Empieza A Comer Estos 7 Alimentos En El Momento En Que Tú O Alguien Que Conoces Ha Sido Diagnosticado De Cáncer

El cáncer es una enfermedad temible. Muchos de nosotros hemos sido afectados por esta condición de cerca o distantemente. Las repercusiones del cáncer han afectado las vidas de millones de personas. Para aquellos que están en riesgo o ya han sido diagnosticados, hay un sentimiento de desesperanza.

¿Qué puedo hacer respecto a esto? ¿Cómo puedo protegerme?

La respuesta es más simple de lo que piensas. A medida que la ciencia se desarrolla en esta área, los investigadores han descubierto siete alimentos con la capacidad de inhibir el cáncer naturalmente.

 

¿Qué es el cáncer?

Una etapa decisiva en el cáncer es la angiogénesis, la cual es el proceso de crear nuevas células sanguíneas. Este proceso es controlado por señales químicas en el cuerpo. Las señales impulsan la reparación de los vasos sanguíneos dañados y la producción de nuevos vasos sanguíneos. Las señales químicas que detienen este proceso son denominadas inhibidores de la angiogénesis. En un cuerpo saludable, las producciones y los efectos inhibidores de estas dos señalizaciones químicas están equilibradas, provocando que los vasos sanguíneos se formen solo cuando son necesarios.

Los tumores necesitan un suministro de sangre para crecer y desarrollarse, entonces esto estimula la señal para la angiogénesis. Esta producción de vasos sanguíneos alimenta el tumor con los nutrientes y oxígenos que necesita para hacer metástasis, propagándose a través del cuerpo.

 

¿Por qué ayudarían estos alimentos?

Los siguientes siete alimentos son inhibidores naturales de la angiogénesis, llamados agentes antiangiogénicos. Ellos interfieren en el proceso de la metástasis, bloqueando la formación de nuevos vasos sanguíneos que están respaldando al tumor, matándolo de hambre. Los científicos afirman que esto puedo prevenir, enlentecer o incluso detener al cáncer.

 

Los 7 alimentos antiangiogénicos

 

Té verde

Las catequinas (componentes polifenólicos) presentes en este té poseen propiedades antiangiogénicas y quimiopreventivas, además de ser potentes antioxidantes. Los estudios han demostrado que beber de 2-3 tazas de té verde al día inhibe las señales que estimulan la angiogénesis en un 70% y reducen la invasión de las células tumorales en un 50%.

 

Suplementos de resveratrol

El resveratrol es una fitoalexina natural (la cual es utilizada por las plantas para inhibir a los parásitos) y un polifenol (el cual actúa como un antioxidante). Así pues, el resveratrol inhibe la angiogénesis. Consulta a tu farmacéutico cuando compres estos suplementos para asegurarte de que la dosis es la indicada para tu altura y peso para obtener toda su potencia.

 

Tomates

El licopeno es un pigmento natural de los tomates que les confiere su color rojo brillante. También es un inhibidor de la angiogénesis. En un estudio que incluyó a 51,000 hombres se halló que había un 23% de reducción del riesgo de cáncer en aquellos que consumieron dos porciones de salsa de tomate a la semana.

 

Cúrcuma

La cúrcuma posee propiedades quimiopreventivas y antiangiogénicas, e inhibe la carcinogénesis en estómago, hígado, piel e intestinos. En una investigación, los sujetos que consumieron 4 g/día de cúrcuma tuvieron una reducción del 40% en el número de marcadores de premalignidad en cáncer.

 

Arándanos

Un estudio realizado en la Universidad Rutgers demostró que 1 ½ tazas de arándanos por día puede disminuir la tasa de lesiones precancerosas en un 57%. Esto es debido al antioxidante presente en estas milagrosas bayas, llamado pteroestilbeno.

 

Curry

Se ha descubierto que las moléculas en el curry matan células en el cáncer de esófago e intestino. Ellas atacan las células cancerígenas dentro de las 24 horas posteriores al consumo de curry. Los científicos están estudiando a esta especia más en profundidad como una cura potencial para el cáncer. Sería beneficioso para ti incorporar este alimento en tu cocina o considerar tomarlo como un suplemento.

 

Cacao crudo

Los flavanoles presentes en los granos de cacao son antioxidantes que reducen el daño causado a las células. El cáncer se desarrolla de dichas células dañadas. El cacao está repleto de antioxidantes flavonoles, proantocianidinas y polifenoles, los cuales ayudan a retardar el crecimiento de las células cancerígenas. Añádelo a batidos o a productos panificados saludables para disfrutar de un postre que combate el cáncer.

 

Incluye estos alimentos en una dieta saludable y equilibrada para combatir el cáncer. Puedes prepararlos de la manera en que más los disfrutes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here