Ciencia: Aquellos Que Comen Mantequilla Proveniente De Vacas Alimentadas Con Pasto Tienen Menos Ataques Al Corazón

mantequilla

 

La mantequilla es una de las grasas más saludables en el planeta. No es sólo un gran pedazo de grasa de color amarillo, hay muchos nutrientes en ella, de los cuales alguno podría tener potentes efectos biológicos.

Sin embargo, esto depende mucho del tipo de mantequilla y la cantidad de dichos nutrientes puede variar bastante dependiendo el tipo de alimento que reciba la vaca.

La mantequilla proveniente de vacas alimentadas con pasto es una fuente de nutrientes sanos para el corazón

comer-mante

La mantequilla es básicamente manteca de leche, también conocida simplemente como grasa láctea.

La grasa láctea es altamente compleja. Contiene unos 400 ácidos grasos distintos y una cantidad decente de vitaminas solubles en grasa (1)

Los ácidos grasos son más que una fuente de energía, algunos de ellos tienen una potente actividad biológica.

Al parecer, mucho de los ácidos grasos en la mantequilla pueden afectar nuestra fisionomía y bioquímica de cierta manera, lo que conlleva a grandes beneficios en materia de salud.

Esto incluye el ácido graso CLA (ácido linoleico conjugado), el cual es popular como suplemento en la ayuda de la pérdida de grasas y estudios demuestran que puede tener efectos poderosos en la salud 

La mantequilla de vacas alimentadas con pasto contiene 5 veces más CLA que la mantequilla de vacas alimentadas con granos. (2)

La mantequilla de vacas alimentadas con pasto también tienen un mayor contenido de ácidos grasos Omega-3  y vitamina K2, cuando se compara con la mantequilla de vacas alimentadas con granos. (3)

Como puedes ver, la mantequilla de vacas alimentadas con pasto es una elección mucho más saludable y nutritiva.

La mantequilla contiene grasas saturadas pero, ¿a quién le importa?

La mantequilla era considerada poco saludable porque contiene grasas saturadas.

Sin embargo, este no es un argumento válido en contra de la mantequilla, ya que el mito de las grasas saturadas ha sido desacreditado en años recientes.

Dos grandes reseñas de estudios fueron publicadas recientemente, uno en 2010 y la otra en el 2014. Ambas incluían cientos de miles de personas. (4)(5)

Estos estudios demostraban claramente que no existe relación entre el consumo de grasas saturadas y las enfermedades del corazón

Estudios demuestran que las personas que se alimentan con mantequilla de vacas alimentadas con pasto tienen un menor riesgo de enfermedades del corazón.

En países donde las vacas son alimentadas principalmente con pasto, las personas que comen más mantequilla parecen tener una drástica reducción en el riesgo de enfermedades del corazón. La relación entre el consumo de productos lácteos ricos en grasas y las enfermedades del corazón dependen del país en donde se realice dicho estudio.

Un estudio impresionante sobre esto fue publicado en el Diario Americano de Nutrición Clínica en el año 2010

Smith LA, et al. ácido linoleico conjugado en el tejido adiposo y el riesgo de infacto miocardial. Diario Americano de Nutrición Clínica.

Este estudio reviso los niveles de CLA en los tejidos grasos de 1813 pacientes de ataques al corazón no letales y los comparó con 1813 sujetos similares que no habían sufrido ataques al corazón.

Los niveles de este ácido graso son un margen confiable para el consumo diario de productos lácteos grasos, y este estudio fue hecho en Costa Rica, donde las vacas son alimentadas con pasto.

Dividieron a los sujetos en 5 grupos, del más bajo al más alto, dependiendo de los niveles de CLA. Los resultados fueron bastante destacables:

Como puedes ver, mientras más productos lácteos grasos (como la mantequilla) consumían las personas, menor era el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

De hecho, las personan que consumían más eran 49% menos propensas a experimentar un ataque al corazón, comparado con aquellas que consumían menos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este estudio eran de casos controlados, un estudio de tipo observacional. Estos estudios no puede probar una correlación entre ambas cosas.

Este estudio demuestra que las personas que consumían más lácteos de vacas alimentadas con pasto tenían un menor riesgo de enfermedades del corazón, pero no puede probar que los productos lácteos grasos causaron dicha reducción en el riesgo.

Pero, por lo menos, este estudio es una buena reafirmación que la mantequilla no es el demonio que todos querían que fuera.

Muchos otros estudios han arrojado resultados similares

Este no es ni remotamente el único estudio sobre este caso.

Otro estudio en Australia demostró que las personas que consumían más productos lácteos grasos tenía un 69% menos riesgo de enfermedades del corazón que aquellos que consumían menos. (6)

Otros estudios en países europeos, donde las vacas son usualmente alimentadas con pasto, han mostrado que los productos lácteos grasos están vinculados a la reducción de ataques al corazón y embolias. (7)

La mantequilla de vacas alimentadas con pasto es súper saludable.

A pesar de haber sido demonizada en el pasado, la  realidad es que la mantequilla de vacas alimentadas con pasto es una de las grasas más saludables en el planeta. Punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here