in

12 Formas En Que Nuestro Cuerpo Nos Dice Que Estamos Demasiado Estresados

Los estudios han descubierto que quienes experimentan estrés y ansiedad, tensan y estrechan sus músculos, causando fatiga y calambres con el tiempo. Puedes estar familiarizado con condiciones provocadas por el estrés, tales como los dolores de cabeza y el síndrome del intestino irritable, pero sus efectos adversos pueden ser de mayor alcance. Los síntomas relacionados con el estrés pueden ser el resultado de problemas emocionales no resueltos.

“La investigación ha demostrado que el dolor crónico podría estar causado no solo por daños físicos sino también por problemas emocionales y relacionados con el estrés”, dijo la Dra. Susanne Babbel para la revista Psicología Hoy. “Con frecuencia, el dolor físico funciona para advertir a una persona de que aún hay trabajo emocional por hacer”.

12 partes del cuerpo que están doloridas por el estrés

Cabeza

Los dolores de cabeza pueden ser el resultado de luchar contra obstáculos y preocuparse por cosas pequeñas. La mejor manera de hacer frente a esta dolencia es que te tomes el tiempo para relajarte, sin sentirte culpable o pensar acerca de tus problemas. Mereces algo de paz y tranquilidad, y esto incrementará tu productividad.

 

Cuello

El resentimiento es una emoción destructiva para tu cuello, ya sea si se trata de rencor hacia otros o hacia ti mismo. Es difícil dejar ir y perdonar, pero reorientar tu actitud puede hacer toda la diferencia. No siempre cumplirás tus altas expectativas, y está bien. Las personas no siempre están tratando de hacerte daño, incluso cuando se sienta de esa manera. Reflexiona sobre las cosas que amas, tus habilidades únicas, y tus logros alcanzados.

 

Hombros

Las decisiones difíciles les pasan factura a tus hombros, sin importar si se trata de una o varias elecciones sobre ti. Quizás alguien está presionándote, o tal vez eres indeciso naturalmente. Cualquiera que sea el caso, alivia el peso de tus hombros compartiéndolo con alguien cercano a ti. Incluso si ellos no te pueden aconsejar, hablar sobre tus inquietudes y preocupaciones en voz alta puede calmarlas y ayudarte a encontrar una solución.

 

Región superior de la espalda

El dolor en la zona superior de la espalda es un resultado de sentirse poco apreciado o de temer al amor. Es hiriente experimentar falta de apoyo por parte de la familia y de los buenos amigos. Una solución es la comunicación abierta y franca. Vuelve a conectarte con aquellos que amas y sal a conocer nuevas personas. Se amigable y no reprimas las palabras de afecto.

 

Zona lumbar

El dolor en la zona lumbar puede estar inducido por el temor a la pérdida y por la obsesión con el dinero. Las preocupaciones financieras son perjudiciales para la propia salud y las relaciones, pero recuerda que el dinero no compra la felicidad. No necesitas riqueza para ser feliz ahora mismo. Haz lo que amas y así tendrás alegría, y las ganancias seguirán.

 

Codos

Naturalmente, los seres humanos se resisten a los cambios significativos y temen la novedad. Por lo tanto, la terquedad ilógica es una respuesta general a estas situaciones, causando dolor articular. Recuerda que a veces la vida no es tan complicada como la hacemos parecer. No desperdicies tu energía luchando contra cosas que tú no puedes modificar. Permite que la vida fluya y continúa en un glorioso paseo.

 

Manos

Las personas con tendencia a la introversión pueden experimentar dolor en sus manos debido a la ausencia de compañerismo. Si experimentas este tipo de malestar, es momento de salir de tu caparazón. Los amigos pueden encontrarse en las situaciones más bizarras. Suéltate en un recital o evento deportivo, y siéntete parte de la multitud.

 

Caderas

Muchas personas se acostumbran a la rutina y se sienten cómodos en un estilo de vida predecible. Cuando surgen nuevas situaciones, ellos pueden sufrir dolor en sus caderas, manifestando su temor al cambio. Recuerda que la vida es como un río, se mueve y cambia constantemente, y eso en lo que la mantiene interesante. Piénsalo como una aventura y no postergues las grandes decisiones.

 

Rodillas

A nadie le gusta pensar en sí mismo como engreído, pero el dolor de rodillas puede ser una señal de un ego elevado. Mira a tu alrededor, el mundo no gira a tu alrededor. Presta atención a las batallas de tu amigo, padre o compañero de trabajo. Nadie sale perdiendo al darle a los demás. Te sentirás más pleno.

 

Pantorrillas

A veces, una relación puede ser tensa, especialmente cuando hay sentimientos de celos o de posesividad. Relájate y aprende cómo confiar en tu pareja y amigos. No intentes controlarlos o cambiarlos, en lugar de eso, piensa en la razón por la cual te volviste cercano a ellos. Si te descubres en una situación poco saludable donde otra persona está manejándote para que pierdas el contacto contigo mismo, podría ser el momento de seguir adelante.

 

Tobillos

La vida tiene una forma de ocuparnos que olvidamos cuidar apropiadamente de nosotros mismos. Nuestro trabajo puede ser muy arduo o descuidamos nuestras necesidades, o nos posponemos en cumplir nuestros sueños. Si estás atascado en esta rutina, es tiempo de escaparte. Compra ese artículo costoso que has estado mirando, acuéstate temprano por un cambio, ábrete al romance, o reserva un viaje. Solo tú puedes convertir tus sueños en realidad.

 

Pies

La apatía parece impedir que nuestro cuerpo siga adelante. Cuando nos sentimos como perdedores, y todo está yendo mal, nuestros pies comienzan a doler. Para combatir el dolor, comienza a prestar atención a los detalles de la vida y a la belleza del mundo. Usa tus cinco sentidos para optimizar tus experiencias. Prueba cosas nuevas que te interesen.

Des-estrésate para sanar

La próxima vez que aparezca el dolor de cabeza, trata de relajarte en lugar de ingerir una píldora. Cura la fuente del dolor reduciendo la ansiedad y el estrés. Tu físico te está dando un mensaje de tus emociones. No silencies al mensajero con una píldora. Escucha a tu cuerpo porque quiere lo mejor para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 Cosas Que La Gente Con Una Alta Inteligencia Emocional Simplemente No Hacen

“Ama A Una Persona Tierna”. La Importancia De Tener Un Alma Gentil