,

Ella Dormía Con Una Serpiente, Hasta Que El Veterinario Le Dijo Algo Alarmante


Una mujer de India con un peculiar gusto para las mascotas tenía una pitón de 4 metros de largo, la cual adoraba. Un día, la serpiente dejó de comer. Esta falta de apetito en la serpiente continuó por varias semanas. Después de numerosos intentos fallidos para alimentarla, la mujer se sintió desesperada y llevó a su mascota al veterinario.

veterinario-1

El veterinario escucho cuidadosamente a la mujer y le preguntó: “¿Tu serpiente duerme contigo en las noches, y te envuelve por completo?”

La dueña de la serpiente miró al veterinario esperando buenas noticias “¡Sí, sí! Lo hace todos los días y me entristece porque parece que quisiera algo de mí, y no puedo ayudarla a sentirse mejor”.

Pero la respuesta del veterinario fue la menos esperada. “Tu pitón no está enferma, está preparándose para comerte.

Cada vez que se acerca y te abraza, envolviendo tu cuerpo, está verificando tu tamaño y peso para saber que tan grande eres y cómo debería prepararse para el ataque. Y sí, no come para hacer suficiente espacio para digerirte más fácilmente”.

Esta historia viene con una moraleja: Hasta las personas más cercanas a ti, a las que les das más cariño, pueden tener malas intenciones. Los abrazos y besos no siempre son honestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *