempo extendido eleva los niveles serotonina, mejorando el ánimo y creando felicidad.
  1. Los abrazos fortalecen el sistema inmune. La presión suave en el esternón y la carga emocional que esto crea activa de chakra del plexo solar. Esto estimula la glándula timo, que regula y equilibra la producción de glóbulos blancos del cuerpo, lo cual te mantiene saludable.
  1. Los abrazos levantan el autoestima. Desde el momento que nacemos el contacto con nuestra familia nos demuestra que somos amados y especiales. Las asociaciones de autoestima y sensaciones táctiles de nuestros primeros años permanecen en nuestro sistema nervioso como adultos. Los mimos que recibimos de nuestra madre y padre mientras crecemos quedan impresos en un nivel celular, y los abrazos nos recuerdan eso a un nivel somático. Los abrazos, por lo tanto, nos conectan con nuestra propia habilidad para amar.
  1. Los abrazos relajan los músculos. Los abrazos liberan la tensión del cuerpo. Los abrazos pueden eliminar los dolores; ellos tranquilizan los dolores por el aumento de la circulación en los tejidos suaves.
  1. Los abrazos equilibran el sistema nervioso. La respuesta galvánica de la piel al dar y recibir abrazos muestra un cambio en la conductividad de la piel. El efecto en la humedad y electricidad de la piel sugiere un estado más equilibrado en el sistema nervioso parasimpático.
  1. Los abrazos nos enseñan cómo dar y recibir. Hay un mismo valor en recibir y ser receptivo al calor, al igual que al dar y compartir. Los abrazos nos educan sobre cómo el amor fluye en ambas sentidos.
  1. Los abrazos se parecen mucho a la meditación y las risas. Ellos nos enseñan a dejarse llevar y estar presentes en el momento. Ellos nos animan a fluir con la energía de la vida. Los abrazos te sacan de patrones circulares de pensamiento y te conectan con tu corazón, tus sentimientos y tu respiración.
  1. El intercambio de energía entre las personas que se abrazan es una inversión en la relación. Anima a la empatía y el entendimiento. Y es sinérgico, lo cual significa que el todo es más que la suma de sus partes: 1+1=3 ¡o más! Esta sinergia tiene mayor probabilidad de resultar en ganar-ganar.

abrazo1

Hay un dicho de Virginia Satir, una respetada terapeuta familiar: “Necesitamos cuatro abrazos por día  para sobrevivir. Necesitamos ocho abrazos por día para el mantenimiento. Necesitamos doce abrazos por día para crecer”. Ocho o más abrazos más pueden parecer muchos, pero mientras investigaba y escribía este artículo le pregunté a mi hija, “¿Cuántos abrazos por día te gustarían?” Ella dijo: “No voy a decirte cuántos abrazos me gustan, pero son más de ocho” Eso me hizo sonreír y tocó mi corazón. Y noté cuán natural y profunda es nuestra necesidad de abrazos.

Como un padre amoroso, recibo bastantes abrazos de mi pequeña princesa y su mamá. Como un terapeuta de yoga, a menudo los doy y los recibo de mis estudiantes al final de una sesión. Me he dado cuenta que ese amor, es un medicamento milagroso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here