Escasez Del Agua: Causas, Consecuencias Y Soluciones

Para poder reflejar adecuadamente la gravedad del fenómeno de la escasez del agua, tanto a nivel local como mundial, es necesario que las personas comiencen a familiarizarse con las estadísticas relacionadas al tema. Cada continente del mundo se ha visto afectado por la escasez del agua en una u otra medida, no sólo las regiones que tradicionalmente son secas. Al menos dos mil millones de personas padecen escasez una o dos veces al año y más de mil millones no tienen acceso al agua potable para beber.

Vamos a explorar brevemente lo que implica la falta de este precioso recurso y lo que podría pasarle a la humanidad si no hacemos algo al respecto. Algunos de los datos que debemos conocer son los siguientes:

  • Existe menos agua potable de la que se necesita para suplir dignamente las necesidades de la humanidad y la gran mayoría se gasta en zonas urbanas.
  • La escasez de agua también se conoce como sequía o crisis de agua.
  • Además de la falta del recurso, el problema puede ser encontrar agua potable.
  • Cuando existe escasez de agua en una zona, la vegetación muere y el suelo se degrada.
  • La escasez del agua se declara en las regiones donde el agua potable no alcanza para cubrir la demanda.
  • Debe distinguirse entre cuánta agua potable gastan las personas y cuánta realmente necesitan para una vida digna. En algunas regiones las personas gastan mucho más y, en otras, tienen acceso a mucha menos.

Sigue leyendo: ¿Cuánta Agua Necesitamos Beber Según Nuestro Peso?

El agua limpia se ha convertido en un lujo que las personas en las regiones subsaharianas no siempre pueden permitirse. Muchas personas pueden llegar a pasar días enteros buscándola, lo cual limita su capacidad de obtener otros bienes y alimentos. Para el año 2025, la situación podría ser la misma para dos tercios de la población mundial si no se toman medidas de emergencia ahora.

Todos sabemos que alrededor del 70% de la Tierra está cubierta de agua, pero solo el 3% de esta enorme cantidad de agua es dulce. El resto es agua salada o agua de mar y conforma los océanos. Del 3% del agua dulce, dos tercios están contenidos en forma de glaciares y campos de nieve que no están disponibles para el consumo humano. El resto, o sea, el 1%, está disponible para el consumo humano y es el que soporta los requerimientos de toda la población del planeta. Como resultado, el agua fresca que bebemos y con la cual nos aseamos, es verdaderamente una fracción muy pequeña de toda el agua del planeta.

Sin embargo, para muchas personas es fácil dejarse llevar por las enormes masas de aguas de los océanos y considerar que todo el asunto de la escasez de agua y el inminente riesgo de que el agua fresca se convierta en un artículo de lujo, no es más que un invento.

El problema global de la falta de agua necesita ocupar un puesto entre las preocupaciones principales de las personas y darle énfasis en los medios de comunicación hasta que cada una de ellas tome consciencia de lo valioso y limitado que es este recurso. Para ayudar a esta causa, en este artículo vamos a resaltar la información más relevante sobre lo que la escasez de agua implica.

Comenzaremos describiendo lo que significa la escasez de agua. Después veremos cuáles son los usos críticos del agua dulce, para continuar con la importancia de ahorrar el agua y con algunas de las peores consecuencias que puede acarrear la falta de la misma. Para concluir con una nota positiva, daremos algunas soluciones que todos podemos adoptar para contribuir a la conservación del agua en el planeta.

Recordemos que cada día las personas que afortunadamente tenemos acceso al agua potable la desperdiciamos a niveles inimaginables. El agua que tú usas pasando 5 minutos más en la regadera podría cubrir las necesidades diarias de toda una familia subsahariana.

Algunas de las causas principales de la escasez de agua

Los especialistas del ambiente y los activistas han puesto muchísimo énfasis en el tema del calentamiento global y del cambio climático como el principal problema que enfrenta la humanidad. Pero, sin restarle importancia de ningún tipo al problema, es preocupante que la escasez de agua no sea también un asunto relevante en la mesa de las discusiones ecológicas.

El problema es que la contaminación ambiental sí llega a las zonas urbanas y muchas veces no sucede lo mismo con la falta de agua. Por eso algunas personas no reconocen la urgencia de hacer algo al respecto y se arriesgan a actuar cuando ya sea demasiado tarde. El problema de la escasez del agua deriva de:

  • Las demandas excesivas e innecesarias que superan los escasos recursos disponibles.
  • Contaminación del agua fresca disponible causada por actividades humanas irresponsables.
  • Las industrias y las fábricas consumen agua fresca para sus procesos, pese a que podrían usar agua de mar desalinizada.
  • Micro desperdicios de agua que todos cometemos al usarla en exceso y que, en conjunto, suman una enorme cantidad de agua desperdiciada.
  • Escasez económica ocasionada por la falta o mal manejo en los recursos de agua existentes.
  • Mala distribución de los recursos. Algunas áreas, sobre todo las urbanas, absorben cantidades inmensas de agua, mientras que otras zonas ni siquiera cuentan con la infraestructura necesaria para aprovechar el agua fresca disponible.
  • Los mantos acuíferos se explotan a mayor velocidad de la que se reponen.
  • La contaminación del agua provoca que los ya de por sí escasos recursos de agua fresca se echen a perder. Una de las fuentes más graves de contaminación del agua son los residuos nucleares, pues no pueden limpiarse.
  • Las injusticias en la repartición de la tierra provocan que pocas personas en zonas rurales tengan acceso a las fuentes de agua y que las personas que sí tienen acceso hagan mal uso de ella.
  • En algunas partes del mundo, las personas deben caminar durante horas para llegar a los pozos de agua dulce, lo cual les quita tiempo y disponibilidad para acceder a otros recursos y para el crecimiento económico.

