40 Formas De Dejar Ir Y Sentir Menos Dolor

 “Si dejas ir un poco, tendrás un poco de paz. Si dejar ir mucho, tendrás sentimientos de mucha paz”. Ajahn Chah

Hay quienes opinan que somos capaces de crear y mantener problemas y sentimientos negativos sólo porque nos dan una sensación de identidad. Quizá eso explica por qué constantemente nos aferramos al dolor más allá de su habilidad de servirnos.

Recreamos nuestros errores del pasado una y otra vez en nuestra cabeza, permitiendo que los sentimientos de vergüenza y arrepentimiento regresen y le den forma a nuestras acciones del presente. Nos llenamos de preocupación y frustración por el futuro, como si la acción de obsesionarnos con algo nos diera algún control.  Mantenemos el estrés en nuestros cuerpos y mentes. Lo que puede generar situaciones de salud potencialmente peligrosas. Y además aceptamos este estado de tensión como normal.

Pero la realidad es que nunca existirá un momento en que la vida sea simple. Siempre estamos a tiempo de aceptar eso. Cada momento es una oportunidad de dejar ir y de sentir paz. Y aquí hay algunas maneras de empezar:

Deja ir las frustraciones que tienes sobre ti mismo

1. Aprende una nueva habilidad en lugar de lamentarte por las habilidades que no tienes.

 

2. Cambia tu percepción de las cosas. Aprende a ver los problemas como oportunidades.

 

3. Llora si lo necesitas. De acuerdo a los expertos, llorar puede ayudar a disminuir los sentimientos negativos y a deshacerlos de químicos dañinos que le generan estrés al cuerpo.

 

4. Canaliza tu descontento en alguna acción positiva inmediata. Haz algunas llamadas a seres queridos, busca una nueva oportunidad de empleo, o busca algún sitio en el que tu ayuda sea necesaria.

 

5. Medita o haz yoga para concentrarte en el momento presente. En lugar de estar sumergido en el pasado o preocupado en el futuro.

 

6. Enlista tus logros, incluso lo más pequeños. Tendrás que dejar ir algo de descontento para hacer lugar a la satisfacción contigo mismo.

 

7. Visualiza una caja en tu cabeza con la etiqueta de “expectativas”. Siempre que comiences a pensar cómo deberían haber sido las cosas, mentalmente manda tus pensamientos a esa caja.

 

8. Actívate con algo de ejercicio. La actividad física disminuye las hormonas del estrés y aumenta las endorfinas. Químicos que mejoran tu estado mental.

 

9. Concentra toda tu energía en algo sobre lo que tengas control real, en lugar de obsesionarte con las cosas que no puedes controlar.

 

10. Expresa tus sentimientos de una manera creativa. Como pintar o crear un blog. Agrega esto a tu lista de cosas por hacer y táchalas una vez que las logres. Esto será un recordatorio visual de que has elegido activamente dejar ir esos sentimientos.

 

Deja ir el enojo y la amargura

 

11. Siéntelo completamente. Si escondes o minimizas tus sentimientos, de algún modo saldrán y terminarán afectando a todos los que te rodean. No sólo a la persona que desató tu ira. Antes de que puedas dejar ir cualquier emoción, tienes que atreverte a sentirla de verdad.

 

12. Date tiempo antes de actuar. Deja que pase un día antes de confrontar a la persona o situación que te molesta. Esto despejará el sentimiento de hostilidad y te dará tiempo de planear una confrontación raciona.

 

13. Recuérdate a ti mismo que la ira te lastima más a ti que a la persona que te hizo enojar. Visualiza que dejarla ir es un acto de amabilidad hacia ti mismo.

 

14. Expresa tu ira directamente a la persona que te ha ofendido, si es posible. Comunicar cómo te sientes te ayudará a superarlo. Ten en mente que realmente no puedes controlar la manera en la que la otra persona reaccionará. Sólo puedes controlar qué tan amable y claramente te expresas.

 

15. Responsabilízate. Muchas veces, cuando estamos enojados, nos concentramos en lo que alguien más hizo mal. Eso sólo te quita el poder que tienes sobre la situación. Cuando te concentras en lo que pudiste haber hecho mejor, al menos sabes que la próxima vez todo irá mejor.

 

16. Ponte en los zapatos de la persona que te ofendió. Todos cometemos errores. Y la mayoría de las veces nosotros mismos podemos resbalar así como lo hicieron las personas a nuestro alrededor. La compasión es una gran manera de disolver el enojo.

 

17. Arrójalo lejos, de manera metafórica. Por ejemplo, sal a un descampado con una mochila llena de pelotas de tenis. Arrójalas una por una, pensando que cada una de ellas es parte de tu enojo.

 

18. Ayúdate de una pelota para el estrés. Expresa tu enojo física y verbalmente cuando la utilices. Haz muecas si lo necesitas. Puede que te sientas tonto, pero esto te permite expresar lo que verdaderamente estás sintiendo.

