,

18 Cosas Que Mata Instantáneamente La Pasión De Un Hombre Incluso Si Eres Muy Atractiva

LA APARIENCIA NO LO ES TODO. EXISTEN ALGUNAS COSAS QUE PUEDEN MATAR INSTANTÁNEAMENTE SU PASIÓN, INCLUSO SI ERES MUY ATRACTIVA.

No hay nada malo con el cuidado personal y con esforzarte en tu apariencia. Pero si pensaste por un momento que todo lo que tienes que hacer para volver loco a un hombre es simplemente “lucir bien”, te tenemos otra noticia.

Incluso si eres considerablemente atractiva, hacer cualquiera de estas 18 cosas apagará instantáneamente la pasión de tu hombre:

1. Cuando sólo notas, o hablas, acerca de las cosas negativas de tu vida e ignoras completamente lo positivo.

2. Cuando dices que eres buena jugadora, pero terminas siendo la peor persona cuando pierdes.

3. Cuando te fijas en otros chicos, pero rara vez reconoces al hombre que está frente a ti.

4. Cuando miras a cualquier mujer como tu competencia, o con envidia en tus ojos.

5. Cuando te niegas a darle su espacio, y enloqueces si él menciona la “noche de chicos”.

6. Cuando eres súper agradable con tus amigos cuando estás frente a ellos, pero hablas mal a dus espaldas

7. Cuando no puedes sostener una conversación con él acerca de algo importante, o algo en común.

8. Cuando tu felicidad depende del costo de las cosas.

9. Cuando te niegas a establecer metas para tí misma o tratar de mejorar tu vida.

10. Cuando mientes acerca de cómo te sientes y te niegas a hablarlo utilizando frases como, “Estoy bien” cuando claramente no lo estas.

11. Cuando das ultimátums porque las cosas no salieron a tu manera, o no conseguiste lo que esperabas.

12. Cuando peleas con él por todo.

13. Cuando lo menosprecias frente amigos o familiares.

14. Cuando te burlas de algo que él realmente disfruta, como la música ska o películas vulgares.

15. Cuando no haces ningún esfuerzo por llevarte bien con sus amigos o familiares.

16. Cuando pareces desinteresada en la conversación mirando repetidamente tu teléfono.

17. Cuando sólo hablas de ti misma, o creas chismes sobre otras personas.

18. Cuando no te das cuenta de tu propio valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *