,

Cualquiera Que Esté Considerando Tomar Antidepresivos Debería Considerar Primero Estos 6 Suplementos Naturales

Todos estamos expuestos a padecer algún tipo de ansiedad o de depresión a lo largo de nuestras vidas. Algunos podrán atravesar esas etapas sin problemas, pero desgraciadamente, algunas personas las harán parte de su vida de forma permanente y tomarán antidepresivos.

Pero en algún punto, lo seguro es que todos nosotros experimentaremos estos estados de ánimo mentales.  Alguna persona cercana a ti también podría estar experimentando depresión o ansiedad justo ahora.

Pero sólo por el hecho de que somos vulnerables a deprimirnos, no significa que debamos de vivir de esa manera cada día.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2016 se estimó que cerca de un 10% de la población del mundo, o sea,  615 millones de personas, sufren de ansiedad clínica y depresión.  Ahora, 10% no suena mucho,  sin embargo esto es más que la población entera del Reino Unido y Canadá combinadas.

Perder a algún familiar cercano,  ser despedido del trabajo o atravesar por una ruptura amorosa son sólo algunos de los escenarios  comunes de vida que pueden detonar emociones de tristeza, soledad, negatividad, ansiedad y desesperación.  Experimentar un evento de vida como este, puede llevarte a un estado emocional que se percibe como devastador.  Y para algunos, puede llegar a tomar incluso años sobreponerse a el.

Algunas personas, sin embargo, experimentan estas emociones en días comunes y corrientes. Parece no existir una razón aparente. Sentirse insatisfecho con el trabajo. Sentirse solo. Querer permanecer todo el día en la cama. Tener pensamientos frecuentes e irracionales de miedo y dolor, pueden ser signos de depresión cotidiana. Los sentimientos depresivos  tienden a ser muy debilitantes.

Y con mucha frecuencia las personas que los padecen se aíslan a sí mismas del mundo y de los demás.

Aunque la depresión se considera un estado de falta de energía y motivación, y la ansiedad es considerada un estado de energía mal canalizada, ambas tienden a estar vinculadas. La ansiedad y la depresión son amigas inseparables, y es común que una persona ansiosa experimente depresión y viceversa. De hecho, casi la mitad de las personas diagnosticadas con depresión, también son diagnosticadas con un desorden de ansiedad concomitante.

Ahora, una visita a tu médico o psiquiatra a raíz de un trastorno de ansiedad o depresión, probablemente te dé como resultado una receta para una o varias drogas médicas. Los re-captadores selectivos de serotonina son llamados, comúnmente, antidepresivos. Y se utilizan para tratar tanto ansiedad como depresión.

De los más famosos a nivel comercial son el Prozac y Celaxa.

El mercado global de antidepresivos tiene una prospección de crecimiento económico de aproximadamente trece billones de dólares para el año 2021. Eso hace este artículo mucho más relevante. ¿Realmente la industria de los antidepresivos está haciéndole un bien a las personas? ¿Son los antidepresivos la respuesta para todas las personas con este padecimiento?

En el año 2010, un estudio de la Asociación Americana de Medicina, encontró que en muchos casos, personas diagnosticadas con ansiedad o depresión moderadas, no obtenían un mejor efecto de los antidepresivos que de los efectos placebo.  Esto de hecho es bastante aterrador, considerando que millones de personas están tomando drogas que realmente no necesitan.

Y que claramente no les están ayudando.

Si las drogas no son verdaderamente de ayuda, podrías sentir que estás condenado a vivir con depresión de por vida, sin mencionar los efectos que todos estos medicamentos podrían estar teniendo en tu cuerpo. Pero no es así.

La respuesta para muchos casos de ansiedad y depresión moderada, no es una prescripción médica con medicamentos de dudosa utilidad. Mismos que no van lograr que el mundo parezca soleado y feliz de nuevo. Es necesario explorar a fondo las causas y descubrir lo que verdaderamente está sucediendo.  Aunque es muy difícil leer entre las líneas de la depresión y la ansiedad, existen muchas alternativas con las cuales puedes apoyarte física, mental y espiritualmente.

Hay un momento y un lugar para la medicina moderna.  En casos extremos de estos padecimientos, por ejemplo. No estamos negando su utilidad ni su necesidad. En ciertos casos pueden llegar a salvar vidas.  Sin embargo, muchas veces, cuestionar un diagnóstico reduccionista es buena idea. Sobre todo si es un diagnóstico que apareció después de una consulta superficial. Y parece más enfocado en mantener a paciente invirtiendo en medicamentos y en consultas especializadas.

6 suplementos para luchar contra la depresión

 

Si estás buscando la verdadera causa de tus síntomas depresivos y de ansiedad para volver a tomar las riendas de tu vida y de tus emociones, las siguientes son algunas estrategias prometedoras. Han demostrado ser ampliamente efectivas en muchísimos casos y el tuyo no tiene porque ser la excepción.

1.- PROBIÓTICOS

Si aún no estás consumiendo probióticos, verdaderamente en este punto podrían ser los suplementos más importantes que necesitas. Un probiótico no sólo te ayudará a mantener saludables tu digestión y tu estómago.  También juegan un papel importante en la manera en la que absorbes los nutrientes de los alimentos. Recuerda que no eres sólo lo que comes; eres lo que digieres.

Tu estómago también es considerado como tu “segundo cerebro”. Aunque no es la base de pensamientos o de decisiones conscientes, contiene más de cien millones de neuronas que te permiten “sentir” el universo de tu tracto digestivo.