Efectos y consecuencias severas de la escasez de agua

Para enfatizar la severidad de la escasez de agua, es conveniente resaltar algunos de los efectos y consecuencias de la misma. Esta lista está basada en los hechos actuales pero, si no detenemos el problema, en un futuro pueden ser mucho peores, desde la forma en la que puede afectar las actividades domésticas hasta su impacto en el cambio climático.

Lee también: Tratamiento De Aguas Residuales: Qué Es Y Cuál Es Su Proceso

  • Restricciones en el consumo de agua en muchas zonas del mundo.
  • Las comunidades pobres y remotas aún no tienen acceso al agua potable, y puede que nunca lo tengan.
  • Impacto negativo en los cultivos y todo tipo de plantas que necesitan agua para sobrevivir.
  • Incremento de los incendios forestales debido a la sequía.
  • Los depósitos de agua, lagos y ríos se secan y toda la flora y fauna que vive en ellos, perece.
  • Incremento desmedido en las tarifas del uso del agua en todos los países.
  • Las personas que se dedican a la agricultura pierden su fuente de ingresos y la cantidad de alimentos disponibles disminuye.
  • Los glaciares están derritiéndose debido al calentamiento global y el agua dulce que contienen está mezclándose con el agua de mar y perdiéndose.
  • El aumento de las temperaturas a nivel mundial hace que aumente la escasez de agua por evaporación.
  • Debido a la pobreza y a la falta de acceso al agua fresca, las comunidades marginales del mundo enfrentan una gran cantidad de enfermedades que se relacionan con el agua estancada, la falta de higiene y la deshidratación.
  • El agua no sólo es escasa para la higiene más básica, en algunos lugares de la Tierra las personas están en riesgo de morir de deshidratación.

Lee más:

Soluciones al problema de la escasez de agua

La buena noticia es que la solución al problema de la escasez del agua está en nuestras manos.

Gran parte de esto puede parecer obvio pero, al mismo tiempo, muchas veces no llevamos a cabo estas sencillas acciones. Mientras menos agua utilicemos y más recursos ahorremos, menos posibilidades existen de que padezcamos escasez. Pero para que las soluciones sean efectivas, debemos adoptarlas todos. La siguiente lista considera soluciones prácticas que podemos implementar y acciones internacionales que los gobiernos pueden adoptar:

  • No dejes corriendo el grifo del agua si no es estrictamente necesario. Por ejemplo, si te estás lavando los dientes, no necesitas tener la llave abierta mientras te los estás cepillando.
  • Utiliza el agua cuando realmente puedas aprovecharla. Por ejemplo, usa cargas llenas de ropa en la lavadora.
  • No desperdicies agua lavando tu automóvil con agua de la manguera. En lugar de eso, usa una cubeta.
  • Mientras menos responsable sea nuestro consumo de agua, mayores serán las tarifas que los gobiernos tendrán que cobrar por el servicio.
  • Es necesario construir sistemas sustentables en los hogares que ayuden con la recolección del agua y que también puedan reusarla.
  • Reciclar el agua es una cultura que todos debemos adquirir. Por ejemplo, usar el agua con la que nos bañamos, para el inodoro.
  • Se requiere una regulación más estricta para el uso de agua fresca en la industria.
  • La legislación que concierne a los recursos naturales y al agua debe ser revisada y optimizada por los gobiernos.
  • Es importante lanzar campañas de educación y concientización que alerten a las personas de los peligros de desperdiciar el agua y les enseñen a ahorrarla.
  • Un compromiso real entre la ciudadanía y el Estado por utilizar y repartir de manera responsable los recursos acuíferos.
  • Es necesario impulsar prácticas de cultivo que impliquen menos desperdicio de agua.
  • Llevar tecnologías de agua limpia y potable a las comunidades remotas.
  • Es necesario educar a las personas que dependen de un río o una fuente de agua fija para que eviten contaminarla.

Ahora ya conoces a grandes rasgos lo crítica que es en realidad la situación con respecto al agua potable en el mundo. Para miles de millones de personas el agua es un lujo. Así que haz tu aportación al ambiente: no desperdicies el agua y ayuda a generar conciencia de cómo aprovecharla y ahorrarla entre todas las personas que conozcas. Si no lo hacemos ahora, dentro de algunos años la escasez será tal que incluso puede detonar guerras mundiales por el control del agua. Recuerda que el cambio empieza por ti.

 

¡Comparte esta importante información con todas las personas que conozcas!

¡Sigue leyendo nuestros artículos y descubre más sobre los fenómenos de nuestro planeta!:

GuardarGuardar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here