30 Cosas Que Hacer Cuando Estas Triste Para Mejorar Tu Ánimo

“El secreto de la alegría es el dominio del dolor.” – Anaïs Nin

Cuando tenía 18 años caí en depresión y, durante más de un año, no pude salir de ese terrible estado. Por más de 365 días, cada hora era una batalla conmigo misma. Cada día se sentía pesado, sin propósito alguno. La vida no tenía sentido.

Desde entonces he hecho cambios radicales, he progresado. Me he vuelto más consciente de mi persona al poner en práctica el amor propio y al agradecer todas las bendiciones y posibilidades que la vida me da. Aun así, de vez en cuando todavía tengo esas viejas sensaciones y sentimientos.

No siempre estoy consciente de mí misma, no siempre me amo; muchas veces me atormento por todo lo que no tengo o todo lo que no he logrado.

A estos días los llamo “días zombis”. Cuando esto sucede, desesperadamente necesito buscar varias maneras de distraerme de esos sentimientos y sensaciones.

Me gusta pensar que hasta las personas más felices de vez en cuando tienen días zombis. Me parece importante darnos permiso de no estar siempre felices. Sin embargo, tampoco debemos permitir que la tristeza nos invada. Por suerte existen diferentes maneras de mejorar nuestro ánimo cuando nos sentimos tristes o deprimidos.

Todo el mundo es diferente y cada quien tiene una manera distinta de enfrentarse al dolor, pero si estás buscando consejos, puede ser que éstos te parezcan útiles.

1.- Detente y haz una introspección.

Cuando empiezo a sentirme deprimida, siempre intento detenerme un momento, reflexionar y llegar hasta el origen de mis sentimientos.

2.- Busca a alguien de confianza.

Solía encerrar mis sentimientos muy dentro de mí por miedo a lo que pensaran los demás, miedo a ser juzgada si hablaba de ellos. Desde entonces he aprendido que comunicarte con una persona amorosa y de confianza es una de las mejores cosas que puedes hacer.

3.- Escucha un poco de música.

La música puede curar, ponerte de buen humor, hacer que te sientas menos solo, transportarte en un viaje mental y espiritual.

4.- Acaricia o juega con tus mascotas.

Tengo unos perros realmente alegres y dulces que están cuando más los necesito. Siempre están dispuestos a llenarme de amor y alegría cada vez que me ven. Pasar tiempo de calidad con una mascota que te ama puede hacer que tu corazón y tu alma se sientan inmediatamente más alegres.

5.- Sal a dar un paseo.

Caminar siempre me ayuda a aclarar mi mente y a sacudirme toda la mala vibra. Es especialmente terapéutico si decides salir a pasear a lugares inspiradores y hermosos.

Lee también: 5 Formas Fáciles De Superar Un Divorcio Y Salir De La Depresión

6.- Bebe algo refrescante y vigorizante.

Por alguna razón, el jugo de naranja siempre me pone de buen humor y me hace sentir revitalizada y serena. Existen muchos beneficios para la salud y para el ánimo que surgen de beber jugo de naranja o de otras frutas.

7.- Escribe un poco.

Escribir es una de las cosas que normalmente hago cuando me siento triste o deprimida. Siempre me ayuda a visualizar mis pensamientos y mis sentimientos para comprenderlos mejor.

8.- Toma una siesta.

Muchas veces lo único que necesitamos es recuperar la energía. Siempre me siento mejor después de tomar una siesta o descansar un poco.

9.- Planea una actividad divertida.

No hacer nada en particular cuando me siento desalentada jamás me ha hecho sentirme mejor. Normalmente es más útil planear algo divertido que hacer. Puede ser algo muy sencillo, como colorear, o algo más elaborado, como planear unas vacaciones.

10.- Haz algo espontáneo.

Algunos de mis recuerdos preferidos son de cosas que hice de manera espontánea. Todos deberíamos aprender a salir de la rutina de vez en cuando y hacer algo emocionante que no estaba planeado.

11.- Pon en orden tus prioridades.

Muchas veces me siento deprimida cuando mis prioridades están desordenadas. En estas ocasiones me gusta ordenarlas para asegurarme de que a todas les doy una cantidad justa de atención. Algunas de mis prioridades son el trabajo, las relaciones, la salud y la felicidad personal.

12.- Ve fotos viejas o toma algunas nuevas.

Ver álbumes de fotos antiguas y recordar cosas buenas o capturar nuevos momentos usualmente me hace sonreír.

13.- Abraza a alguien.

