,

La Amarga Verdad Sobre La Stevia: No Es “Natural”

azucar

Stevia tiene los beneficios de tener un ph estable, ser estable al calor y no ser fermentable. Los dos principales componentes activos – esteviósido y rebaudiósido – son conocidos como glicósidos del esteviol.

Originalmente usado en tribus suramericanas por cientos de años, se ha usado para endulzar tanto té como medicinas por igual. Debido a su extraordinaria dulzura, también se usa en una variedad de otras comidas preparadas, especialmente productos de panadería. Las hojas de la planta Stevia rebaudiana has sido reconocida como una hierba multipropósito en Brasil y Paraguay donde se usa como un “regalo dulce”

Extractos industriales y derivados no son lo mismo que la hierba natural Stevia

Aquí es donde empieza la historia de la Stevia altamente procesada y artificial. Las compañías de bebidas crearon una pesadilla enorme de relaciones públicas para sí mismas con la introducción de los edulcorantes artificiales en los años 1960 y 1970. Los sustitutos de azúcar como el ciclamato y el aspartame fueron agregados a varias de las recetas de las bebidas al mismo tiempo que la sacarina  comenzaba a hacerse popular.

Más adelante, la sucralosa (también conocida como Splenda), un edulcorante sin calorías y sin nutrientes, fue agregada a la lista debido a los problemas de los productos anteriores. Todos estos edulcorantes artificiales ha sido reconocidos por implicar riesgos importantes para la salud, además de no tener un buen sabor.

Por el afán y la prisa de querer saltar en el bus del Stevia, muchos de las compañias de bebidas como Coca Cola y Pepsi han hecho lo que usualmente hacen. Tienen procesos formulados para extraer los ingredientes más dulces de la hoja de planta de Stevia. Este proceso de extracción química deja a la forma original de la hierba de Stevia virtualmente irreconocible.

Ya no es “natural”

Virtualmente todos procesos manufactureros que aíslan componentes químicos específicos lo hacen de tal manera que ya no puede considerarse “natural.”

“El mercadeo ha hecho un excelente trabajo en hacernos creer que Stevia es un producto natural y diferente, y quizás mejor, que los edulcorantes artificiales. En realidad, es una sustancia muy procesada y es igual de adulterada y “creada en laboratorio” como otros edulcorantes artificiales.

El proceso de extracción conlleva una infinidad de pasos, la compañía Coca cola tiene su propia patente para elaborar su propia versión de stevia.”

La gran variedad de compañías de bebidas y comida ahora comercializan sus nuevos y mejorados productos endulzados con stevia bajo diferentes nombres comerciales. En cada uno de estos casos es importante entender que los extractos y derivados están lejos de ser naturales. Ya que dichos son extraídos o derivados químicamente,  la presencia de subproductos químicos y/o residuos puede resultar dañina.

No se han realizado pruebas aún para determinar los efectos negativos que pueda tener el uso prolongado de estos productos obtenidos a través del aislamiento químico.

De lo que hay que cuidarse

Las marcas comerciales de estas formas de stevia derivadas químicamente y que ahora se usan extensamente en muchas líneas de comida y bebida de varias empresas, son las siguientes:

  • Rebiana: un edulcorante que contiene principalmente Rebaudiósido A
  •  Truvia: la marca de consumo para Rebiana comercializada por Cargill y desarrollada en conjunto con la Compañía Coca-cola
  •  PureVia: la marca de Rebiana de PepsiCo, un edulcorante que fue desarrollado en conjunto con la compañía Whole Earth Sweetener
  • Eliten: La marca de consumo de Corn Products International, un edulcorante.
  • Erylite Stevia: Marca comercial de Jungbunzlauer para su edulcorante con Rebaudiósido A.

Mientras que la hierba natural stevia puede ser usaba sin precaución como un sustituto saludable del azúcar, las formas procesadas deben ser evitadas hasta que los estudios de investigación necesarios sean completados. Stevia herbal ha sido utilizado por diabéticos y otros con  Síndrome Metabólico para deshabituarse de otros edulcorantes, tanto naturales como sintéticos. Debido a que la stevia real es muy dulce, cuando se usa la forma real no es necesario usar mucho para satisfacer la dosis diaria de dulce.

La hierba natural stevia también tiene un toque amargo. Esta cualidad ayuda a balancear el cuerpo de maneras sutiles, de acuerdo a Ayurveda, especialmente por la falta de un sabor amargo en la dieta americana.

Conclusiones

Como todos los productos y alimentos procesados todo depende de la fuente de los ingredientes y el proceso de manufacturación. Cuando se trate de aquellos productos de la “Nueva Era” fuertemente comercializados como “endulzados con Stevia”, hay que ser muy cuidadosos. En este punto, ya es casi necesarios asumir que la stevia procesada ya no es natural y probablemente contenga micro-ingredientes dañinos.

Por lo tanto, mientras más ingieras estos productos, mayor será la posibilidad que ocurran efectos secundarios. El punto clave aquí es que alguno de estos efectos no deseados puede ocurrir durante años por debajo del nivel de percepción. En otros casos la manifestación de los síntomas están directamente conectados al consumo de “Rebaudiósidos” esencialmente, no al consumo de stevia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *