20 Hábitos Para Ser Más Inteligente Cada Día Sin Gastar Nada

Aunque muchas personas consideran que la inteligencia se limita a aquellas personas con un IQ elevado, existe un gran número de métodos que potencialmente pueden incrementar las habilidades cognitivas. Y volvernos más efectivos en nuestra persecución de metas académicas, personales y laborales.

Con la motivación suficiente, y algo de determinación, cualquiera puede expandir sus habilidades mentales y volverse más inteligente. Integrar hábitos nuevos a nuestra rutina diaria y proveer de la estimulación adecuada al cerebro, puede desarrollar rápidamente tu intelecto. Además de inspirarte para tomar nuevos desafíos cada día. La salud cerebral es una clave importante para la salud en general. La lista que te dejamos a continuación incluye los mejores métodos para tener  tu cerebro en forma y activo.

Ábrete a la novedad

Crear nuevos caminos neuronales y fortalecer el cerebro es imprescindible para las personas que quieren ser más inteligentes. Para hacerlo, es necesario incorporar continuamente nuevas experiencias y nueva información en sus vidas. Al principio, puede parecer algo inútil, pero con el tiempo comenzarás a buscar estos momentos de novedad cada vez más seguido.

Visita nuevos lugares

Ya sea que esto signifique estudiar en un nuevo lugar, como un café que no hayamos visitado. Tomar una ruta diferente al trabajo. Viajar a un país distinto. Cualquiera es bueno para el cerebro. Esto puede ser difícil de reconocer en el momento, ya que usualmente se siente algo raro, al menos al principio. Pero, por poner un ejemplo, el simple hecho de que tengas que estudiar un nuevo menú en un restaurante al que nunca has ido y elijas algo que nunca has comido, contará como una experiencia nueva para el cerebro y aumentará la inteligencia general.

Mientras que esto parece simple, hay que tomar en cuenta que las personas disfrutan la comodidad de los hábitos que ya tienen arraigados. Queremos saber qué esperar todo el tiempo. Cuando viajas a un país distinto, la lengua puede ser diferente, los trajes poco familiares, y la cultura completamente distinta a lo que acostumbras.  Ajustarse a estos nuevos elementos fuerza al cerebro a dar lo mejor de sí y a tomar desafíos inesperados. Aprender a comunicarse pese a una barrera de lenguaje obliga a la mente a desarrollar nuevas maneras de expresar deseos y necesidades. Escuchar música nueva, probar comida distinta y perderse en calles desconocidas funciona para desafiar la capacidad de tu cerebro de adaptarse a nuevas situaciones.

No dejes de estudiar

La educación en la edad adulta es una de las mejores inversiones de tempo, energía y dinero que puedes hacer. Mientras que la educación es invaluable durante la infancia y la adolescencia, los adultos tienden a menospreciarla. Olvidan su capacidad de aprender y desarrollar nuevos conceptos y capacidades. Desafíate a ti mismo a tomar una clase, académica o creativa. Escoger de manera voluntaria segur estudiando le d a tu cerebro la oportunidad perfecta de crear nuevas conexiones y generar una inteligencia mayor.

Lee y mira las noticias

Esta es una actividad que mantiene la apariencia de un hábito mientras fomenta que se mantengan ondas cerebrales saludables.  Tomarse media hora cada mañana o cada tarde para revisar el periódico o ver las noticias le ayudará a tu cerebro a mantenerse activo. Digerir nueva información es un gran hábito diario. Además, las noticias te permiten tener temas interesantes a considerar y amplían tu nivel de cultura general.

Lee libros

Leer es la forma más rápida y directa de facilitar la actividad cerebral. Además presenta las más diversas oportunidades de estirar la capacidad cerebral. Leer provee asistencia práctica dándonos nuevo vocabulario. Presentándonos ejemplos del uso correcto de la gramática. Y mostrándonos la elegancia de un enunciado bien escrito.  De cualquier forma, ésta es sólo la mitad de la magia de la lectura.