Soy alguien que definitivamente ama los abrazos. Los abrazos son una manera muy sencilla de expresar amor y cariño sin tener que decir ni una sola palabra.

14.- Ríe.

Ve una película graciosa o pasa tiempo con alguien que tenga un buen sentido del humor. Reír libera la tensión y tiene la habilidad natural de curar.

15.- Llora.

 

Personalmente, no me gusta llorar enfrente de la gente. Pero cuando tengo la oportunidad de escaparme y llorar sola, siempre me siento mejor. Llorar libera el dolor.

16.- Relee antiguos emails o mensajes, o escucha antiguos mensajes de voz.

Cada vez que me siento rechazada o con baja autoestima, me gusta leer agradables emails o comentarios de mis lectores. También me gusta escuchar los lindos mensajes de voz de mi abuela. Al hacer esto, recuerdo que muchas personas me aman, piensan en mí y me aprecian.

17.- Reconéctate con alguien.

Ponte en contacto con un viejo amigo o con algún familiar lejano con quien no hayas hablado en mucho tiempo. Reconectarme con la gente casi siempre mejora mi ánimo y llena mi corazón de amor y alegría.

18.- Escríbete una carta.

De vez en cuando intento separarme de mi ego y darme una plática motivacional. Cicerón una vez dijo: “Nadie te puede dar mejor consejo que tú mismo”.

19.- Prueba técnicas y ejercicios de respiración profunda.

Existen muchos tipos de ejercicios de respiración profunda. Encuentra uno que te guste y ponlo en práctica siempre que te sientas estresado por algo emocional. Personalmente, me gusta la técnica del cuadrado.

20.- Practica la gratitud.

Practicar la gratitud genuina diariamente ha sido una de las fuentes principales de mi recuperación. Cuando reflexiono y veo todo lo que tengo y por qué estoy agradecida, me doy cuenta de que no me falta nada. Esto me hace sentir completa e inmensamente feliz.

21.- Vuelve a ver un video divertido o inspirador en YouTube.

Existen muchos videos divertidos e inspiradores en Internet. Te recomiendo los de animales o de niños; esos videos siempre me hacen reír.

22.- Hornea algo.

Hornear siempre ha sido terapéutico y entretenido para mí. Además, puedo comerme todo lo que preparé y compartirlo con mis seres queridos.

23.- Sal de la casa.

Trabajo desde mi casa, así que la mayor parte del tiempo estoy dentro, sentada frente a mi computadora. Siempre procuro tomarme un tiempo para salir un rato, ya sea a tomar un poco de aire fresco o a comer con mis amigos.

24.- Enfócate en lo que realmente te importa.

Muchas veces olvido qué verdaderamente me importa y qué no. Hay muchas cosas por las que no vale la pena estresarse o molestarse. Déjalas ir.

25.- Busca el lado positivo de situaciones y comentarios negativos.

Si alguien me hace un comentario negativo, o estoy en una situación desagradable, muchas veces me ayuda verlos desde otro ángulo y buscar el lado positivo. Todo es del color del cristal con que se mira.

26.- Sueña despierto.

Tómate unas vacaciones mentales. Deja a tu mente divagar un rato.

27.- Deja que entre luz natural a tu vida.

Abrir todas las persianas y cortinas y dejar que la luz solar entre a tu hogar puede ayudarte a sentirte mejor. Se ha comprobado científicamente que la luz del sol aumenta la felicidad.

28.- Tómate un día de salud mental.

Muchas veces lo único que necesitamos es descansar un día para aclarar la mente y nutrir el alma. Mi salud mental siempre ha sido muy inestable, así que tomar días para cuidar de ella es una de mis prioridades principales.

29.- Aprende a soltar.

“Suelta” o “deja ir” es uno de mis mantras preferidos. Normalmente me gusta repetirlo varias veces al día, esto ha sido liberador y me ha dado mucho poder.

30.- Haz ejercicio.

Salir a correr o inscribirte en un club deportivo puede ayudarte. Hacer ejercicio es saludable y te distraerá de tus problemas. Además te pondrás en forma y aumentará tu autoestima. Me gusta pensar que el sudor es dolor saliendo del cuerpo.

Existen muchos métodos para levantar el ánimo. Todo depende de ti. Tú eres el único que puede decidir estar mejor. No te encierres en tu dolor y tus problemas. No vale la pena sentirse mal, la vida es bella y vale la pena vivirla.

¡Comparte esta bella reflexión con todas las personas que conozcas!

 

¡Sigue leyendo nuestros artículos!:

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here