6 Habilidades Sociales Que Son Clave Para Triunfar

¿Qué son las habilidades sociales?

Hemos escuchado mucho sobre lo importante que es que los niños adquieran habilidades sociales. Pero ¿Qué son exactamente las habilidades sociales, y cómo las aprendemos?

Hay un montón de definiciones diferentes sobre lo que son las habilidades sociales. Pero en general son las habilidades necesarias para llevarse bien con los demás y crear relaciones duraderas y satisfactorias.

El estilo de interacción exuberante y extrovertido que tiende a valorarse tan alto en la sociedad occidental no es necesariamente la mejor o la única manera de relacionarnos con otros.  Un estilo de relacionarse algo más pasivo también puede ser muy saludable. Las habilidades sociales tienen que ver con ser capaces de ser flexibles de adaptar nuestra conducta a alguna situación en particular. Y también a nuestros deseos y necesidades.

Tres procesos que subyacen a las habilidades sociales

Existen tres procesos principales que los niños y también los adultos usan para navegar en el mundo social. Observar, pensar y hacer.

– Observar

Verdaderamente observar una situación social implica ser capaz de notar ciertos patrones o pistas. Significa estar conscientes del contexto. ¿Es una situación casual o formal? ¿Son estas personas amigos cercanos, o son extraños? Diferentes situaciones requieren distintos tipos de conducta. La observación social también implica estar pendientes de la conducta de los demás. Si alguien se siente perdido sobre cómo actuar en una situación social, podemos responder a la pregunta

¿Qué están haciendo todos los demás? Esto puede darnos algunas pistas de qué hacer.

Monitorear las reacciones de los demás también nos ayuda a cambiar el rumbo de las cosas si no están yendo del todo bien.  Por ejemplo, podemos darnos cuenta de que otra persona está aburrida y tratar de ser más interesantes.

Los niños que tienen problemas observando estas situaciones, por lo general molestan a los demás. Pueden hacer cosas inapropiadas para el contexto. Como portarse tontos cuando todos lo demás están siendo serios. O peor, pueden continuar teniendo conductas inadecuadas por que no alcanzan a detectar las señales de los demás para que paren.

– Pensar

Pensar en las situaciones sociales implica la interpretación de la conducta de los demás para comprender por qué están haciendo lo que hacen. ¿Están siendo juguetones o agresivos? ¿Sus acciones fueron deliberadas o accidentales? También significa la capacidad de predecir las respuestas de los demás y desarrollar estrategias efectivas para influenciar a las personas de la manera deseada.

Las investigaciones de cognición social nos dicen que los niños que tienen dificultades en este contexto, usualmente malinterpretan las intenciones de los demás. Por ejemplo, los niños agresivos son más propensos que otros niños a detectar conductas de acercamiento amistoso como si fueran amenazantes.  También son menos capaces de realizar estrategias asertivas para solucionar dificultades.

– Hacer

En un contexto social, significa interactuar de maneras positivas. Algunas personas saben por instinto lo que tienen que hacer, pero igualmente tienen problemas para hacerlo. Por ejemplo, pueden desear unirse a una conversación. Pero se sienten nerviosos y ansiosos y terminan congelándose. Así que no dicen nada. Otras personas tienden a actuar de maneras impulsivas. Y hacen comentarios inapropiados.

¿Cómo podemos aprender habilidades sociales desde la infancia?

Algunos niños parecen aprender habilidades sociales con mucha facilidad. Pero otros pueden necesitar algún entrenamiento adicional. Casi todos los niños tienen dificultades sociales en algún punto. Ya sea que se trate de conseguir nuevos amigos en una nueva escuela o de manejar una discusión con un compañero. Este tipo de experiencias es muy común. Pero también pueden ser muy dolorosas.

Considerando estos tres procesos subyacentes a las habilidades sociales, podemos entender cuál es el proceso que está fallando y encontrar maneras de superar esas dificultades.  Por ejemplo, durante una cita o una conversación con amigos, podemos ayudarnos a nosotros mismos preguntándonos conscientemente:

¿Estoy observado la situación de forma analítica?  Y ¿Estoy desarrollando una buena estrategia de interacción antes de actuar?

