,

¿Es Malo Ejercitarse Mientras Estas En Tu Periodo?

¿No odias cuando llega ese momento del mes? Debes empezar a ser mucho más cuidadosa con la manera como duermes, te sientas y caminas, mientras tratas de aguantar las ganas de tirarle cosas a los que están a tu alrededor (solo aplica para las damas).

Quizá te sientas como una zombi mientras tienes el periodo y se siente demasiado tentador quedarte en tu cama acurrucada todo el día, preferiblemente acompañada por una taza de chocolate o helado.

Quizá algunas de ustedes se estremezcan con solo pensar en ejercitarse durante la visita, mientras que otras a lo mejor prefieren no abandonar su rutina de ejercicio diario a pesar de sentirse mal. El dilema de ir o no ir al gimnasio durante los días del periodo ha existido por un buen tiempo (¡y los cambios de estado de ánimo no ayudan para nada!).

Antes de tomar la decisión de ejercitarte o no mientras tienes el periodo, necesitas saber de verdad qué es el ciclo menstrual y por qué tienes que pasar por esta terrible y sangrienta experiencia mes tras mes.

¿Se recomienda ejercitarse?

Cuando tu horno está en modo limpieza y sientes que no es tu día (o semana), puedes beneficiarte si te levantas y te mueves a pesar de esos malestares.

El ejercicio ayuda a aliviar los síntomas del periodo

El proceso de sangrar por tus partes entre 4 y 7 días no es nada fácil y puede dejarte sintiéndote agotada e inflamada. Para completar, a menudo lo acompañan dolores incómodos.

Tus emociones abruman tu razonamiento, dejándote más irritable que de costumbre.

Al contrario de lo que muchos piensan, el ejercicio puede ser una buena manera de aliviar algunos de estos efectos secundarios indeseables que te ponen en este dilema. Finalmente podrás decidir sin esfuerzo cuál película ver, y verte tan radiante como siempre.

¿Qué pasa cuando te ejercitas?

  • Durante el ejercicio tu cuerpo libera una hormona llamada beta-endorfina. La beta-endorfina es similar a la morfina (aunque no lo creas). Ayuda a regular el dolor y mejorar tu estado de ánimo (aliviar el dolor es más que suficiente para mejorar tu estado de ánimo).
  • Cuando te ejercitas, tu cuerpo pierde agua en forma de sudor y eso te ayuda a sentirte menos hinchada.

Así que, ¿por qué no comienzas a buscar esa ropa para ejercitarte que tienes en tu armario y comienzas a moverte?

¿Qué ejercicios puedes hacer durante la semana de la marea roja?

Aunque no hay nada malo con ejercitarte como quieras (mientras no sea demasiado intenso), hay algunos ejercicios particularmente útiles.

  1. Prueba tu flexibilidad con asanas de yoga:

El yoga puede ser algo muy bueno que probar durante el periodo. El yoga puede ayudar a aliviar los dolores menstruales (también conocidos como dismenorrea). Trata de no ponerte demasiado creativa y haz posiciones simples (para no romperte algo durante tu periodo).

  1. Trota:

Si te gusta trotar, unos pocos días de menstruación no deberían detener tu rutina. Trotar no solo ayuda a aliviar problemas del periodo, sino que también mejora tu metabolismo mientras te da una manera gratuita de pasear y estar al aire libre.

  1. Nada:

Si te gusta mucho nadar, lánzate a la piscina sin dudarlo. Aquello de no nadar durante el periodo es un tabú que hay que eliminar de nuestra cultura general. Solo asegúrate de usar un buen tampón o toalla y un traje de baño ha gustado para que no dejes la piscina como una escena de “Tiburón”.

Aunque el ejercicio es una excelente manera de superar los malestares del periodo, hay algunas cosas que en tener en cuenta antes de empezar a ejercitarse. 

¿El ejercicio puede perjudicar durante tu pedido?

El ejercicio vigoroso e intenso por un periodo de tiempo prolongado puede impactar negativamente en tu ciclo menstrual.

1. Puede hacer demorar el inicio de la menstruación

Las chicas que comienzan a hacer entrenamiento atlético antes de la menarquía (la llegada del primer periodo) comienzan su período después de que aquellas que son menos activas físicamente. Esto de verdad no es algo de qué preocuparse.

2. Puede causar amenorrea

Las mujeres atletas pueden sufrir de amenorrea, una condición en la que la menstruación no ocurre. Ejercitarse demasiado puede reducir significativamente sus niveles de grasa, lo cual puede causar amenorrea. La carencia de grasa corporal al igual que el exceso puede causar periodos irregulares o que no te llegue el periodo.

Que no te venga el periodo puede sonar como algo deseable, pero puede causar pérdida ósea haciéndote susceptible a fracturas (poniéndolo así parece que la llegada del periodo es una mejor opción).

¿Cuál es el veredicto final?

La marea escarlata no debería ahogar tu estilo de vida activo y saludable. Definitivamente puedes ponerte tu ropa de ejercicio y zapatos deportivos para empezar a ejercitarte. Ningún ejercicio es malo durante tu periodo, pero la moderación es la clave. Préstale atención a tu cuerpo, come saludable, y mantén un peso corporal saludable. ¡Que nada te detenga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con Este Plan De Dieta De 21 Días Cualquiera Podrá Ponerse En Super Forma

10 Cosas Que Necesitas Hacer Para Que Nunca Más Vuelvas A Ver Otra Araña En Tu Cocina, Baño O Dormitorio