Ya sea que elijas ficción, literatura histórica, o poesía, leer te ofrece la posibilidad de hacer conexiones interesantes entre la vida real y la literatura. En este sentido, leer es una alternativa para hacer que tu cerebro viaje a nuevos lugares. Tu imaginación trabaja para crear personajes, lugares y experiencias en tu mente a partir de las palabras en las páginas. Además, todo el tiempo tu cerebro estará muy activo analizando y asimilando toda esa información.

Acércate al trabajo e nuevas maneras

El lugar de trabajo está lleno de experiencias. Independientemente del tipo de trabajo que tengas, todos estamos en algún momento frente a alguna oportunidad de pensar de manera novedosa. Resolver problemas de forma creativa. Contribuir con ideas frescas al equipo de trabajo. En lugar de estresarte con cada nueva dificultad que surja, es importante relajarse y comenzar a imaginar alternativas para cada meta por alcanzar.

Desafíate a ti mismo

Como un fisicoculturista que desarrolla sus músculos, uno debe ejercitar al cerebro diariamente. Esto se logra llevándolo cada día un poco más allá de su capacidad. Como solía decir Albert Einstein: “uno no debe de perseguir metas que son fáciles de lograr. Uno debe desarrollar un instinto sobre aquello que apenas podemos alcanzar y buscarlo a partir de un esfuerzo considerable”.

Esto implica que con suficiente esfuerzo y amplitud, la capacidad del cerebro realmente puede sorprender a las personas.  Subestimarte a ti mismo te aleja del éxito. Cuando las personas comienzan a creer en sus habilidades, usualmente van detrás de lo que normalmente no habrían creído posible.

Entrenamiento cerebral

Organizaciones diversas cuentan con aplicaciones para celular que ofrecen un entrenamiento cerebral fantástico diario. Con rompecabezas y retos diseñados para incrementar la neuroplasticidad.  Estas aplicaciones han sido diseñadas para ayudar al cerebro a crear nuevas conexiones. Algunas de ellas incluso cuentan con el respaldo de investigadores de universidades muy prestigiadas. Además, este tipo de entrenamiento cerebral es muy divertido.

Pregunta 5 veces ¿Por qué? Cuando te topas con algún problema

Una de las formas más populares de resolver problemas es la técnica de los 5 por qué. Nos provee de un buen comienzo antes de comenzar a rastreas las causas de un problema. Además, hacer preguntas pone al cerebro a buscar las respuestas de manera automática. En lugar de preocuparte por el problema en sí, siempre comienza preguntándote por qué está allí.

Usa la tecnología para mantener en forma a tu cerebro

La tecnología puede hacer maravillas en el mundo moderno. Pero en algunas formas, la dependencia a ella aturde al cerebro y a su capacidad de resolver problemas. Adaptarse a nuevas situaciones y ambientes. Y ser capaz de encontrar recursos nuevos para problemas prácticos, como simple matemática o ubicación espacial. Trata de salir de paseo sin un GPS. Trabaja en algunos problemas de álgebra sin calculadora. Haz que tu cerebro trabaje para ti y verás los resultados.

Cultiva tu creatividad

Pintar con los dedos en el jardín de niños no era sólo una actividad divertida. Además ayudaba a que la mente se abriera a nuevas posibilidades y nuevas maneras de resolver problemas.  Una mente artística encuentra oportunidades creativas donde otras no. Llenas de inspiración y frescura.

La mezcla e estos elementos y el ámbito personal y profesional, permite que personas ordinarias brillen y se conviertan en pensadores innovadoras y en líderes de inventiva. Encuentra maneras de incorporar algo de creatividad a la monotonía de las tareas de siempre.

Dibuja

No necesitas ser un artista para poder apreciar los beneficios de dibujar. Dibujar ayuda a la actividad cerebral de una manera única. Además, entrena la  coordinación básica entre el ojo y la mano. Manda sinapsis a los neurotransmisores que ayudan de forma permanente a mantener tu memoria más vívida.  Desde garabatos en una servilleta, hasta retratos a lápiz, dibujar es una excelente actividad cerebral para todos.

