in

Hierbas Para La Piel

La piel no solo es el órgano más grande de tu cuerpo, sino también el más visible. Ya que rodea todo tu cuerpo, tiene sentido que uno se esfuerce para mantener su salud, juventud e higiene. Las hierbas como las que nombramos a continuación, que son suaves para la piel pero fuertes para tratar problemas en la piel, de verdad se han ganado su lugar como remedios efectivos para la piel e incluso son usadas para productos cosméticos para el cuidado de la piel.

Raspones, cortadas, quemaduras, acné, eczema, psoriasis, y cáncer de la piel son algunos de los problemas de la piel más comunes. Globalmente, ¡las ventas de productos para la piel exceden más de 300 mil millones anualmente y 8 mil millones solo en los estados unidos!

Una piel saludable no solo es hermosa exteriormente, también es un indicio de una buena salud interna. Y no necesitas gastar tanto en productos comerciales para la piel cuando hay extractos naturales de plantas y hierbas. Muchos de estos remedios naturales tienen la capacidad de combatir los radicales libres, inhibir la degradación enzimática, promover la síntesis del colágeno, y poseen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Estas son algunas hierbas que según varios estudios tienen efectos beneficiosos en la piel:

10 hierbas beneficiosas para la piel

Caléndula

Se cree que sana y regenerar los tejidos de la piel. Por ejemplo, se ha descubierto que la caléndula mejora la firmeza e hidratación de la piel en pruebas con humanos. También hay evidencias que sugieren que las cremas basadas en aceite de caléndula pueden ser efectivas contra alteraciones en la piel causadas por radiación ultravioleta B.

Aloe

El gel de aloe vera es conocido por su capacidad para reparar heridas y daños en la piel, haciéndolo un ingrediente común en los productos para el cuidado de la piel. Un estudio descubrió que la crema de aloe vera es un poco más efectiva que los esteroides tópicos para reducir inflamación y picor en la piel. Otros estudios indican el valor del aloe para aliviar la dermatitis, congelación, quemaduras y psoriasis.

Hierba de San Juan

Aplicada externamente como crema, ungüento o aceite, la hierba de San Juan ha demostrado tener efectos calmantes en la irritación de la piel. Un estudio de investigación ha demostrado que el oleum hyperici, un aceite extraído de la hierba de San Juan, puede ser usado para el tratamiento tópico de quemaduras, heridas, hematomas, daños en los nervios, cortadas, hemorroides e incluso sirve como antiséptico. Por sus características antiinflamatorias y antibacterianas, los extractos de la hierba de San Juan exhiben actividades antimicrobianas contra microorganismos comunes.

Menta

En un experimento del año 2011, los científicos confirmaron que el aceite de menta aplicado en la piel causaba una sensación de frescura. Sus propiedades refrescantes le permiten a lamentar estimular y revitalizar la piel, restaurar la elasticidad, cerrar poros, reducir hinchazón y olores desagradables, y reducir la irritación y enrojecimiento.

Té verde

El té verde no solo se bebe. El extracto de té verde puede ser aplicado en la piel. Un estudio demostró que una loción con un 2% de té verde puede funcionar como una solución para el acné. Además de aliviar el acné, el té verde contiene flavonoides antioxidantes que protegen la piel de los peligros de la luz ultravioleta, ayudando la piel a sanarse de quemaduras por el sol, envejecimiento y cáncer.

Manzanilla

No se puede negar que la manzanilla es uno de los ingredientes naturales más comunes en los productos para el cuidado de la piel. Esta hierba es una excelente fuente de un compuesto potente llamado alfa bisabolol, que se cree que es efectivo para acelerar el proceso de sanación de la piel además de reducir arrugas.

Además de su maravilloso aroma, la manzanilla también es conocida por sus propiedades anti irritantes, antiinflamatorias y de alivio que son beneficiosas para la piel. Cuando se aplica, la manzanilla es útil para aliviar el heridas, eczema, quemaduras menores, quemaduras por el sol y erupciones en la piel.

Lavanda

Además de sus efectos relajantes y calmantes, la lavanda también es beneficiosa para la reparación de la piel. La hierba contiene el compuesto linalool que alivia la piel, evita la degeneración de los tejidos, y mantiene la piel firme. La lavanda también es un excelente agente anti envejecimiento por sus propiedades citofilácticas que promueven la regeneración de nuevas células. Promueve un sanación más rápida de heridas, cortadas, cicatrices, inflamación, irritación, psoriasis, quemaduras por el sol, eczema, acné y otros trastornos de la piel. La lavanda también es conocida por sus propiedades antibacterianas, antisépticas, antivirales, antiinflamatorias y anti toxinas.

Consuelda

Al igual que la manzanilla, la consuelda es uno de los ingredientes más populares en las lociones de la piel hoy en día. ¿Qué hace que esta hierba sea tan efectiva y buscada? Se cree que el contenido de alantoína de la consuelda tiene un rol importante para proteger la piel además de promover la regeneración de las células de la piel. Cuando se aplica la piel como un cataplasma, la consuelda tiene el potencial de sanar abrasiones y laceraciones.

Esta hierba también puede ser usada para tratar en una variedad de problemas en la piel. La alantoína también trabaja promoviendo la reparación de la piel y aliviando la inflamación. A pesar de su efectividad, la Administración de Alimentos y Drogas estadounidense prohibió el consumo de la consuelda porque se cree que causa daños en órganos esenciales para el cuerpo como el hígado.

Regaliz

Conocida por sus propiedades antiinflamatorias y para aliviar, la regaliz es una hierba maravillosa que promueve la salud de la piel. Es beneficiosa para la gente que sufre rosácea, eczema o psoriasis. Cuando se aplica en la piel como gel, la regaliz ayuda a aliviar síntomas como picor, enrojecimiento e hinchazón.

Árbol del te

Nativo de Australia, el aceite del árbol del té es conocido por sus propiedades antivirales, antisépticas y anti bacterianas y anti hongos. Los resultados de estudios recientes revelaron que el aceite del árbol del té es beneficioso para tratar varios problemas de la piel incluyendo manchas, acné y escamas.

Para la gente con acné, el aceite del árbol del te ayuda actuando como un exfoliante natural que destruye las bacterias que causan los brotes. Además, es útil para eliminar síntomas de problemas en la piel como irritación, picor y escamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 Millones De Mujeres Ignoran Estos Síntomas De Trastornos De La Tiroides Y Tú, ¿Conoces Las Señales?

6 Poderosos Alimentos Que Te Ayudan A Bajar La Presión Sanguínea Naturalmente