Algunos niños encuentran muy difícil el enfrentarse a algunos dilemas sociales, Por ello es imprescindible el apoyo de algún adulto de confianza que pueda darles pistas para que detecten lo que está saliendo mal.

Finalmente, se pueden crear oportunidades para que los niños practiquen la parte social del “hacer” en ambientes controlados, como los juegos de roles. Así, se les da la oportunidad de sentirse más cómodos y de planear con calma y cabeza fría sus estrategias.

Por ejemplo, los niños que encuentran difícil el contacto visual, pueden encontrar más sencillo “mirar a las personas entre las cejas”. Esto se parece bastante al contacto ocular, pero la significación es distinta para el niño y puede ser menos estresante.

Los niños usualmente hacen amigos por que tienen actividades en común con ellos. Así que ingresar  actividades extracurriculares interesantes también puede ser una buena solución. Las actividades poco concurridas a menudo son más manejables para los niños que son demasiado tímidos.

Los niños que tienen problemas con otros niños de su edad, a menudo lo hacen mejor con niños algo mayores o menores.

Experimentar muchos fracasos sociales de manera recurrente realmente no ayuda a los niños a aprender. Los niños que ya están experimentando dificultades con sus compañeros necesitan un entrenamiento y una guía adecuados.  De otra manera, esta falta de habilidades sociales fundamentales se puede extender hasta la vida adulta y mermar localidad de vida de las personas.

Si nuestro hijo no pudiera aprender a sumar o a escribir, no nos quedaríamos tranquilos. No diríamos “es parte de su personalidad”. Porque sabemos que aunque le cueste algo más de trabajo que a los demás, son habilidades imprescindibles que necesita aprender para moverse bien por la vida. Lo mismo sucede con las habilidades sociales.

6 habilidades sociales importantes

Las habilidades sociales son, sin duda, el set de habilidades más importantes que podemos adquirir.  Tener buenas habilidades sociales te ayuda a conocer personas interesantes. A conseguir un empleo que te guste. A progresar en tu carrera y en tus relaciones. Pero algunas personas simplemente no fueron bendecidas con buenas habilidades sociales innatas y necesitan aprenderlas.

La falta de habilidades sociales puede conllevar a una vida solitaria, causando ansiedad y depresión. Nos deprimimos y nos ponemos ansiosos cuando no cubrimos nuestras necesidades humanas fundamentales. Y la necesidad de socializar y de conectar con otros es una de estas necesidades, Todos necesitamos contacto social.

Las habilidades sociales se pueden aprender y mejorar, de tal manera que mejoren varios aspectos de la vida.

Seguro, algunas personas encuentran más sencillo relajarse y actuar de manera natural cuando están rodeadas por otros. Hablan y escuchan con confianza y saben cuándo y cómo participar en una conversación. Pero en realidad todos podemos aprender esto. Normalmente requiere algo de práctica, así como estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort. Pero los resultados bien valen la pena.

Las siguientes, son las 6 habilidades sociales más importantes que todos podemos desarrollar.

1.- La habilidad de permanecer en calma en situaciones sociales

Sin importar cuántas habilidades sociales tengas, si estás ansioso, entonces tu cerebro no funcionará adecuadamente.  Siempre es más difícil hablar y expresarnos adecuadamente cuando estamos agitados. Así que tranquilizarse es vital. Pero relajarse en las situaciones sociales también nos ayuda de otras maneras.

Si tu cuerpo y tu rostro mandan señales inconscientes de que estás nervioso, será más difícil para los demás relajarse cuando están cerca de ti. Esto hará más difícil construir vínculos de confianza. Controlar las emociones es un paso muy importante para obtener habilidades sociales.  Las personas cometen un gran error cuando creen que las habilidades sociales se restringen a hablar adecuadamente.

2.- Habilidad para escuchar: el arte de la conexión

Cuando sales a cenar con una persona de tu agrado, puedes regresar a casa pensando que esta es la persona más maravillosa y encantadora que has conocido. Pero cuando sales a cenar con alguien a quien le gustas mucho, sientes que tú eres la persona más inteligente y encantadora del mundo.

