in

Cómo Ser Amable: 5 Tips Para Ser Más Agradable

¿Te toma mucho tiempo hacer nuevos amigos?  ¿Demasiado tiempo?

Tal vez en el pasado, cuando cambiaste de trabajo, de escuela o si te mudaste, la gente casi no parecía no interactuar contigo o no querer ser tu amiga.

Incluso con los pocos que sí se acercaron a ti y te hicieron plática, las cosas no funcionaron. Tienes la impresión de que todos desearían que fueras más animado.

Sabes que en un par de meses probablemente encontrarás a algunas personas que disfruten estar contigo. Pero preferirías que no tomara tanto tiempo.

Te preocupa no tener esa vibra amigable.

Pues la buena noticia es que no hay nada raro contigo. Muchas personas experimentan la frustración de querer conectar con otras personas y ser amigables pero simplemente no poder.

Yo también tuve los mismos problemas. Y de vez en cuando los tengo todavía a pesar de mis conocimientos en habilidades sociales y en psicología.

Pero este problema probablemente no es causado por una sola cosa que estás o no estás haciendo. Muchos de tus comportamientos y estados mentales pueden estarlo ocasionando. Pero en general, puede ser por que probablemente no estás tomando la iniciativa de conversar con la gente o ser tú mismo.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo ser amigable:

1.-Toma la iniciativa, no esperes a que los demás lo hagan.

Para ser amigable y hacer más amigos, TÚ tienes que hacer que suceda. Esperar a que los otros lo hagan te hará sentir impotente y disminuirá tu autoestima.

TÚ se el primero en decir hola y en presentarte.

TÚ se el primero en unirte a un grupo de tu interés (escritura, deportes, etc.)

TÚ se quien proponga futuras reuniones con las personas. Sí, esto quiere decir que mucha gente te va a rechazar porque simplemente no están interesados en ser tus amigos. También quiere decir que encontrarás gente que es muy diferente de ti y simplemente no podrán conectar.

Recuerda que todo eso es parte del proceso. Todo el mundo experimente estas caídas al ser sociables, no eres el único.

Recuerda que la manera inteligente de ser más amigable es hacerlo gradualmente. Si actualmente eres tímido, obligarte a hablar con los demás podría ser contraproducente. Te pondrás tan nervioso que jamás volverás a hacerlo. Probablemente te rendirías y dejarías de intentar ser más sociable.

Mejor, practica algunas habilidades básicas de conversación (incluyendo lenguaje corporal) una por una con gente con la que ya te sientas a gusto. De está manera practicarás en un ambiente sin presión y desarrollarás las habilidades para poder usarlas en otras interacciones.

2.- Haz revelaciones personales.

Las conversaciones deben funcionar en ambos sentidos. Idealmente, cada persona debería revelar una cantidad “igual” y “comparable” de información sobre si mismos.

Por ejemplo, si la otra persona habla sobre sus gatos, tú puedes hablar sobre tus mascotas (o falta de mascotas). Si la otra persona te revela que tiene miedo de fracasar en su trabajo, le puedes confesar que tú también te sientes inadecuado por momentos.

De esta manera la gente llega a conocerte mejor y finalmente les puedes agradar más (de hecho hay investigaciones que prueban esto). Así que si normalmente no hablas sobre ti mismo, es posible que esa sea la razón por la cual la gente no te considera amigable.

No es posible que los demás te consideren amigable si no te conocen.

Entiendo que puedas sentirte vulnerable al revelar información personal “tan pronto.” Muchas personas tímidas e introvertidas retienen la información personal hasta que los demás la piden específicamente. E incluso en estos casos pueden no revelarla.

Puede ser por que crees que no le agradarás a la gente, pero normalmente sucede todo lo contrario. Cuando la gente comienza a conocerte mejor, se encariña de ti más rápido.

3.- Conversa sobre una gran variedad de temas.

Sé que mucha gente ni siquiera hace el intento de hablar con otros o ser amigable.  Todo el proceso les parece intimidante. Quieres agradarle a esta persona pero no sabes qué decir.

¿Y qué decir después?

Bueno, la regla de oro es comenzar la conversación, y seguirla usando una amplia variedad de temas.

Empezando de está manera, es probable que encuentres temas en los que tengan cosas en común. Después de esto puedes adentrarte en estos intereses comunes.

Creo que empezar con una amplia variedad de temas y luego moverse hacia temas en específico funciona bien. Esto te quitará la idea de que tienes que encontrar algo espectacular de que hablar desde el inicio. Lo único que hace esa idea es paralizarte.

4.- Sé amable y complementario.

Pero únicamente cuando sea genuino. En otras palabras, no digas que te gusta su playera si realmente no te gusta. Solo sé un poco más observador y normalmente encontrarás algo que realmente admires de está persona y que puedas comentar.

Sin embargo, ten cuidado en no ser excesivamente amable. Asegúrate también de ser asertivo y ver por tus propias necesidades.

Personalmente, yo solía ser demasiado amable y esto hacía que la gente no me respetara y que me pisoteara.

5.- Conoce tus fortalezas y confía más en ti mismo.

Seamos honestos aquí. Si eres una persona tímida o te sientes inadecuado socialmente, puede que los puntos mencionados anteriormente te resulten difíciles. Cosas como hacer revelaciones sobre tu vida o hablar sobre una gran variedad de temas pueden sonarte lógicas. Pero cuando tienes que hacerlo, normalmente una de estas dos cosas sucede:

1.- No puedes ni acercarte a la persona para hablarle.

2.- Tu mente se pone en blanco, actúas raro y no te sientes como tú mismo.

Lo que sucede es que tu ansiedad (sí, la ansiedad) te retiene.  Hay muchas ideas y sentimientos negativos cruzando por tu mente. No te dejan pensar correctamente.

Por eso no puedes actuar naturalmente. Aquí es cuando la confianza, el valor y la autoestima tienen que venir a salvar el día. Entre más confianza tengas en tus habilidades sociales, menos la ansiedad te afectará. Y así es como empiezas a actuar naturalmente y auténticamente sin esforzarte demasiado.

Una manera de empezar a crear confianza en ti mismo es conociendo tus fortalezas. Por que saber que tienes cualidades aumenta tu autoestima. También hace que te des cuenta de que hay muchas cosas de valor dentro de ti. Esas cosas son lo que te hace especial, no la aprobación de los demás. Esto es clave porque cuando aprendas a no darle importancia a lo que los demás piensan, podrás sentirte libre para actuar de manera natural y espontanea sin temer a las “consecuencias.”

Bonus: actúa.

Desde luego, tener más confianza es todo un proceso. Todos queremos conectar con los demás. Es una necesidad humana básica. Y cuando no estás seguro de cómo ser amigable o como encontrar un grupo en el cual encajar, puedes sentirte muy mal.

Pero recuerda, no eres el único que se siente así. No todos nacimos siendo naturalmente sociables. Tómalo poco a poco y haz cada uno de los pasos que mencioné uno a uno. Eventualmente, con un poco de esfuerzo, te darás cuente que le agradarás más rápido a las personas.

Ahora te toca a ti.

!Comparte estos maravilloso tips con todos tus conocidos!

MIRA ESTOS ENLACES:

¿Qué Puedes Hacer Si No Tienes Amigos?

 

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fuentes De Energía Alternativa: Solar, Eólica, Térmica Y Otras Más

Qué Comen Los Conejos: Lista De Alimentos Seguros