La Fiebre Escarlata Está De Vuelta Y todos Los Padres Tienen Que Conocer Estas Señales De Alerta

Cuando nuestros hijos tienen alguna enfermedad estamos ansiosos de encontrar la solución y regresarlos a a normalidad. Cuando la fiebre escarlata ataca, caracterizada por erupciones, picazón y dolor en la garganta, entramos en un frenesí de preocupación y tratamos de hacer cualquier cosa para detenerla. Esta situación ha sido cada vez más común desde el 2015, ya que ha habido un gran incremento de casos de fiebre escarlata, causados por una cepa nueva y agresiva.  Afortunadamente, hemos tenido muchos avances desde la edad media en la que no existían los antibióticos y hemos desarrollado formas de tratar tanto los síntomas como la infección.

¿Cómo te contagias de fiebre escarlata?

La bacteria Streptococcus común (el mismo tipo que causa la faringitis estreptocócica), infecta a los niños al secretar una toxina. Los niños que son susceptibles a esta bacteria padecerán la fiebre escarlata. Como resultado, desarrollan una erupción cutánea similar a la de una quemadura de sol en la cara, el cuello, la espalda y el pecho, mientras que el área alrededor de la boca permanece intacta. Después de seis días, la piel comienza a descarapelarse, junto con otros síntomas.

Síntomas más comunes

Frecuentemente, la fiebre escarlata está acompañada de:

  1. Salpullido
  2. Rostro enrojecido
  3. Dolor en la garganta
  4. comezón en la piel
  5. inflamación del cuello
  6. fiebre
  7. dolor abdominal

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene fiebre escarlata?

La fiebre escarlata es muy contagiosa, por lo que deberás limitar el contacto de tu hijos con parientes y amigos. Evita que su cepillo de dientes tenga contacto con el del resto de la familia y de preferencia sustitúyelos por unos nuevos. Adicionalmente, tu hijo no debe salir de casa a menos que sea para ver al médico.

El tratamiento requiere aproximadamente diez días de medicación con antibióticos. Seguramente van a mejorar antes de que termine el tratamiento, pero es importante no interrumpirlo y administrarlo hasta el final. Espera al menos 24 horas después de que los síntomas hayan remitido por completo para que regrese a la escuela.

Es de suma importancia atacar a la bacteria, ya que si la enfermedad avanza sin tratamiento, puede causar daños en órganos internos como el corazón y el hígado.

Tratamiento para los síntomas de la fiebre escarlata

La fiebre escarlata conlleva síntomas muy incómodos y seguramente tu prioridad será darle algo de alivio a tu hijo. Para ello, hay algunos remedios naturales que quizá quieras probar antes de usar drogas para el dolor.

Vinagre de manzana

Tiene numerosos beneficios, incluyendo la capacidad de aliviar una garganta adolorida al calentarlo y agregarle pimienta de cayena. El vinagre de manzana contiene ácido acético, que también tiene la capacidad de tratar infecciones en pacientes con quemaduras. Pon un poco de vinagre de manzana en un algodón y aplícalo a las zonas de la piel afectadas por la fiebre escarlata.

Miel, hojas de fresa y menta

Realiza una infusión con ellos  haz que tu hijo la tome dos o tres veces al día para aliviar su garganta.

Vapor

El vapor de agua y los humidificadores son efectivos para proteger a tu hijo de la resequedad el ambiente y prevenir ataques de tos que lastimen aún más su garganta. Si agregas aceites esenciales como el de lavanda, además agregarás un elemento que ayude a aliviar la inflamación.

Aceite de lavanda

Combinado con el humectante adecuado, reduce los síntomas cutáneos de la fiebre escarlata, aliviando la piel reseca y con comezón. Aplica aceite de lavanda al 2% combinado con aceite de oliva o almendras.

Uñas bien cortadas

Corta las uñas de tu hijo al ras, para evitar que se lastime él mismo cuando se rasca.

Sopas, tés, y comidas suaves

Mantendrán una adecuada nutrición para que sane con rapidez, y las infusiones calientes le ayudarán con las molestias de la garganta.

Hidratación

La hidratación es necesaria para mantener las funciones humanas. Además, beber agua puede ser efectivo para humectar la piel reseca y con comezón.

Mantenerlo alejado de los irritantes

Mantenlo fuera del alcance de químicos de limpieza y humo de cigarro. En general, nunca deberías fumar cerca de tus hijos.

Conclusión

Puede ser bastante descorazonador ver que tus hijos deben atravesar por esta enfermedad. Al momento de tratar los síntomas, no sólo es importante que escuches las recomendaciones de tu pediatra, también debes atender a tu intuición para darle a tu hijo el mejor tratamiento posible.

!Comparte esta importante información con todos los padres que conozcas!

MIRA ESTOS ENLACES:

20 Cosas Que Ya No Me Importan En Absoluto Despúes De Tener Hijos

“Debieron Haberme Advertido” La Carta De Una Madre Revela La Verdad Sobre Tener Al Primer Hijo

Mezcla Estos 2 Ingredientes Para Ayudar A Los Síntomas De La Sinusitis Y Expulsar El Moco

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here