Pinta

Pintar es como una extensión de dibujar. Alimenta las mismas áreas del cerebro. Pero a diferencia de dibujar, pintar además introduce texturas y colores nuevos para estimular el cerebro.  Los pintores usualmente tienen un desarrollado sentido de sensibilidad hacia el entorno. Pintar motiva a las personas a notar detalles pequeños del mundo que los rodea. Concentrar el cerebro de esta manera ayuda a desarrollar un elevado estado de alerta.

Toca un instrumento

Aprender a tocar un instrumento es una actividad que tiene beneficios incomparables para el cerebro. Coordinación manual, memoria, concentración y habilidades matemáticas se mejoran tocando un instrumento. Aunque algunos son más difíciles de aprender que otros, cualquier instrumento incrementa y mejora las funciones cognitivas.

Desde entrenar a los dedos para dominar complejos pasajes musicales en el piano, hasta contar los tiempos musicales, los instrumentos obligan a varias regiones del cerebro a trabajar juntas para crear música.

Escribe

Como leer, escribir hace crecer tu vocabulario, tus habilidades gramáticas y el uso adecuado de la sintaxis. Escribir le ayuda al cerebro a almacena información de forma más efectiva y fomenta mejores habilidades en la memoria. Hay estudios de demuestran que los estudiantes que toman notas a mano de manera regular durante las clases, constantemente sacan mejores notas que los demás.  Escribir fuerza a las personas a prestar atención a sus memorias, experiencias y diálogos internos. Una combinación que incrementa la funcionalidad cerebral en su totalidad.

Juego de roles

Ponte a ti mismo en los zapatos de alguien más. Tu cerebro comenzará a trabajar para ayudarte a pensar como una persona distinta.  Para aquellos que luchan para desarrollar ideas creativas, el juego de roles puede ayudar a que los engranes de la creatividad se pongan en marcha. Además de ayudar a desarrollar soluciones únicas para problemas difíciles.

Trabaja en equipo

Así como la inteligencia lógica es importante, la inteligencia emocional juega un papel vital en muchas áreas de la vida. Interactuar con otras personas ayuda a las personas a expandir su propio pensamiento limitado. Y a ver las cosas desde una perspectiva distinta.

La personas son desafiantes. La gente inteligente a veces disfruta el aislamiento porque si se protegen de ser criticados por otras. De cualquier forma, interactuar es necesario para las personas realmente inteligentes por que las empuja fuera de su burbuja de comodidad. Cuando comienzas a creen que tienes las respuestas correctas, comienzas a colaborar con otras personas y a ampliar tu perspectiva de las cosas.

Enseña y comparte información con los demás

Ya sea que lo hagas en vivo o de manera virtual, trata de compartir tus experiencias y tu conocimiento con otros.  Nuevo rostros e ideas frescas te llenarán de inspiración. Además de que ampliarás el ambiente de aprendizaje del cerebro. Creando una red de intercambio de ideas, tu cerebro comienza a desarrollar una nueva red de formulación y creación de conceptos.

Habla con personas interesantes

No hay dos personas que compartan las mismas experiencias de vida ni que expresen su inteligencia igual. Todas las personas interpretan la información de manera única y guardan memorias distintas. Además, interpretan su vida cotidiana desde sus propias posibilidades cognitivas. Esto hace que la colaboración sea necesaria para la salud cerebral. Aunque todos nos inclinamos a pensar que nuestros propios métodos e ideas son correctos, acercarnos a la perspectiva de otras personas ayuda a que nuestro cerebro considere soluciones nuevas y técnicas distintas para los problemas de la vida.

Ya sea que la conversación esté centrada en la religión, las finanzas, la política o asuntos nutricionales, las personas deberían practicar el arte de escuchar. Silenciar tus propios pensamientos mientras alguien más expone sus ideas, no siempre es fácil. Pero el cerebro también necesita disciplina para mantenerse en forma.

