in

Científicos Confirman Que Deberíamos Trabajar Solo 4 Días A La Semana

¿No sería agradable tener un fin de semana de tres días cada semana? Bien, eso es lo que algunas personas están pidiendo a los fines de la productividad y de trabajadores felices y saludables. Hay un límite real en nuestra productividad y después que lo alcanzamos, perdemos la capacidad para hacer nuestro trabajo al máximo.

Desafortunadamente, las personas sienten que viviendo en sus escritorios pueden hacer más. Pero al estar constantemente en este círculo, corremos el riesgo de desgastarnos a nosotros mismos y de no desempeñarnos como deberíamos. Esta es la razón por la cual cada vez más compañías están adoptando semanas más cortas de trabajo, para convertir la felicidad de sus empleados en una prioridad y crear más personas mejor adaptadas, que van a trabajar listas para ser productivas.

Cuatro o cinco horas por día

Se han realizado muchos experimentos sobre la productividad por parte de psicólogos que se centran en el trabajo y, generalmente, han determinado que las personas solo pueden hacer cuatro o cinco horas de trabajo productivo por día. Después de que sus desempeños alcanzan su nivel máximo, estos tienden a detenerse, y luego las personas empiezan a sufrir. De acuerdo a K. Anders Ericsson, un experto en la psicología del trabajo, si presionas a los individuos más allá del tiempo que ellos realmente pueden concentrarse al máximo, los llevarás a adquirir malos hábitos. Peor aún, estas malas costumbres se abrirán camino en los momentos en que ellos son normalmente productivos.

32 horas de trabajo semanal

Ryan Carson, CEO de Treehouse, estableció una semana laboral de 32 horas en 2006, y, desde entonces, sus empleados han sido felices y más productivos, entretanto su compañía tiene ingresos de millones de dólares. En un caso similar, Reusser Design cambió a una semana laboral de cuatro días en 2013 y el fundador de la compañía, Nate Reusser, dice que el rendimiento de sus empleados es mucho más elevado.

Renunciar únicamente a un día de trabajo

En una encuesta publicada en la revista Monthly Labor Review, el 28% de los encuestados declararon que ellos renunciarían a la remuneración de una jornada diaria de trabajo por un día libre extra. Pero no solo las personas prefieren tener un día libre extra, sino que en realidad la productividad se ve afectada cuanto más trabajas. En un estudio de 2014 de la Universidad de Stanford, los investigadores encontraron que los resultados comenzaban a descender alrededor de la marca de 50 horas de trabajo por semana, en aquellas personas que estaban produciendo menos. En otro estudio, realizado por el Families and Work Institute, las personas que se sentían sobreexigidas dijeron que cometían más errores en el trabajo. Entonces, no solo la productividad cae en un punto determinado, sino que se cometen errores que empeoran aún más la productividad.

Cometer errores en el trabajo

En una investigación hecha en enfermeras que trabajaban largas horas, se calculó la relación entre la duración del trabajo y los eventos adversos y errores. Los investigadores determinaron que las variables de eventos adversos y errores tenían una relación significativa con el trabajo de más de 40 horas en una semana promedio. Las tareas simples asociadas a la medicación y a las lesiones por pinchazos tuvieron la relación más fuerte y consistente con las variables de horas de trabajo y de horas extraordinarias voluntarias.

Sobreexigencia y depresión

No solo la productividad cae cuando somos sobreexplotados, sino que nuestra salud también comienza a verse afectada. En un estudio llevado a cabo en Japón acerca de negocios de pequeño y mediano tamaño, se encontró que los participantes que trabajaban diez horas por día y dormían solo seis horas por noche reportaron hasta un 97% más de posibilidades de depresión cuando fueron comparados con quienes trabajaban solo de seis a ocho horas al día.

Con frecuencia los teóricos han contemplado que nuestra semana laboral sería cada vez más corta a medida que fuéramos más tecnológicamente capacitados. Pero parece que no es el caso, ya que el estándar de las cuarenta horas semanales de trabajo es la norma en muchas compañías, pero ¿esto contribuye en realidad a la productividad global? Parece que tenemos un límite para cuán productivos podemos ser, nuestra atención a los detalles comienza a fallarnos y cometemos errores. Una semana laboral de cuatro días podría ser beneficiosa tanto para nuestro estado mental como para nuestro estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Asador Solar Que Almacena La Energía Del Sol Para Para Asar Sin Combustible Cada Noche

PhenQ – Pastilla Para Bajar De Peso: Beneficios Y Efectos Secundarios