,

Qué Hacer y Qué No Hacer Para Mejorar Tu Técnica Para Caminar

Caminar es una gran forma para mantenerse saludable, con estudios señalando su efectividad para reducir el riesgo de apoplejía y enfermedades al corazón hasta en un 54 y 53 %. ¡Razón suficiente para ponerse esos buenos calzados para caminar! Solo debe asegurarse de que su postura para caminar sea correcta para evitar lesiones y aprovechar al máximo la caminata.

Caminar quema entre de 120 y 178 calorías en media hora. Si usted está caminando 3.5mph. Eso es bastante bueno para una actividad que no necesita una mayor inversión y la cual puede ser interesante con la ayuda de una agradable compañía, una buena rutina para caminar, o una brutal lista de reproducción.

Lo que debe tener en cuenta, sin embargo, es que caminar también – Como cualquier otro ejercicio – necesita ser hecho para aprovecharse al máximo. Aquí están algunas de las cosas que usted debe y no debe hacer para hacer sus caminatas de la manera correcta.

Aprender a Respirar Adecuadamente

Si usted ya respira de manera adecuada, eso significa que la mitad de la batalla está ganada. Especialmente si usted está caminando largas distancias o utilizando las caminatas como forma de ejercicio.

Evita respirar a través de la boca. Manténgase inhalando a través de la nariz, relajando su estómago mientras hace esto. Usted debería ser capaz de sentir el aire llenando sus pulmones, justo en la sección baja.

Para exhalar apropiadamente, sienta su vientre aplanarse a medida que lo hace, empujando el aire fuera de sus pulmones hasta que surja un silbido de su boca.

Trabaje en Su Marcha

Caminar implica una secuencia de movimientos que los expertos llaman el “Ciclo de la Marcha”. Comienza con un movimiento de empuje mientras su talón se eleva del suelo, seguido por el resto de su pie, terminando con sus dedos. El talón hace el primer contacto en la nueva posición seguido por los dedos.

Dicho de manera sencilla, usted empuja con sus dedos y aterriza sobre sus talones. Use esta técnica de caminar de “Talón a Dedos” en lugar de una técnica plana para caminar y usted debería ver un incremento en qué tan rápido puede caminar también.

Mire Hacia Adelante

Es tentador mirar hacia abajo cuando usted camina, observando sus pies mientras avanzan dando zancadas. Pero no es la mejor posición en cuanto a postura se refiere.

Si usted mira hacia adelante, con su mentón en paralelo al suelo, su cuerpo mantendrá una postura correcta. Si usted está caminando en un terreno desnivelado, esto puede ser difícil e incluso peligroso.

Así que escoja una ruta de superficie regular, como un parque o un sendero apropiado aún si usted va a una reserva natural para caminar.

¡No Arquear esa Espalda!

Su espalda necesita estar en una posición agradable y derecha, no encorvada hacia atrás o hacia adelante mientras usted camina. Usted puede, sin embargo, inclinarse un poco hacia adelante en su cadera si lo necesita.

Solo esté seguro de que su espina esté alineada al hacer esto, y gentilmente incline su tren superior para que sus hombros permanezcan en el mismo ángulo de sus caderas. Su cuello y hombros necesitan estar relajados.

Balancear los Brazos

Caminar de manera correcta no significa mantener los brazos de manera recta a cada lado de su cuerpo. Siéntase libre de dejar que se balanceen mientras usted camina – este es el movimiento natural que su cuerpo hace al caminar. Permitiéndole doblar un poco el codo, haciendo un ángulo de 90- grados. Sus manos deben estar relajadas.

No exagere con el balanceo – necesita llegar naturalmente y eso significa no dejar que los brazos se alejen de su cuerpo. Usted notará además que al aumentar la velocidad en la que sus brazos se balancean forzará a sus piernas a seguir el paso, aumentando el ritmo en general.

Haga Movimientos de Cadera (Y Cintura)

Sus caderas se pueden mover durante su caminata. Permitiéndoles moverse de un lado a otro en cada paso. Oponer resistencia a este movimiento puede de hecho hacer más lento el ejercicio. Usted debería también sentir su cintura girar mientras camina.

No Olvide sus Abdominales

Si usted siente que sus abdominales solo desempeñan un papel al hacer crunch o entrenamiento en el gym, esto puede sorprenderle. Sus Abdominales tienen un rol que jugar cuando camina también.

Mantenga sus abdominales comprometidos en la marcha y le ayudarán a caminar de forma más prolija también. Usted se encontrará en una postura más derecha, y su pelvis no se moverá de un lado a otro en una torpe caminata.

No de Zancadas muy Pequeñas (O Grandes)

Una zancada es una medida de talón a talón que le dirá que tan lejos usted va con cada paso que camine. Puede parecer que hacer grandes zancadas es más efectivo, pero puede ser de hecho contraproducente. El Overstriding o Sobrezancada, como se le conoce, lo hará de hecho ir más lento.

Para caminar más eficientemente, haga una zancada que llegue naturalmente y no trate de alterarla haciéndola más grande o pequeña. No intente emparejar sus zancadas con las de alguien más tampoco. Su altura, peso y complexión pueden requerir una diferente longitud de zancada.

No Escatimar en Equipos

Usted probablemente gastaría una tonelada en equipos de gimnasio, desde zapatos especiales hasta una bolsa para todos sus kits, si usted está inscrito en un centro local fitness. Caminar es gratis, pero sería sabio invertir en el calzado correcto para mejorar su eficiencia y proteger sus pies de lesiones.

Escoja un zapato de un material que le permita a sus pies “Respirar” como una malla con agujeros que facilite la circulación del aire. Además, escoja uno de puntas flexibles que pueda doblar – esto ayudará a evitar ampollas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *