in

8 Signos De Que Eres Una Mujer Que Nació Para El Éxito

¿El fresco olor de la ambición es lo que te levanta de la cama en ligad de un cappuccino? Si es así, sabes bien que hay una fuerza en tu interior que te empuja a crear, a construir y a liderar tu propio negocio de éxito. Cuando de verdad quieres algo, nada te puede detener.

Además, tienes la cualidad de que no te importa vivir según las expectativas de nadie más. Desafías el estatus quo porque sabes que estás destinada a la grandeza y al éxito.

Eres en parte una chica linda, en parte una súper heroína y en parte una genio. Eres parte de esas mujeres fuertes que tienen la ambición fluyendo por sus venas. Sabes que ser una mujer de éxito es una cuestión de mentalidad. No de estatus.

Mujeres como tú, que se encuentran en sus veintes y ya saben lo que quieren de sus vidas, son las que terminarán dominando el mundo.  Nuestro éxito no viene de las coincidencias. Es un resultado directo del esfuerzo que hemos hecho.

Mujeres que, por ejemplo, deciden dar el salto para dejar una vida mediocre y se embarcan en la aventura de un negocio en línea. Viajan por el mundo. Se convierten en dueñas de sus decisiones.

Si vas a quedarte con cualquiera de las enseñanzas de este artículo, debería ser esta: En el mundo moderno, tienes la oportunidad de tomar tus pasiones y habilidades y usarlas para construir un negocio, hacer un plan de vida y diseñar tu propio futuro. Así que, aquí está lo que necesitas para ser parte de esta tribu de súper mujeres:

  1. Vives la vida según tus propios términos.

No pasas tiempo preocupándote por las expectativas de otras personas. Porque, honestamente, tienes cosas más importantes que hacer. Como dominar el mundo. Independientemente de lo que tus amigos o tus padres puedan pensar, haces las cosas a tu modo.

Y, por mucho que los ames, no esperas que otras personas comprendan la lógica o la falta de con la que te conduces. Para ti, las reglas se hicieron para romperse. Y lo mejor que existe después del shampoo en seco sigue allá afuera, esperando ser creado, inventado  o descubierto.

  1. Crees que ser joven es una de tus grandes fortalezas

Odiamos tener que hablar de los haters. Pero, que se vayan al diablo. Eres esa chica con un loco sueño en mente, que no puede esperar hasta ser mayor o rica para alcanzarlo. ¿Todos tenemos que comenzar en algún sitio no? Y para ti, ese punto es ahora. Algunos lo podrían llamar inmadurez o inocencia. Pero tú lo llamas ambición con un toque de confianza. Tu secreto para el éxito.

  1. Eres una gran soñadora

Consideras que la mejor manera de predecir el futuro es crearlo, así que no sólo hablas acerca de tus sueños, los haces realidad. Te la pasas haciendo mil cosas a la vez porque no existe nada que no puedas hacer. Probablemente trabajas en un empleo de tiempo completo y tienes un montón de otras actividades porque dormirás cuando te mueras, obviamente.

  1. Eres tu crítica más importante

A diferencia de la mayoría de las personas, tú no ves la crítica como algo negativo. Siempre estás luchando por ser una mejor versión de ti misma. Negándote a aceptar la mediocridad. La sola idea de pensarlo te aburre hasta la muerte.

Eres crítica contigo misma porque sabes que eres inteligente. Increíblemente talentosa y capaz de mucho más. ¿Por qué no podrías ser absolutamente honesta contigo misma? Te rehúsas a ser una del montón. Y a base de críticas constructivas te llevas a ti misma hasta la cima.

  1. Valoras la libertad de crear tu propio estilo de vida y ser tu propia jefa.

No crees en  gastar tu vida construyendo los sueños de alguien más. Quieres construir algo que sea tuyo y que te dé la flexibilidad de tener el estilo de vida en el que un trabajo tradicional no encaja.

Ya sea que esa flexibilidad te permita viajar, o tomar descansos de cuatro horas, estás trabajando duro para conseguirla. Al final del día, estarás increíblemente orgullosa de lo que has logrado.

  1. No dejas que los inconvenientes de te detengan

Tu pasión te lleva y te vincula con cualquier cosa que sea buena para tus metas. Miras los problemas como oportunidades. Y te gustan los desafíos.  Claro, también hay momentos en los que quieres correr de vuelta a los brazos de tu mamá. Pero sabes que son sólo eso: Momentos.

Así que te repones con mucha rapidez, lo superas y lo resuelves. Y cuando menos te das cuenta, ya estás resolviendo el siguiente problema.

  1. Aceptas que el fracaso es parte del proceso

Sabes que algunas veces ganas y algunas veces aprendes. Pero tienes algunos sueños bastante serios, y no vas a dejar que un par de dificultades te detengan.

Todos sabemos que el fracaso es inevitable, y que también es parte del éxito. Pero tú también sabes que cuando falla una idea, eso no significa que toda tú seas un fracaso.  Lo aceptas y sales del apuro con un maravilloso plan B.

  1. Haces que las cosas sucedan

No avientas una moneda al aire para determinar tu destino. Te caracterizas por ensuciarte las manos para hacer que eso que deseas pase. No necesitas el permiso de nadie para comenzar. Tu energía viene de hacer un millón de cosas distintas a la vez. Algunas veces, ni siquiera sabes cómo manejas todo eso y aún así tienes tiempo para la clase de pilates.

Eres el tipo de chica que nunca se aburre por que sabes que siempre hay algo que hacer o que aprender. Algo que te llevará más cerca de tus metas.

!Comparte esta hermosa reflexión con todas las mujeres maravillosas que conozcas!

MIRA ESTOS ENLACES:

Lo Que Verdaderamente Significa Ser Tú Mismo Y 3 Maneras de Lograrlo.

10 Libros Que Todas Las Mujeres Deberían Leer Alguna Vez En La Vida

28 Libros Para Mujeres Que Tienes Que Leer Porque Cambiarán Tu Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Como Empezar De Nuevo Y Cambiar Tu Vida

21 Tips Para Poder Tener Una Relación a Distancia