Demasiada Inteligencia Para Tu Propio Bien: 6 Contras Por Ser Muy Inteligente

En la novela clásica Crimen y Castigo, Fyodor Dostoyevsky escribió, “e requiere algo más que inteligencia para actuar inteligentemente.” La cita puede parecer un poco complicada, pero aquellos que son altamente inteligentes entienden exactamente lo que quiso decir el autor. La inteligencia, al parecer, tiene sus contras, y son bastante sorprendentes. Más de 100 respuestas a una encuesta realizada el año pasado concluyeron en 6 problemas consistentes para las personas muy inteligentes; seis situaciones, en las que los sabiondos son realmente demasiado inteligentes para su propio bien.

1) NO SABES CON SEGURIDAD CUÁNTO NO SABES.

Las personas inteligentes saben exactamente su capacidad de entendimiento y la falta de cosa que sus menos inteligentes contrapartes no saben. Están conscientes de que nunca sabrán todo, acerca de todo, y esto lo saben  porque ejercitan su capacidad de entendimiento. Las personas no tienden a ser más felices por lo que saben. Es otra manera de decir “la ignorancia es una bendición”: si no puedes razonar acerca de lo que no sabes no podrá molestarte el no saberlo.

Los más inteligentes entienden que no podrán jamás saber todo acera de todo, o realmente conocer todo acerca de algo. Esto puede resultar muy frustrante para aquellos que anhelan saberlo todo. Un studio ampliamente citado de Justin Kruger y David Dunning extrae la verdad acerca de este fenómeno.

2) LOS MÁS INTELIGENTES TIENDEN A PENSAR DEMASIADO.

El problema con pensar demasiado está directamente relacionado al problema de entender que jamás sabrás todo. Pensar demasiado es el producto de la preocupación, y es una característica dominante en los más inteligentes. Ser indeciso, analítico y preocupado con ciertos asuntos conlleva a pensar demasiado, lo cual es frustrante y desata la ansiedad.

Este estudio encontró un vínculo explícito entre la indecisión y la inteligencia verbal.

3) LAS PERSONAS MUY INTELIGENTES TIENDEN A CORREGIR A LOS DEMÁS EN CONVERSACIONES CASUALES.

Frecuentemente en conversaciones que no necesitan ser analizadas con detalle, los más inteligentes se encuentran en una situación social incómoda. A las personas, por lo general, no les gusta ser corregidas, y los más inteligentes suelen verse como creídos o incluso ofensivos al intentar corregir las sentencias de una conversación casual. En este sitio se destacan algunas de las maneras en que esto sucede en situaciones sociales.

4) NO NECESARIAMENTE DESARROLLAN LA PERSEVERANCIA.

Las personas que son extremadamente inteligentes a menudo no tienen que trabajar tan duro como lo hacen otros con el fin de lograr los mismos objetivos. Si bien esto puede parecer como otro bono por ser super-inteligente, puede conducir al desarrollo de una pobre ética de trabajo. Esto significa que cuando el desafío es real para el súper dotado, no saben como hacer un esfuerzo concentrándose en lograr el objetivo.
Un estudio demostró la correlación entre la consciencia, en otras palabras, lo dispuesto que estás para trabajar duro – y la inteligencia es un factor negativo.

5) PRESIÓN POR EL DESEMPEÑO Y EL PÁNICO.

De manera similar a la número 4, una gran inteligencia te marca como el jugador más dotado, por lo que las expectativas son más altas. Esto crea una especie de arma de doble filo para el más inteligente: sientes que siempre debes sobresalir estar en el más alto nivel, lo que crea una intensa carga de estrés, y cuando no lo logras sientes que defraudaste a aquellos que tenían altas expectativas para ti. Adicionalmente, sientes pánico por no siempre sobresalir, lo que genera aún más estrés. Psychology Today define esto como “carga del potencial” en su extracto.

6) HABLAR EN LUGAR DE EXPRESAR EFECTIVAMENTE TUS SENTIMIENTOS.

Las personas más inteligentes son extremadamente buenas para expresar y articular sus sentimientos… según ellos. En lugar de expresarlo efectivamente, las personas muy inteligentes prefieren describirlo con palabras. Como uno de los encuestados respondió a la pregunta de – ¿Cuándo la inteligencia se convierte en una maldición? – “Las personas menos inteligentes suelen expresar físicamente.  Gritan, golpean, patean, corren, lloran, bailan, saltan de alegría…. me explico” Y cuando he terminado de explicar, todo lo que he explicado todavía está atrapado dentro de mí, sólo que ahora tiene una etiqueta en él “.

Algunas investigaciones indican que esto es realmente cierto, al menos en el lugar de trabajo. Los estudios muestran que un mayor nivel de inteligencia emocional compensa la disminución de la función cognitiva. Parece ser que las personas que son increíblemente inteligente no tienen que depender de las habilidades emocionales a menudo, al menos no en el trabajo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here