Contaminación Acústica: Qué Es, Causas Y Consecuncias

La mayoría de nosotros estamos muy acostumbrados a los sonidos que escuchamos en nuestro día con día.  Música alta. Televisión. Personas hablando desde sus celulares. Tráfico, sonido de cláxones e incluso mascotas ladrando a la mitad de la noche. Todo esto se ha vuelto parte de la cultura urbana y rara vez nos agobia. De cualquier manera,  cuando el sonido de la televisión no te deja dormir toda la noche, o el tráfico comienza darte dolor de cabeza, deja de ser sólo ruido y comienza a convertirse en contaminación acústica.  Para muchos de nosotros, el concepto de contaminación está limitado a la naturaleza y a los recursos naturales. Sin embargo, el ruido que tiende a interrumpir el ritmo natural de la vida también es considerado como un contaminante.

Por definición, la contaminación auditiva toma lugar cuando existe una excesiva o desagradable cantidad de sonido que causa una interrupción temporal en el balance natural. Esta definición es usualmente aplicable a sonidos o ruidos que son poco naturales o cuyo volumen es demasiado elevado.  Nuestro medio ambiente se ha vuelto muy urbanizado; es muy difícil escapar del ruido. Incluso los aparatos eléctricos en nuestra casa están haciendo ruido constantemente. La falta de una planeación urbana adecuada, provoca que en ciertos lugares se condensen grandes cantidades de ruido.  Es por eso que comprender la polución auditiva es necesario para mejorar la calidad de vida de las personas.

Causas de la contaminación por ruido

1.- Industrialización

La mayoría de las industrias utilizan grandes máquinas que son capaces de producir una enorme cantidad de ruido. Aparte de eso, muchos equipamientos, como las compresoras, los generadores, los ventiladores y  lo molinos, también generan muchos sonidos desagradables. Por lo tanto, seguramente has visto trabajadores en las fábricas usando audífonos o tapones para los oídos, para poder minimizar el efecto del ruido.

2.-  Falta de planeación urbana

En la mayor parte de los países en desarrollo, la falta de planeación urbana juega un papel vital en la contaminación auditiva.  Casas congestionadas en las cuales grandes familias comparten un espacio pequeño y demás concentraciones de personas con sus aparatos y sus autos, provocan una gran parte de la contaminación auditiva de las ciudades.

3.- Eventos sociales

El ruido alcanza su punto más alto en la mayoría de los eventos sociales. Ya sea que se trate de una boda, una fiesta, una discoteca o un bar, las personas normalmente están acostumbradas a utilizar esos espacios para hacer la mayor cantidad de ruido posible. Además, la música a todo volumen también es una constante que es francamente desalentadora para las personas que viven cerca de estos centros de eventos. Otra fuente de contaminación auditiva son los mercados. En donde los vendedores llegan a pregonar a gritos sus mercancías.

4.- Transportación

Hay un gran número de vehículos en los caminos, de aviones sobrevolando las casas, y de trenes subterráneos produciendo grandes cantidades de ruido. Es difícil que las personas lleguen a acostumbrarse del todo a ello. El ruido elevado conlleva una situación en la cual las personas pierden su capacidad de escuchar adecuadamente.

Lee también: Los Carros Del Futuro Cambiarán Las Ciudades Para Bien?

5.- Actividades de construcción

Las actividades de construcción industrial como la minería, la construcción de puentes, carreteras, estaciones, edificios, y aeropuertos toman lugar en todas las ciudades del mundo. Estas actividades toman lugar día y noche, pues las personas necesitan estos edificios y construcciones para vivir y para facilitar sus vidas. El punto en contra, es que las actividades de construcción son sumamente ruidosas.

6.- Tareas del hogar        

Las  personas siempre estamos rodeadas de aparatos y los usamos asiduamente a lo largo de nuestros días. Aparatos como la televisión, el teléfono móvil, la licuadora, la olla de presión, la lavadora, el aire acondicionado y demás son parte fundamental de nuestro estilo de vida y estamos acostumbrados al ruido de fondo que provocan.  Sin embargo, cuando sumamos todos los ruidos de todas las casas de un vecindario, encontramos una gran cantidad de contaminación auditiva.

Mientras que esta forma de contaminación puede parecer inofensiva, de hecho, tiene grandes consecuencias. Los efectos adversos en la salud y en el medio ambiente son bastante severos.  No sólo se ve afectada la fauna local, los humanos también enfrentan un gran número de problemas de estrés debido a ella.

Efectos de la contaminación auditiva

1.- Problemas de audición

Cualquier sonido indeseado que nuestros oídos no estén diseñados para filtrar puede causar problemas en el cuerpo. Nuestras orejas pueden soportar un cierto rango de sonidos sin dañarse. Sin embargo, algunos sonidos que no son naturales, provocados por el hombre, como taladros, excavadoras, fábricas y alarmas, sí son demasiado agresivos para el tímpano.  La exposición constante a estas altas frecuencias puede conllevar, con facilidad, al daño de los tímpanos y a la pérdida progresiva de la capacidad de escuchar correctamente.

2.-  Problemas de salud

La contaminación auditiva excesiva en las áreas de trabajo como oficinas, construcciones, bares e incluso en nuestros hogares, puede influenciar de forma negativa la salud psicológica. Hay estudios que muestran que algunas conductas agresivas, trastornos del sueño, problemas por estrés, fatiga e hipertensión, se vinculan de manera muy directa con los niveles excesivos de ruido.  Mientras más larga sea la exposición, mayores pueden llegar a ser estos problemas.

3.- Trastornos del sueño

Los ruidos fuertes definitivamente pueden alterar los patrones de sueño y desembocar en irritación y situaciones incómodas. Sin una buena noche de sueño, pueden aparecer problemas relacionados con la fatiga en el desempeño cotidiano.  El cuerpo necesita silencio par a dormir  y poder descansar adecuadamente.

¡Descubre cómo combatir los trastornos del sueño!

4.- Problemas cardio vasculares

Altos niveles en la presión sanguínea, enfermedades cardiovasculares y  problemas del corazón relacionados al estrés van en aumento día con día. Los estudios sugieren  que los sonidos de alta intensidad se vinculan con el incremento de la presión sanguínea y aumentan la frecuencia cardiaca, alterando el ritmo circulatorio natural.

Lee también:

5.- Problemas en la comunicación

Los sonidos de altos decibeles pueden impedir que las personas logren comunicarse adecuadamente. Puede volverse difícil hacerse entender, y la otra persona también puede experimentar dificultades para entendernos. Los ruidos constantes además pueden provocar dolores de cabeza y alterar tu balance emocional.

6.-  Efectos en la vida salvaje

La vida salvaje enfrenta más problemas que las personas, por que los animales son mucho más sensibles al ruido que los humanos. Además, no tienen forma de saber que la fuente del sonido es inofensiva. Podemos ver los efectos del ruido excesivo en casa, con nuestras mascotas.  Los animales domésticos se vuelven más agresivos en lugares en los cuales están expuestos a mucha contaminación auditiva. Se desorientan con más facilidad y deben enfrentar problemas de conducta. En la naturaleza, los animales podrían sufrir de pérdida de la audición. Lo que en muchos casos los hará presa fácil de los depredadores y alterará el equilibrio medio ambiental. Otros perderán su capacidad de cazar.

Las especies que dependen de los llamados auditivos entre miembros de su propia especie se vuelven incapaces de escucharse entre ellos si están muy cerca de una fuente de ruido. Como resultado, vemos que la contaminación auditiva puede tener consecuencias tan graves como la disminución en la población de algunas especies salvajes.  Otras especies necesitan usar su radar para orientarse a partir de las ondas de sonido. Y estos mecanismos se ven obstaculizados por las fuentes externas de ruido. Patrones de sueño, migración, alimentación y apareamiento se ven alterados gracias a la contaminación por ruido.

No existen muchas soluciones conocidas a la contaminación por ruido, más que tratar de disminuir las actividades que causan este ruido y elevar los niveles de planeación urbana. Sin embargo, todos podemos ayudar a disminuir la contaminación por ruido en nuestros hogares bajando el volumen de la música. Apagando aparatos que no estemos usando. Bajando el volumen de la televisión y siendo considerados con los horarios de sueño de los demás.  Los centros de entretenimiento cuentan con la opción de aislar auditivamente sus muros, de tal forma que el sonido no pueda atravesarlos y no moleste a los vecinos.

¡Comparte esta valiosa información con todas las personas que conozcas!

Lee acerca de otros tipos de contaminación y sus consecuencias:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here