Trabaja en un ambiente de colaboración

Los ambientes colaborativos son esenciales para fomentar la actividad cerebral. Algunas personas que disfrutan de trabajar individualmente odian el momento en el que deben participar en dinámicas de equipo. Sin embargo, estos individuos tienden a ser muy inteligentes y pueden beneficiarse mucho del trabajo con otras personas, así como aportar ideas valiosas.

Cultiva tu salud física

El cuerpo alimenta al cerebro. Y mantenerse con una buena condición física es necesario para la adecuada operación y nutrición del cerebro y para que la inteligencia funcione en todo su potencial. La falta de motivación, la fatiga mental y la ausencia de inspiración están típicamente vinculadas a la falta de ejercicio y a una dieta poco saludable.

Haz ejercicio

Los estudios constantemente demuestran que las personas que se ejercitan con regularidad poseen coeficientes intelectuales más elevados. Además de ayudarnos a mantener un cuerpo fuerte, el ejercicio regular estimula el crecimiento de las neuronas. Un proceso llamado neurogénesis ocurre durante el ejercicio intenso, lo que incrementa la producción de neurotransmisores. Con efectos secundarios como el incremento de la dopamina, las personas activas tienen menos estrés, mejor concentración y más energía.

Estar saludable significa que tienes una capacidad cardiaca y pulmonar buena y que tu cerebro recibe todos los nutrientes y oxígeno que necesita.

Persigue logros atléticos

Muchos estudios demuestran que los niños activos tienen mejores resultados escolares y mejores oportunidades de continuar con una educación superior. Aunque los logros atléticos tienden a ser difíciles, con el tiempo son evidentes los beneficios de intensa actividad física para la salud física y mental .

Encuentra la disciplina que más te guste. Ya sea el basquetbol, correr, o el levantamiento de pesas. O intenta algo nuevo cada día. Pero mantener una rutina atlética es importante para la salud cerebral.

Medita

Controlar y calmar el cerebro es una manera poderosa de incrementa su capacidad, tanto como el entrenamiento cerebral. Los científicos han estudiado los efectos de la meditación por muchos años, y los resultados son impresionantes. Un estudio muy famoso demostró que el cerebro cambia físicamente en las personas que practican la meditación.

La meditación trascendental trae grandes beneficios para el cerebro y la inteligencia. Las personas que lucha con sentimientos de miedo, ansiedad, depresión y otros problemas metales, pueden experimentar con la meditación un sentimiento de calma y mayor concentración en el bienestar.

Mantén una dieta saludable

Los niños y los adultos interesados en incrementar y mejorar su actividad cerebral deberían revisar su dieta. Investigaciones demuestran que existe una fuerte conexión entre la dieta pobre y el coeficiente intelectual bajo. Trata de eliminar la grasa en exceso, las azúcares refinadas y la comida rápida. Comienza a comer más vegetales, nueces y fruta.

También hay algunas bebidas que ayudan a mejorar la concentración. El té verde, el cacao amargo y los derivados del Gingko Biloba ayudan a mejorar las funciones del cerebro a partir de un aumento en la oxigenación y la circulación.

Aprendizaje activo

Los niños y jóvenes están rodeados de actividades como juegos, deportes, video juegos, instrumentos, libros, etc. Que mantienen motivados y trabajando sus cerebros. Como adultos, no deberíamos olvidarnos de proveernos a nosotros mismos un ambiente similar.

Crear rutinas diarias para promover la actividad cerebral y la inteligencia no requiere conocimientos neurocientíficos especializados. Existe evidencia contundente de que incrementar la actividad neuronal no requiere más que unos pocos esfuerzos. Sólo con un poco de disciplina y compromiso puedes comenzar a mejorar tu inteligencia de inmediato.

¡Comparte estos increíbles tips de inteligencia con todos tus amigos!

MIRA ESTOS ENLACES:

La Ciencia Descubre Que Los Hombres Que Se Casan Con Mujeres Inteligentes Viven Más

8 Cosas Que La Gente Con Una Alta Inteligencia Emocional Simplemente No Hacen

Los Narcisistas Constantemente Sobreestiman Su Inteligencia Emocional Y Su Atractivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here