Eso se debe a que existen pocas cosas tan atractivas y satisfactorias que ser verdaderamente escuchados. Puedes demostrarle a tu interlocutor que realmente te interesa lo que dice:

  • Verbalizando expresiones de atención como: ajá, entiendo, sígueme contando, etc.
  • Retroalimentando lo que acabas de escuchar con una solicitud de más detalles.
  • Referirte a comentarios que la otra persona hizo anteriormente.
  • Mantener contacto visual y una actitud física receptiva mientras la otra persona se encuentra hablando.
  • Para escuchar adecuadamente a los demás, debes estar genuinamente interesado en ellos.

3.- Empatía: Interesarse por las situaciones de los demás

Una gran parte de la ansiedad social tiene que ver con la autoconciencia. Misma que puede encontrar bastante alivio en el acto de concentrarnos de manera plena en otra persona. La fascinación con las otras personas y con sus asuntos no sólo incrementa tus niveles de comodidad. También hace sentir interesantes a los demás. Y a las personas les gusta rodearse de quienes les hacen sentir de esta manera.

Las mejores situaciones sociales son, de hecho, aquellas en las que puedes olvidarte un poco de ti mismo y concentrarte en lo que le sucede a otras personas.

4) Habilidad de construir vínculos de confianza

La conexión es ese estado de entendimiento mutuo que ocurre en una buena interacción social. Básicamente dice “me gustas por que nos entendemos el uno al otro”. Esto sucede a un nivel inconsciente, y cuando ocurre entre dos personas es fácil verlo porque el lenguaje, los patrones del habla el lenguaje corporal y la postura de ambos están en sincronía.

La conexión es un proceso inconsciente. Pero puede ser incrementada a partir del entrenamiento en habilidades sociales.

  • Copiar en espejo los movimientos y la postura corporal de la otra persona. Cuando estás con alguien más, intenta coincidir con sus expresiones. Esto no significa que las imites, si no que las complementes.
  • Reflejar concordancia con el tipo y velocidad de lenguaje, el tono, el volumen y las palabras.
  • Retroalimentar asertivamente lo que escuches
  • Concentrarse en generar conexión con los demás te hace sentir más cómodo con la situación que si estuvieras concentrándote en tu ansiedad.

5.- Saber cómo, cuándo y qué tanto hablar sobre ti mismo.

Hablar demasiado de ti mismo y demasiado pronto puede ser la mayor causa de desastre en tus interacciones con nuevas personas. A nadie le gustan los egocéntricos. Normalmente, los primeros acercamientos entre las personas que más adelante profundizan una amistad o una relación, tienen que ver con pláticas triviales. Que no implican asuntos personales demasiado íntimos o profundos. Una persona que habla todo el tiempo de sí misma, parece desesperada por atención. Además, puede incomodar a los demás.

De cualquier forma, mientras que las conversaciones y las relaciones progresan, incluir pequeños datos personales poco a poco ayuda a generar conexión entre dos personas.

6.- Habilidad para ver a los ojos y sonreír

Si no miras a alguien a los ojos mientras le estás hablando, la otra persona puede sentir que:

  • La estás ignorando
  • No eres digno de confianza
  • No te gusta mirarla

Esto no significa que debes mirarlos fijamente todo el tempo. También el exceso de contacto ocular se siente raro y puede generar desconfianza. Las investigaciones indican que una sonrisa de alguien que te mira a los ojos es algo que inmediatamente le da puntos en el nivel de atracción.

Tener buenas habilidades sociales va a mejorar tu vida. Hablar claramente y ganar la confianza de hablar frente a un público concurrido significará que serás capaz de aproximarte a nuevas personas, relajarte y hacer amigos. Lo primero, es dejar de lamentarnos si no somos naturalmente asertivos a nivel social. Y comenzar a entrenar las habilidades que se necesitan para ser exitosos con las personas. Puedes empezar hoy mismo.  No dejes de crecer en todos los ámbitos de tu vida.

¡Comparte estos geniales consejos con todas las personas que conozcas!

MIRA ESTOS ENLACES:

8 Signos De Que Eres Una Mujer Que Nació Para El Éxito

Esto Es Lo Que La Costumbre De Cocinar Juntos Puede Hacer En Por Tu Relación

Los 15 Mejores Cumplidos Que Podrás Dar O Recibir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here