Tu estómago está equipado con sus propios reflejos y sentidos que desintegran la comida, absorben nutrientes y expulsan los desechos. Todo esto requiere un complejo proceso químico. Movimientos intestinales y contracciones rítmicas de los músculos para ponerlo todo en su lugar.

Tu segundo cerebro controla todos estos procesos de manera independiente. ¿No es asombroso?

Regresando al tema. 90% de tu serotonina de hecho se produce en e sistema digestivo. No en el cerebro.  Haciendo que una flora intestinal sana se vuelva un jugador clave de tus sentimientos, la habilidad para lidiar con el estrés y tu salud general van a incrementarse sensiblemente. Cada vez más estudios están comenzando a demostrar el impacto positivo que pueden tener los probióticos en la depresión.

Tenemos cientos de tipos de bacterias en nuestro sistema digestivo, y cada uno de nosotros cuenta con una combinación particular. Encontrar el probiótico perfecto para ti puede ser un proceso de prueba y error.  Pero no dejes de intentarlo. Tendrás buenos resultados.

2.- OMEGA 3 DE PESCADO

Rico en ácidos grasos esenciales, y la fuente ideal de omega 3. El aceite de pescado ayuda l cuerpo de múltiples maneras. Es un anti inflamatorio natural y promueve los procesos cognitivos del cerebro.

Normalmente consumimos demasiados aceites omega 6, que se encuentran principalmente te en:

-Aceite vegetal

-De canola

-Aceite de maíz

-De soya

-Aceite de semilla de girasol

El omega 6 también se encuentra de manera natural en las nueces, semillas y granos. Lo que hace bastante fácil que excedas el consumo recomendado del mismo. Sin embargo, consumir suficiente omega 3 es esencial para que el cuerpo transmita las señales nerviosas e manera adecuada.  De otra manera, pueden aparecer la ansiedad o la depresión Es ideal consumir alimentos ricos en omega 3 como el salmón.

Como el cuerpo no puede producir por sí mismo omega 3, es una buena opción considerar ingerir suplementos que lo contengan.

3.- L-TEANINA

Este aminoácido único se puede encontrar principalmente en el té verde. Los estudios demuestran que la teanina promueve la calma y la relajación, sin aletargamiento. Es beneficiosa para aquellos que padecen de estrés o ansiedad,  y tienen dificultades para relajarse, concentrarse y dormir.

La teanina se absorbe en un lapso de treinta a cuarenta minutos y trabaja creando una sensación “zen” que ayuda a la concentración.  Aumenta los niveles de la dopamina y la serotonina en el cerebro.  También balancea el estado de ánimo y los ciclos de sueño.  La teanina actúa inhibiendo algunas de las acciones de la norepinefrina en el sistema nervioso. Por tanto, es muy recomendable que incrementes tu consumo de té verde.

4.- VITAMINA B12

Tu cuerpo tal vez tenga suficientes reservas de vitamina b12. Y la mejor manera de averiguarlo es a través de una sencilla prueba de sangre.  Si tus niveles son adecuados no te preocupes. Pero si tu médico encuentra que son insuficientes, esto puede estar contribuyendo a que te encuentres desanimado, disperso y falto de energía. Entre otros síntomas. La vitamina B12 se encuentra principalmente en productos de origen animal. Y también se produce un poco en los procesos de fermentación. Las plantas, sin embargo, no contienen vitamina B12.

Lo mejor es que revises con tu médico qué suplemento podría ser el mejor para ti. Incluso, puedes requerir un pequeño cambio en la alimentación. A vitamina B12 también se consigue en presentación inyectable y puede ayudarte a tener más energía.

5.- VITAMINA D

Esta vitamina también funciona como una hormona.  Y juega muchos papeles críticos en el cuerpo. Es conocida por su responsabilidad en la salud del sistema inmunológico y óseo.  Pero la vitamina D también ayuda a la función de neurotransmisores y a tener un buen stado de ánimo.

Determina con tu médico, a través del mismo examen de sangre, si tus niveles de vitamina D son los adecuados.  Si no, sólo necesita tomar un par de baños de sol y aumentar el consumo de alimentos reforzados con vitamina D.

6.- TRIPTÓFANO  (5 HTP)

Tu cuerpo genera  5 HTP del aminoácido triptófano. Se encuentra naturalmente en nueces, semillas y productos de origen animal,  por nombrar algunos. Aunque el triptófano se encuentra ampliamente disponible en los alimentos, también puedes  encontrarlo en suplementos.  Sin embargo, es mejor conseguir suplementos de 5 HTP, ya que su efecto es mucho más inmediato y pueden atravesar directamente la barrera de los vasos sanguíneos del cerebro. Este suplemento tiende a prescribirse en casos de ansiedad, depresión y ataques de pánico.

Como puedes ver, la mejor manera de lidiar con la depresión es hacer cambios saludables en el estilo de vida y la alimentación. No olvides complementarlos con algo de ejercicio.

¡Comparte esta valiosa información con todos tus conocidos!

MIRA ESTOS ENLACES:

8 Señales Con Las Manos Que Los Maestros De Yoga Usan Para Deshacerse De Las Migrañas, La Ansiedad Y La Depresión

10 Deficiencias Nutricionales Que Causan Depresión Y Trastornos Emocionales

Esta Mujer Inspira A Las Personas Con Depresión Através Del Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 Ejercicios Para Perder Tus Llantitas

Qué Hacer y Qué No Hacer Para Mejorar Tu Técnica Para Caminar