Como Los Carros Del Futuro De Auto-Conducción Cambiarán Las Ciudades Para Bien?

La ciudad del mañana será verde y y todos los autos automatizados y eléctricos

Hace no más de veinte años, una misteriosa tecnología llamada “internet” comenzó a aparecer en las ciudades alrededor del mundo, conectando a las personas de una manera que nunca antes se había pensado. Ahora, esa misma tecnología apunta directamente a nuestros autos.

Este parte aguas provocó un giro fundamental en la manera en que las sociedades están estructuradas.

Apenas diez años atrás, los teléfonos inteligentes se convirtieron en un asunto cotidiano. Un solo teléfono inteligente, que cabía en el bolsillo de cualquiera, tenía más poder de análisis de datos del que tenían las computadoras con las cuales la NASA mandaron al hombre a la luna por primera vez. Lo cual, por cierto… no deja de asombrarnos hasta lo indecible.

Hoy en día, mandar correos electrónicos, mensajes de texto e intercambiar información en la red en general, son modos estándar de comunicación. Los datos se procesan en milisegundos gracias a los cómputos de algoritmos de alta velocidad. Con un par de toques a la pantalla de un teléfono móvil, puedes pedir tu almuerzo. Ordenar algo en línea y tenerlo en la puerta de tu hogar el mismo día. Contratar cualquier servicio a domicilio que necesites en ese momento.

Se estima que la capacidad de procesamiento de las computadoras se duplica cada dos años. Lo que significa que los alcances tecnológicos de los que somos capaces están creciendo a un ritmo exponencial.  También significa que probablemente no podemos ni siquiera imaginarnos la magnitud de lo que está por venir.

Ahora estamos más interconectados que nunca. Así que sólo imagina lo que otros veinte, otros cincuenta u otros cien años van a traer con ellos.

Las mentes más progresistas de la humanidad están enfocadas justamente en eso hoy en día.  La iniciativa de “La ciudad del mañana”, presentada por la empresa automovilística Ford, pretende abarcar los retos que las ciudades modernas enfrentan. La idea es utilizar la eficiencia de las redes y su gran potencial de conectividad para ponerlas al servicio del desarrollo de una ciudad viable.

Las ciudades enfrentan graves problemas de tránsito, un alto grado de contaminación en el aire y mucha de la infraestructura de las mismas está quedando obsoleta rápidamente.  La visión de Ford es ayudar a mejorar la vida de las personas en la ciudad, cambiando el paradigma de cómo nos desplazamos en ella.

“Este es un tema que va mucho más allá de los embotellamientos. Es uno que representa la oportunidad de hacer un cambio masivo en la humanidad. Uno que afecta nuestro bienestar y acceso a los servicios médicos, agua potable, comida, un lugar seguro para vivir… incluso nuestra posibilidad de encontrar empleos.” Dice Billy Ford, ejecutivo en jefe de la Compañía de motores Ford.

“Enfrentando el reto de la movilidad, tenemos la oportunidad de crear un mundo mejor para futuras generaciones”

En un plazo no muy lejano, la Ciudad del mañana comenzará a construir la infraestructura fundamental para una logística de transporte a gran escala y completamente integrada con los sistemas operativos.

Las ciudades continuaran ampliando el discurso de las fuentes alternativas de energía, como la luz solar o el viento. La movilidad cambiará con la introducción gradual de los vehículos con piloto automático y el aumento continuado de automóviles eléctricos.  En los siguientes cinco años, veinte millones de automóviles con módems incluidos saldrán al mercado. Permitiendo que las operaciones de los sistemas de transporte se conecten al mismo tiempo que se van desarrollando más y más. Así mismo, esto permitirá que se tenga un gran aumento en las posibilidades para gestionar el tráfico adecuadamente.

Mientras la infraestructura crezca, veremos la aparición de cargadores inalámbricos para carros eléctricos, entre otras muchas maravillas. Las oportunidades de contratar y compartir transporte seguirán creciendo hasta convertirse en un medio preferido de transporte.

Esto permitirá un ahorro considerable de recursos. Y optimizará la forma en la que las personas se desplazan en base a sus necesidades.

A largo plazo, la conectividad se expandirá y más y más vehículos se conectarán a un sistema operativo central de transporte. Esto hará que la ciudad del mañana sea increíblemente adaptable. Con más opciones para la movilidad que nunca. Una gran concentración de vehículos eléctricos autónomos reducirá las emisiones. Eliminará los problemas de tráfico y llevará los accidentes automovilísticos a un número cercano a cero. Menos demanda de lugares de estacionamiento, posibilitará que las áreas verdes tengan más lugar.  También se contempla que aparezcan drones que puedan entregar medicamentos de emergencia o controlen daños en caso de desastres naturales.

Los gobernadores de las ciudades tendrán acceso a una gran cantidad de datos sobre todos los aspectos del ecosistema de transportación. Incluidos vehículos, bicicletas, drones,  semáforos, parquímetros e infraestructura de carga. Esto permitirá avances de ciencia ficción como rutas dinámicas en las cuales los vehículos puedan esquivar obstáculos y tomar el camino más rápido y seguro.

Mientras las nuevas tecnologías emergen, la visión de Ford es integrarlas en un sistema de movilidad total multimodal. Colaborar con los gobiernos de las ciudades y otras organizaciones para hacer de la ciudad del mañana una posibilidad de eficiencia y conectividad viable.

Este es el futuro de las ciudades para todos.

¡Comparte esta genial idea con todos tus amigos!

MIRA ESTOS ENLACES:

Por Lo Que Cuesta Un iPhone, Podrías Conseguir Energía De Por Vida Para Tu Hogar

Noruega Se Convierte En El Primer País Para Detener La Tala Indiscriminada De Árboles

as 10 Peores Compañías De Comida Que Te Están Envenenando A Diario Y Te Mienten Al Respecto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here