in

10 Acciones Que Puedes Tomar Para Evitar El Cambio Climático

El efecto invernadero y el calentamiento global, afectan cada día más a nuestro medio ambiente. El uso indiscriminado de combustibles fósiles, como gasolina, petróleo, carbón y gas natural, eleva de forma alarmante los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre.

El cambio climático es una realidad, y debemos poner manos a la obra para ayudar a corregirlo.

Todos podemos contribuir a reducir la demanda y consumo de combustibles fósiles. Y frenar el calentamiento global mediante el uso inteligente de la energía.

Lee los efectos del cambio climático y sus consecuencias

Aquí encontrarás diez sencillas acciones que puedes poner en práctica para ayudar a cuidar del medio ambiente.

  1. Reduce, reutiliza y recicla.

Es muy importante que consideres las tres “R” cuando se trata de desechos o basura. Reduce, procura compactar tu basura antes de desecharla. De ese modo, los volúmenes de desperdicios en cada comunidad serán más manejables. Reutiliza, prefiere, siempre que te sea posible, adquirir productos que puedas reemplazar en lugar de desechar. Por ejemplo, evita comprar cada día una botella plástica con agua, puedes rellenarla en casa y así generas menor cantidad de desperdicios. Recicla, materiales como el vidrio, el aluminio, el papel y el plástico, son reciclables. No los tires a la basura. Lleva estos materiales, previamente separados a los centros de acopio de tu comunidad. Si no cuentas con alguno de estos centros cerca de casa, solicita a las autoridades locales que instalen uno. Reducir, reutilizar y reciclar, puede prevenir la emisión de 2,400 libras de dióxido de carbono, anualmente, hacia la atmósfera.

  1. Reduce el consumo de calefacción y de aire acondicionado

Instala revestimiento térmico en muros y áticos. Y aplica aislantes o calafateo de sellado alrededor de puertas y ventanas. Esto puede reducir los consumos energéticos por concepto de calefacción y aire acondicionado, hasta en un 25%. Por lo que se requerirá mucho menos energía para calentar o enfriar tu hogar.

Reduce las temperaturas muy calientes durante la noche y durante en día. Y mantén el termostato regulado a temperaturas medias. Mantener la regulación del termostato sólo dos grados más cálido en invierno y sólo dos grados más fresco durante el verano, puede ahorra alrededor de 2,000 libras de dióxido de carbono cada año.

Si tu casa está bien aislada, dos grados hacia arriba o hacia abajo en el termostato, serán suficientes para preservar una temperatura agradable y con mucho menos consumo energético.

  1. Cambio de focos

Siempre que te sea posible, cambia los focos o bombillas normales, por bombillas tipo LED. Son incluso mejores en calidad lumínica que la luz fluorescente compacta (CFL). Reemplazar una sola bombilla de luz incandescente de 60 Vatios, por un foco tipo LED, utilizado cuatro horas por día, puede representar el ahorro de catorce dólares anuales. Los focos LED también tienen una vida útil más larga que la de las bombillas incandescentes. Mucho más.

  1. Conducir menos y conducir con inteligencia

Conducir menos tu ato, significa menor nivel de emisiones contaminantes a la atmósfera. Además del ahorro en consumo de gasolina, caminar y usar la bicicleta para transportarte, son excelentes formas de hacer ejercicio. Investiga sobre las opciones que tiene para ti el transporte público de tu comunidad y evalúa el uso de tu vehículo para ir al colegio o a tu trabajo. Incluso los periodos vacacionales, son magníficas oportunidades para usar mucho menos el automóvil y contrarrestar tu huella de carbono en el medio ambiente.

Cuando conduzcas tu vehículo, debes cerciorarte de que este funcione adecuadamente. Si mantienes tu ato con los niveles correctos de afinación y cambios de aceite, harás que el motor sea más eficiente para quemar el combustible. Algo más que puedes hacer, es mantener tus neumáticos inflados según la recomendación del fabricante. Esto logrará eficientar el consumo de gasolina, lo que significará un ahorro de más del tres por ciento en tu presupuesto. Y lo mejor es que no sólo tu bolsillo se ve beneficiado, cada galón de gasolina que ahorras, mantiene 20 libras de dióxido de carbono, fuera de la atmósfera.

  1. Adquiere productos energéticos eficientes

Cuando decidas comprar un vehículo nuevo, elige uno que te ofrezca un porcentaje eficiente en cuanto al aprovechamiento de kilómetros por litro. Actualmente los electrodomésticos vienen en una amplia gama de versiones que garantizan ahorro de energía. Las bombillas LED, están diseñadas para brindar mayor luminosidad que las incandescentes o estándar, consumen más energía eléctrica e iluminan con menor intensidad.  En las comunidades o delegaciones gubernamentales, hay programas públicos que ayudan al usuario final a consumir menos energía y a hacer más eficiente e inteligente el consumo en general.

