Envoltura de Jengibre: Trata La Tos Fuerte Y Remueve La Mucosidad De Los Pulmones En Una Noche

La tos y los estornudos persistentes pueden apagar tu interés e impedir que “sobrevivas” al resto del día. A algunas personas se les dificulta hacer frente a sus actividades cotidianas, además de que a nadie le gusta abrazar a una persona que tose.

La tos persistente te mantendrá despierto toda la noche. La condición empeora cuando afecta a los niños pequeños, porque su inmunidad aún es débil e incapaz de combatir al virus que causa los resfríos.

Si consultas a tu doctor, probablemente obtendrás una receta para un jarabe para la tos, ya que la mayoría de los doctores creen que esta es la única solución para el malestar. Pero, lo que ellos no te dicen es que las soluciones farmacéuticas pueden provocar efectos adversos e incluso complicaciones severas, cuando son tomados por demasiado tiempo.

La somnolencia, las migrañas, el dolor de cabeza y la frecuencia cardíaca rápida son algunos de los efectos secundarios con los que puedes lidiar como resultado de la terapia convencional. La codeína y el dextrometorfano son los dos ingredientes principales en los jarabes para la tos habituales.

Busca remedios naturales que incluyan miel cruda y orgánica, y otros ingredientes saludables. Prueba nuestra envoltura de jengibre y miel, y deshazte de la tos persistente de inmediato.

Ingredientes de la envoltura de jengibre y miel

  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado o jengibre en polvo
  • Miel cruda y orgánica
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • También necesitarás gasa, una compresa y cinta adhesiva

¿Cómo se usa esta envoltura de miel y jengibre?

Mezcla la harina con la miel hasta que se combinen e integren bien.

Añade el aceite de oliva y agrega e jengibre. Revuelve nuevamente.

Traspasa la mezcla de textura pastosa a una compresa o servilleta y envuelve la gasa alrededor de ella.

Fíjala en tu espalda o pecho, utilizando una cinta adhesiva.

Si decides preparar la envoltura de miel para tus niños, asegúrate de utilizar la envoltura 3 horas antes de que sea la hora de ir dormir. Los adultos pueden dejar que la envoltura actúe durante toda la noche. Ten presente que tales envolturas te harán sudar más.

Esta envoltura natural de miel y jengibre no tiene efectos adversos, pero sé cuidadoso cuando la utilizas en niños porque su piel es más sensible.

La historia de Rachel Lim

Esta madre utilizó esta popular envoltura en su hijo, y estuvo más que maravillada con los resultados. Ella modificó ligeramente el tratamiento con envoltura de miel y empleó papel de aluminio.

La madre cuidadosa y dedicada utilizó aceite de coco en lugar de aceite de oliva, y también agregó un poco de jugo de jengibre a la mezcla.

Como manifiesta en su post de Facebook, su bebé siempre tosía durante la noche, aproximadamente 2-3 horas después de quedarse dormido. Ella aplicó la envoltura en su bebé, y la dejó hacer maravillas por 4 horas.

Lim dice que su bebé mejoró, y dejó de llorar y quejarse durante la noche. Las flemas, la mucosidad y la congestión desaparecieron. La envoltura de miel ayudó a su bebé a combatir la tos y a lograr un alivio asombroso.

El jengibre y la miel han sido utilizados durante mucho tiempo por sus propiedades curativas. Ahora que las personas se están más conscientes de su eficacia, es momento de que tú también uses estas envolturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here