,

¿Qué Puedes Hacer Si No Tienes Amigos?

Encontrar y mantener amigos entrañables durante la época adulta es muy diferente de aquellos días en los que solías jugar en el patio del colegio con tus compañeros.  En realidad toma mucho trabajo mantener amistades a lo largo del tiempo. Si no tienes muchos amigos y te sientes solo, sería bueno que consideraras las posibles razones.

  1. Te quejas demasiado

Si eres de las personas que constantemente se están quejando de su trabajo. O de la falta de dinero. O de que la vida es injusta, puedes tener por seguro que las personas no estarán deseosas de pasar demasiado tiempo contigo. Las personas que se quejan mucho, además, envejecen rápido.  Trata de desarrollar una actitud más positiva y de buscar algunos otros temas interesantes de qué hablar. Seguramente están pasando un montón de cosas interesantes en tu vida sobre las cuales no tienes ninguna queja.

  1. Tiendes a olvidar a tus amigos cuando estás en una relación

Si tienes la costumbre de ignorar a tus amigos cada vez que estás saliendo con alguien nuevo, es probable que no estén muy ansiosos de esperar a que les pongas atención hasta que necesites un hombro sobre el cual llorar por una ruptura.  En lugar de eso, lo más probable es que terminen pasando de ti. Es muy importante que logres  encontrar un balance entre el tiempo que pasas con tus amigos, y el que pasas con la persona con la que mantienes una relación romántica actual.

  1. Eres muy egoísta

Considera si tu actitud egoísta está contribuyendo al hecho de que no tengas muchos amigos. La amistad siempre requiere que demos algo de vuelta.  Algunas veces incluso que hagas sacrificios que realmente no quieres hacer. Si sólo esperas hacer lo que te plazca, cuando tú quieras, es poco probable que tus amigos lo puedan tolerar por mucho tiempo.

  1. Realmente no te preocupas mucho por tus amigos

Si no te importa lo que está sucediendo en la vida de tus amigos, tus amigos probablemente no tengan interés en lo que está sucediendo en tu vida. Las personas incluso pueden llegar a sentirse insultadas si ni siquiera te tomas la molestia de preguntarles cómo les va o no te importan sus sentimientos.

  1. Eres demasiado problemático

Si no puedes mantenerte lejos de los problemas, es muy probable que tus amigos decidan evitar todo ese drama. Si tú culpas a otros de todo, no sabes guardar secretos, o tratas de irritar a las personas a propósito, seguramente no tendrás un solo buen argumento para que las personas sigan siendo tus amigas.

  1. Eres demasiado competitivo

Mantenerte compitiendo todo el tiempo no tiene lugar en la verdadera amistad. Si siempre estás tratando de resaltar y de decidir tú las actividades que harán o como llevarán la relación, lo más probable es que termines ahuyentándolos a todos.  Tienes que estar dispuesto a ceder en cada relación de amistad que tengas, más allá de intentar obsesivamente que las cosas sean “justas”.

  1. Te pones celoso con facilidad

Si te sientes celoso o envidioso cada vez que alguno de tus amigos puede comprarse un carro nuevo. O tiene un ascenso en el trabajo. O entra en una nueva relación, ten por seguro que vas a tener muchos problemas. Es importante que te alegres y celebres los logros de las personas a las que quieres, porque te importan y su éxito te debe alegrar.  Si siempre estás sintiendo envidia, tu actitud va a ser muy evidente, incluso si intentas ocultarlo.

  1. Tienes expectativas demasiado elevadas de tus amigos

Si esperas que tus amigos estén siempre disponibles para ti o siempre atiendan tus necesidades, lo más seguro es que termines decepcionándote. Tus amigos herirán tus sentimientos y te decepcionarán una que otra vez en la vida, y debes aprender a lidiar con ello.  Pero eso no significa que sean malas personas y que ya no deberías ser su amigo.  Practica el perdón cuando sea necesario y crecerás como ser humano.

  1. Eres muy chismoso

Si eres un chismoso imparable, las personas sabrás de inmediato que también hablas mal de ellas a sus espaldas. No hables mal de las personas ni esparzas rumores. En lugar de eso, muéstrales que puedes tener verdadero respeto por la privacidad del resto del mundo.

  1. Eres agresivo

El bullyng no termina en la preparatoria para muchas personas. Si eres culpable de estar molestando a tus amigos con peticiones injustas,  es probable que no le gustes demasiado a la gente. Es más, es seguro que no les vas a gustar. Está bien ser firme con las personas, pero asegúrate de no cruzar la línea de la agresividad. Respeta la vida y las decisiones de otras personas y trabaja desarrollando nuevas relaciones.

  1. No has tenido suficientes oportunidades de hacer amigos

Por supuesto, hay una buena posibilidad de que el hecho de que no tengas amigos no esté relacionado con algún punto específico de tu personalidad. En lugar de eso,  más bien pudiera ser que no has tenido la oportunidad de conocer a las personas cuya compañía disfrutes verdaderamente. En ese caso, mejor crea oportunidades de conocer a otras personas en base a tus intereses y actividades. Y siempre debes estar dispuesto a darte la oportunidad de platicar con un extraño.  Ese puede ser el inicio de una amistad a muy largo plazo.

!Comparte esta valiosa información sobre la amistad con tus amigos!

MIRA ESTOS ENLACES:

Su Novia Los Abandona A Él Y A Su Hija Recién Nacida Por Su Mejor Amigo. Este Padre Con Síndrome De Asperger Narra Su Lucha Con La Paternidad

Aprendiendo De Los Super Hombres: La Increíble Historia De Éxito Y Salud De Jack LaLane

PELIGRO: 4 Indicadores De Cáncer De Pecho Que Las Mujeres Comúnmente Ignoran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 Libros Que Todas Las Mujeres Deberían Leer Alguna Vez En La Vida

13 Deliciosas Y Refrescantes Recetas De Batidos Verdes