in

Energía Nuclear: Ventajas Y Desventajas

Hoy en día, la energía nuclear está considerada como una de las fuentes de energía más ecológicas que hay, pues crea muy pocos gases invernadero durante la producción de electricidad, si se le compara con otras fuentes tradicionales, como las plantas eléctricas que funcionan a partir de combustibles fósiles.

La fisión nuclear es un proceso que se usa en los reactores nucleares para producir una gran cantidad de energía, usando un elemento llamado uranio. Esta es la energía acumulada en el núcleo de los átomos.

Mientras que el hecho de no contaminar es el punto fuerte de la energía nuclear, el tener que deshacerse de desechos radioactivos dañinos para las personas y para el ambiente es su gran punto en contra. Por consiguiente, se necesitan soluciones bastante caras para proteger a nuestro planeta de los efectos potencialmente devastadores de la energía nuclear.

Cuando pensamos en este recurso, muchos de nosotros nos remitimos a las bombas nucleares o a los derrames ocurridos en ciertas plantas nucleares del mundo. Pero debemos decir que la energía nuclear es definitivamente un tipo de energía renovable que es necesario considerar. En este artículo vamos a explorar sus pros y sus contras.

Ventajas de la energía nuclear

1.- Bajos niveles de contaminación

Se ha determinado que la cantidad de emisiones invernadero ha disminuido casi a la mitad a raíz de la prevalencia en el uso de energía nuclear. Ésta tiene un efecto mínimo en la naturaleza, ya que no descarga gases como el metano y el dióxido de carbono, mismos que son considerados los principales gases invernadero que existen. La utilización de esta energía no tiene un impacto desfavorable en el agua, la tierra y el aire.

2.- Bajos costos operativos

La energía nuclear es capaz de producir electricidad a muy bajo costo. El precio del uranio, que se utiliza como combustible en el proceso, es bajo. Además, incluso cuando el costo de echar a andar una planta nuclear puede ser moderadamente alto, el mantenimiento es bastante bajo. La vida promedio de un reactor nuclear está entre los 40 y los 60 años, dependiendo de la frecuencia y la intensidad de uso. Estas variables, cuando se consolidan, hacen que la energía nuclear sea barata. Incluso si el precio del uranio subiera, el impacto en el costo de la energía sería mínimo.

3.-  Confiabilidad

Se estima que con la tasa de consumo actual del uranio aún tenemos suficiente para otros setenta u ochenta años de uso. Una planta de poder nuclear puede funcionar ininterrumpidamente hasta por un año. Mientras que las energías solar y eólica dependen de la disponibilidad del sol y del viento, las plantas nucleares no tienen ese problema y pueden funcionar a la perfección sin importar los cambios climáticos.

Existen algunos puntos monetarios importantes al instalar una planta nuclear y utilizar este tipo de energía. La mejor parte es que esta energía produce un suministro constante. Es muy accesible, hay mucha en almacenamiento y se cree que estas reservas van a durar muchos años, muchos más de lo que pueden durar los combustibles fósiles al ritmo en el cual los estamos agotando.

4.- Mayor eficiencia que los combustibles fósiles

El otro punto a favor de la energía nuclear es que es más eficiente y más competitiva que el uso de combustibles fósiles. Un gran número de innovaciones en la tecnología de la energía nuclear la han hecho mucho más eficiente y accesible que otras fuentes de poder. Tiene niveles de energía mucho más densos, comparada con los combustibles fósiles.

La cantidad de combustibles requerida por una planta nuclear es comparativamente mucho menor que la requerida por otras plantas de poder, pues la energía liberada por la fisión nuclear es aproximadamente diez millones superior a la energía liberada por un átomo de petróleo.

Esta es una de las razones por las cuales numerosas naciones están invirtiendo tiempo y dinero en energía nuclear. ¿Cuál es el otro gran beneficio que tiene, además de todos los que ya hemos mencionado? Se relaciona con las emisiones de gases invernadero. Mientras que la quema de combustibles fósiles libera grandes cantidades de gases nocivos en el ambiente, las emisiones de las plantas nucleares son insignificantes.

5.- ¿Energía renovable?

La energía nuclear no es una fuente de energía renovable. El Uranio, el combustible que se usa para generar energía nuclear, es limitado y no puede producirse una y otra vez sobre demanda. Por otro lado, utilizando reactores nucleares podemos producir otros elementos fisionables. Uno de esos elementos se llama plutonio y es un subproducto de la reacción en cadena. Además, si avanzamos en nuestras investigaciones sobre cómo emular las reacciones nucleares del sol, tendremos energía casi ilimitada.

Lee la lista de fuentes de energía alternativa

Desventajas de la energía nuclear

1.- Impacto ambiental

Una de las grandes cuestiones de la energía nuclear es el impacto ambiental relacionado con el uranio, pues sus procesos de recolección y refinamiento no son limpios. Transportar combustible nuclear desde y hacia las plantas implica mucho peligro de contaminación. Además, una vez que el combustible se usa, no puedes simplemente tirarlo, pues continúa siendo radioactivo y peligroso.

2.-Disposición de residuos radioactivos

Como regla general, una planta nuclear genera veinte toneladas métricas de combustible nuclear por año. Y con eso surgen un montón de desechos nucleares. Cuando consideramos todas las plantas nucleares que existen, obtenemos que se producen aproximadamente dos mil toneladas métricas por año de material radioactivo. La mayor parte de estos desperdicios emanan radiación y altas temperaturas, esto implica que inevitablemente consumirán cualquier recipiente que los contenga. También pueden causar daño a seres vivos, como las plantas.

Las plantas de energía nuclear crean muchos desechos de radiación de bajo nivel, tales como partes y suministros. Con el tiempo, el combustible nuclear baja a niveles seguros de radioactividad, aunque esto toma muchísimos años. Incluso los niveles bajos de radioactividad toman cientos de años para poder manejarse con seguridad.

3.- Accidentes nucleares

Los desechos radioactivos pueden poner en riesgo severo la vida de las personas, así como al ambiente. El accidente que ocurrió el 26 de abril de 1986 en la planta nuclear de Chernobyl en Ucrania está considerado como el peor accidente nuclear de la historia. Sus devastadores efectos en los humanos y la ecología aún pueden verse hoy en día. Luego, otro accidente sucedió en Fukushima en Japón. Aunque los efectos no fueron tan terribles como los de Chernobyl, causaron serias preocupaciones ambientales.

4.- Altos costos

La administración de desechos nucleares es complicada y costosa. Estos desechos no pueden ser manejados de cualquier forma y deben estar bajo constante supervisión. Además podrían caer en malas manos y representar un peligro para la humanidad. Por otra parte, construir una planta nuclear es caro y requiere fuertes inversiones que no todos los países están dispuestos a afrontar.

5.- El uranio es limitado

Igual que otras fuentes de combustible, el uranio no es infinito y sus reservas se limitan a unos cuantos países. Es costoso extraerlo de las minas, refinarlo y transportarlo. Durante todas estas actividades genera una considerable cantidad de desperdicios que pueden producir contaminación ambiental y serios efectos a la salud si no se manejan adecuadamente.

6.- El uranio puede usarse para fines bélicos

La energía nuclear tiene un poder inmenso. En la actualidad se usa para construir armas y si éstas caen en las manos equivocadas, la humanidad entera estará en peligro. Por eso, las plantas nucleares son uno de los principales blancos de las actividades terroristas. Si no se cumple la seguridad requerida, las consecuencias pueden ser fatales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

30 Síntomas Y Señales De Cáncer De Páncreas

Polución Mundial: Causas Y Consecuencias