Evita comprar artículos que se presentan con exceso de embalaje o envolturas. Particularmente aquellos con plásticos moldeados y envases que no son susceptibles de reciclado. Consumir en menor medida este tipo de productos, obliga a los fabricantes a rediseñar sus empaques, lo que significa menor impacto ambiental negativo.

Si reduces la generación de basura doméstica, en un diez por ciento, estarás evitando que más de 1,200 libras anuales de dióxido de carbono, lleguen a la atmósfera.

  1. Usa menos agua caliente

Regula la temperatura de tu calentador de agua en 48º centígrados o 120º Fahrenheit. Y envuélvelo con un recubrimiento aislante, si tiene más de cinco años de antigüedad. Con ello harás más eficiente su funcionamiento. Instala en tu cuarto de baño, una ducha diseñada para bajo consumo de agua, así le ahorrarás al medio ambiente, hasta 350 libras de dióxido de carbono. Lava tu ropa con agua fría. Esta simple acción, reducirá la emisión de dióxido de carbono en tu hogar, hasta por el equivalente de 500 libras anules.

Utiliza los ajustes de ahorro de energía en tu lavavajillas y permite que la loza se seque al aire para ahorra aún más en el consumo energético.

  1. Utiliza el interruptor “Off”

Ahorra electricidad y reduce el calentamiento global, apagando las luces cuando salgas de una habitación y utilizando sólo la cantidad de luz y electricidad que necesites. Recuerda apagar el televisor, la computadora, el reproductor de video, el estéreo y cualquier otro electrodoméstico, cuando no lo estés usando.

También es buena idea cerrar el grifo o llave de agua cuando no la necesites. Mientras te lavas el cabello, cepillas tus dientes o lavas el coche, cierra la llave del agua para no desperdiciarla.

De ese modo, verás grandes y benéficos ahorros en tu facturación de servicio de agua potable y también ayudas a cuidar de este valioso recurso no renovable.

  1. Planta un árbol

Si tienes los medios para plantar un árbol, comienza a cavar de inmediato. Durante el proceso de fotosíntesis, los árboles y plantas absorben del aire el dióxido de carbono y liberan oxígeno. Los árboles y plantas son parte fundamental del intercambio atmosférico aquí en la tierra. Pero actualmente no son suficientes para contrarrestar los efectos causados por el tráfico vehicular, la producción a niveles industriales y otras actividades humanas, llevadas a cabo con irresponsabilidad ambiental.

Tú puedes ayudar a revertir este efecto. Un solo árbol, puede absorber hasta una tonelada cúbica de dióxido de carbono, durante su vida útil.

  1. Obtén una tarjeta de informe de tu compañía proveedora de productos o servicios energéticos

Muchas compañías prestadoras de servicios o productos energéticos, ofrecen de manera gratuita, auditorias en el hogar para detectar e identificar las zonas o los aparatos que pueden no ser eficientes energéticamente. Aunado a ello, muchas de dichas empresas ofrecen programas de reembolso de costos, para ayudar al usuario final a cubrir la erogación monetaria de las mejoras en eficiencia energética. Acércate a tu compañía proveedora e investiga sobre las auditorias y programas que ejecuten, buscando la mayor eficiencia de consumo de energía en tu hogar.

  1. Alienta a tu familia, amigos y comunidad, a conservar el medio ambiente

Comparte y difunde la información que tengas sobre reciclado,  uso inteligente y eficiente de energía y conservación ambiental, con tu familia, compañeros de trabajo y con tu comunidad en general. Y aprovecha las oportunidades que tengas, de involucrar y comprometer a funcionarios públicos a establecer programas y políticas enfocadas a la conservación ambiental y el correcto uso de energías.

Estos diez pasos o acciones, te llevarán por el camino de  la preservación ambiental y del eficiente uso de las energías. Además de reflejar importantes ahorros monetarios en los consumos mensuales de tus facturas.

Menor uso de energía, significa menor dependencia de combustibles fósiles y menor emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y que contribuyen al calentamiento global.

!Comparte esta valiosa información con todos tus amigos y familiares!

MIRA ESTOS ENLACES:

Los Hijos De Las 20 Personas Más Malvadas De La Tierra

10 Alimentos Que Deberías Estar Comiendo Si Quieres Bajar De Peso

35 Hechos Sorprendentes Sobre El Calentamiento Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Efectos Del Cambio Climático Y Sus Consecuncias

40 Datos Interesantes Sobre La Contaminación Del Agua