in

¡Échale Un Vistazo A Esta Receta Casera De Rímel!

mascaradecoco

No necesitas muchas cosas para hacer este rímel, necesitarás unos pocos ingredientes y estará listo pronto. Seguramente es una mejor opción que las alternativas comerciales.

RÍMEL CASERO ACEITE DE COCO

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 4 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1/2 una taza de cera de abejas rallada
  • 1 o 2 cápsulas de carbón activado (si lo quieres negro) o de polvo de cacao (si lo quieres marrón).
  • Un recipiente de rímel limpio

Preparación:

  1. Coloca el aceite de coco, el gel de aloe vera y la cera de abeja rallada en una sartén pequeña a fuego lento. Mezcla hasta que la cera se derrita por completo.
  2. Abre 1 o 2 cápsulas de carbón activado (dependiendo del color deseado, aproximadamente 1/4 – 1/2 de cucharada) y vierte en la mezcla de los aceites. Mezcla hasta que quede completamente homogéneo, y luego retira del calor.
  3. Vierte la mezcla en una bolsa plástica pequeña, aislando hacia una de las esquinas. Luego corta un pequeño orificio en la esquina opuesta de la bolsa.
  4. Doblar la esquina con el agujero recortado hasta que tengas una pequeña punta que puedas introducir en el recipiente vacío de rímel. Es mucho más fácil si tienes un par de manos adicionales para que te sostengan el recipiente. Asegúrate de que la punta entra su lo suficiente en el recipiente o harás un desastre.
  5. Mantén el lado de la bolsa con el agujero dentro del recipiente y empieza a exprimir la mezcla de rímel en el recipiente. Hazlo lentamente para que no se salga la bolsa y evitar un desastre. Recomiendo hacer esto con una toalla de papel debajo. Sigue exprimiendo la mezcla hasta que esté toda en el recipiente.
  6. Coloca la tapa, agita y saca la pequeña brocha. ¡Ya esta! ¡Rímel casero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Limpia Tu Cuerpo De Toxinas Con Esta Dieta De Piña Diferente

7 Signos De Alerta Tempranos De Cáncer De Recto De Los Que Todos Se Avergüenzan De Hablar