Qué Comer Durante El Embarazo Para Un Bebé Inteligente

Una dieta sana y balanceada durante el embarazo, que incluya alimentos variados es vital para aumentar la cantidad de sustancia gris de tu bebé en crecimiento. Sin embargo, ciertos alimentos que realmente se destacan como super estrellas nutricionales incluyen – huevos, frutos secos, semillas de lino, nueces, frijoles, legumbres, granos enteros, carne roja magra, verduras de hoja como la col rizada, espinacas y pescados como el atún y el salmón.

Una dieta nutritiva balanceada juega un papel importante en mantenerte sano. Pero es especialmente importante cuando estás embarazada porque tu bebé depende de ti para obtener nutrientes vitales para su crecimiento y desarrollo. Y el cerebro de tu bebé está en rápido crecimiento y puede ser vulnerable a cualquier deficiencia de nutrientes, especialmente, entre las 24 y 42 semanas de gestación donde ocurre el desarrollo rápido del cerebro. Así que echemos un vistazo a cómo su dieta puede influir en la inteligencia de tu bebé.

Una Dieta Balanceada Saludable Para Un Bebé Inteligente

Una dieta sana y balanceada durante el embarazo es importante para el desarrollo mental y físico de tu bebé. Generalmente, necesitas alrededor de 300 calorías adicionales al día cuando estás embarazada. Y también debes asegurarte de incluir una variedad de grupos de alimentos como granos y panes, frutas y verduras, proteínas y productos lácteos en tu dieta.

  • Las frutas y verduras contienen muchos nutrientes importantes como la vitamina C (presente en las toronjas, naranjas, coles de Bruselas, y tomates) y ácido fólico (que se encuentra en vegetales de hojas verdes como la espinaca). Idealmente, debes consumir alrededor de dos a cuatro porciones de fruta y por lo menos cuatro porciones de verduras diarias.
  • Los panes y los granos tienen hidratos de carbono que son generalmente la fuente principal de energía para tu cuerpo. También pueden contener vitaminas y fibras muy necesarias. Es posible que tengas que consumir entre seis a once porciones de panes o granos al día.
  • Tu bebé en crecimiento necesita muchas proteínas, particularmente durante el tercer y segundo trimestre. Asegúrate de obtener por lo menos tres porciones diarias. La carne, los huevos y los frijoles son buenas fuentes de proteína.
  • Productos lácteos como la leche y el yogur son grandes fuentes de calcio, que es esencial para tu bebé en desarrollo. Por lo tanto, toma por lo menos cuatro porciones de productos lácteos todos los días.

Consume Nutrientes Para Fortalecer El Cerebro de Tu Bebé

Algunos nutrientes son particularmente importantes para el desarrollo del cerebro de tu bebé. Vamos a echarle un vistazo a estos:

1. Colina

Según estudios, la ingesta dietética de colina por la madre embarazada y por el bebé puede afectar directamente el desarrollo del cerebro. Los estudios en animales han encontrado que la suplementación perinatal con colina mejora las funciones de aprendizaje y la memoria en los roedores. Y estos beneficios perduran a lo largo de sus vidas. Los huevos son una gran fuente de colina; Otras fuentes incluyen leche, germen de trigo, coliflor, pollo y cerdo.

2. Hierro

El hierro es otro nutriente que es importante para el cerebro de tu bebé. Un estudio que examinó a 278 niños encontró que el mal estado de hierro en el útero se asoció con puntuaciones más bajas en el coeficiente intelectual a gran escala, habilidades motoras finas y gruesas, y capacidad de lenguaje y atención a los cinco años de edad.

Los frijoles secos, las frutas secas (por ejemplo, pasas, ciruelas pasas y albaricoques), carne roja magra (por ejemplo, carne de res) y verduras en hojas como la espinaca y la col rizada son buenas fuentes de hierro. Además, los alimentos que contienen vitamina C (por ejemplo, tomates, fresas y papas) ayudarán a tu cuerpo a absorber mejor el hierro, así que asegúrate de incluirlos en tu dieta también.

3. Ácidos Grasos Omega 3

Los ácidos grasos omega-3 son componentes vitales para el cerebro y la retina de tu bebé. Y eso no es todo, pueden tener un papel en la prevención de la depresión perinatal también. Ahora, tu cuerpo no crea estos ácidos grasos esenciales por lo que necesitas obtenerlos a través de tu dieta. Los pescados grasos como el atún y el salmón son fuentes realmente buenas de omega-3s. Pero ten en cuenta que a veces los peces pueden contener sustancias tóxicas como el mercurio que puede ser perjudicial para tu bebé. De hecho, es mejor evitar comer tiburón, pez espada, caballa gigante y lofolátilo durante el embarazo ya que son son conocidos por tener altos niveles de mercurio. También puede incorporar omega-3 en tu dieta con semillas de chia, nueces, soja, tofu, semillas de linaza molida, aceite de linaza y aceite de canola.

4. Proteinas

No consumir suficiente proteína también puede afectar el desarrollo neurológico del cerebro de tu bebé adversamente e incluso puede conducir a discapacidades de aprendizaje. Así que asegúrate de no olvidar de consumir proteínas durante tu embarazo. Puedes obtener proteínas de aves de corral, productos lácteos bajos en grasa y la carne. Las legumbres, frijoles, soja, semillas y frutos secos (por ejemplo, almendras, cacahuetes y avellanas) y granos como la quinoa también contienen proteínas.

5. Zinc

Los investigadores que estudian los efectos del zinc en el desarrollo del cerebro han encontrado algunas indicaciones de que la falta de ella podría tener efectos adversos en la función cerebral de tu bebé. La carne de vaca, de cordero, de cerdo, las nueces, legumbres y granos enteros son buenas fuentes de zinc.

Si bien es importante incluir alimentos que contienen estos nutrientes como parte de una dieta sana y equilibrada, no es una buena idea tomar suplementos sin consultar un médico. El exceso de nutrientes como el hierro puede ser contraproducente y conducir a un desarrollo anormal del cerebro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here