 

19. Lleva una cinta elástica en tu muñeca, y estírala con gentileza cada que comiences a notar pensamientos obsesivos. Esto ayuda a entrenar a tu mente para que asocie ese tipo de negatividad persistente con algo físicamente incómodo.

 

20. Recuerda que estas son tus tres opciones: alejarte de la situación, cambiarla o aceptarla. Estos actos conllevan al cambio y la felicidad. Aferrarse a la amargura nunca lo hace.

 

Deja ir relaciones del pasado

 

21. Identifica lo que la experiencia te enseñó, para que puedas desarrollar un sentido de cierre.

 

22. Escribe todo lo que quieras expresarle a esa persona en una carta. Incluso aunque decidas no enviarla. Esto ayudará a clarificar tus sentimientos y a que dejes en el pasado los que ya no te sirven.

 

23. Recuerda tanto lo malo como lo bueno. Incluso aunque lo parezca, el pasado no fue ni perfecto, ni completamente malo. Aceptar esto disminuirá tu sensación de pérdida. Es más fácil dejar ir un ser humano real, que un héroe ficticio.

 

24. Racionaliza la manera en la que ves al amor. Claro que vas a sentirte devastado si sientes que has perdido a tu alma gemela. Pero si comprendes que puedes encontrar un amor igual o mejor en el futuro, te sentirás mucho más esperanzado

 

25. Visualiza una versión de ti mismo que sea feliz solo. O la persona que eras antes de conocer a tu ex pareja. Esa persona era bastante genial, y ahora tienes la posibilidad de volver a serlo.

 

26. Crea un espacio que refleje realmente tu presente. Quita las fotos, borra los correos y mensajes que has guardado de tu ex pareja.

 

27. Recompénsate por pequeños actos de aceptación. Hazte un facial después de borrar ese número de teléfono, o sal con tus amigos luego de poner todos los recuerdos en una caja.

 

28. Cuelga esta sentencia donde siempre puedas verla: “Amarme a mí mismo, significa dejar ir”

 

29. Reemplaza tus pensamientos emocionales con hechos. Cuando pienses “nunca me sentiré amado de nuevo”, no te resistas a esa sensación. En lugar de eso, pasa a otro pensamiento como “aprendí una nueva canción de karaoke hoy”

 

30. Usa la técnica de la voz tonta. Algunos expertos aseguran que cambiar la voz negativa en tu cabeza por una voz ridícula o de caricatura, ayuda a darse cuenta de lo irracionales que pueden ser esos pensamientos.

 

Deja ir el estrés

 

31. Usa alguna técnica de respiración profunda para relajarte y concentrarte en el momento presente.

 

32. Intégrate en alguna actividad grupal. Disfrutar de la compañía de los demás puede ayudar a poner tus problemas en perspectiva.

 

33. Considera que la preocupación aparenta ser necesaria, pero realmente no sirve ningún propósito útil. Cuestionarte de qué te sirve estar estresado, puede ayudarte a dejarlo ir.

 

34. Libéralo metafóricamente. Escribe las causas de todo tu estrés y arroja el papel al fuego.

 

35. Reemplaza tus pensamientos. Date cuenta cuando comienzas a pensar en algo que te preocupa, para que puedas cambiar voluntariamente a un pensamiento más placentero. Como alguna pasión o un hobby.

 

36. Toma una ducha caliente. O entra a un sauna o a una tina. Los estudios revelan que las personas que entran en contacto con el agua caliente al menos dos veces a la semana, están menos estresadas que las personas con estilos de vida similares que no lo hacen.

 

37. Imagina tu vida diez años a partir de ahora. Entonces mira veinte años en el futuro, y luego treinta. Te darás cuenta de que muchas de las cosas que te preocupan hoy en día, realmente no son tan importantes a gran escala.

 

38. Organiza tu escritorio. Completar pequeñas tareas como esta, incrementa tu sensación de control y disminuye los niveles de estrés.

 

39. Haz dos listas. Una con las causas de lo que te genera estrés, y otra con las acciones que lo solucionarán. Cuando completes estas dos listas, visualízate a ti mismo arrojando lejos tu dosis de estrés, pues ya no la necesitas.

 

40. Ríete con fuerza. Las investigaciones demuestran que reírse libera tensión, mejora el sistema inmunológico e incluso alivia el dolor. Si no logras relajarte lo suficiente, intenta ver algún video gracioso, siempre ayuda.

 

Es una larga lista, pero aún queda mucho por decir. Todo lo que puedas agregar a ella por tu cuenta, y que te ayude a dejar ir sentimientos que ya no necesitas será útil.

¡Comparte esta  útil lista con todas las personas que amas!

MIRA ESTOS ENLACES:

12 Formas En Que Nuestro Cuerpo Nos Dice Que Estamos Demasiado Estresados

Cualquiera Que Esté Considerando Tomar Antidepresivos Debería Considerar Primero Estos 6 Suplementos Naturales

8 Señales Con Las Manos Que Los Maestros De Yoga Usan Para Deshacerse De Las Migrañas, La Ansiedad Y La Depresión

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here