¿Te Sientes Mareado Con Frecuencia? Descubre Que Puede Estar Pasando En Tu Cuerpo

dolor-de-cabeza

Casi todo el mundo ha experimentado una sensación de aturdimiento o mareos en algún momento de su vida. Este sentimiento puede ocurrir repentinamente y puede crear un peligro al caminar, conducir, subir escaleras u otras actividades. Si experimentas aturdimiento con frecuencia, debes hacer una cita con tu médico para encontrar la fuente del problema. Una sensación de aturdimiento puede ser causada por una serie de condiciones diferentes, algunas de las cuales son menores, pero las otras pueden ser graves.

Problemas del oído interno

Tanto los ojos como los oídos están íntimamente conectados con el sentido del equilibrio. Cuando se producen infecciones u otros problemas del oído interno, eso puede causar alteraciones en el equilibrio y sentimientos de aturdimiento o mareos. Incluso las infecciones sinusales severas pueden causar presión en los senos nasales y los oídos que pueden conducir a sensación de aturdimiento o problemas con el equilibrio. Incluso una acumulación de cerumen puede provocar súbitas sensaciones de mareo.

Deshidratación

Puedes deshidratarte cuando estás afuera en climas calurosos o cuando estás a pie de una habitación caliente. Los niveles adecuados de líquidos en el cuerpo son importantes para mantener la presión arterial normal, y cuando estos niveles de líquido se vuelven bajos, es posible que empieces a sentirte mareado por la deshidratación. Repone los niveles de líquidos para evitar esta reacción desagradable.

 

Bajos niveles de azúcar en la sangre

Cuando los niveles de azúcar en la sangre en el cuerpo bajan, todos los sistemas se ponen en reserva para usar la menor cantidad de energía posible. Este efecto también ocurre en el cerebro y puede causar sensación de aturdimiento o mareos. Beber un vaso de jugo o comer un poco de fruta puede ayudar a llevar los niveles de glucosa en sangre a la normalidad.

 

Cambios en la presión arterial

Según el sitio de la Clínica Mayo, el mareo también puede ocurrir a partir de cambios dramáticos en la presión arterial. Este efecto se denomina hipotensión ortostática, y puede ocurrir cuando cambias de posición rápidamente, de una posición sentada a una posición de pie por ejemplo. Si descubres que esto te sucede con frecuencia, haz un esfuerzo para cambiar de posición más gradualmente, para que tu presión arterial tenga la oportunidad de ajustarse a la diferencia.

vertigo

Efectos secundarios por medicamentos

Algunos analgésicos y medicamentos contra la ansiedad pueden tener el efecto de causar mareos o aturdimiento, según Prevention.com. Estos medicamentos pueden disminuir la frecuencia cardíaca o la presión arterial, que puede producir este tipo de efecto físico. Si está tomando un medicamento nuevo, el mareo puede indicar una alergia a la medicación, y probablemente deberías darle una llamada a tu médico para asegurarte de que el medicamento es seguro para ti.

 

Ataque al corazón o Embolia

Las arritmias del corazón o los vasos sanguíneos bloqueados pueden causar mareos y otros efectos circulatorios. Si experimentas mareos de forma regular, consulte a tu médico para examinar tu sistema cardiovascular.

 

Condiciones Neurológicas

Condiciones como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple pueden causar pérdida progresiva de equilibrio que puede presentar como episodios repentinos de aturdimiento o mareos. Estas enfermedades afectan el tronco encefálico y el cerebelo, partes del cerebro que también son responsables de la postura y el movimiento. Tu médico puede realizar ciertas pruebas de diagnóstico que pueden ayudarte a determinar si estas condiciones están causando tu mareo.

 

Desórdenes de Ansiedad

Ciertos tipos de trastornos de ansiedad también pueden causar períodos de sensación de mareo. Este efecto puede deberse a un mayor estado de tensión que restringe el flujo sanguíneo a la cabeza y al cerebro.

 

Anemia

Si tu dieta es baja en hierro, puedes llegar a volverte anémico, lo que puede causar episodios de mareo o aturdimiento. Tu médico puede diagnosticar anemia con un simple análisis de sangre. El tratamiento incluye cambios en la dieta y el uso de suplementos de hierro. Los alimentos ricos en hierro incluyen espinacas, carnes rojas, aves, frijoles, vegetales de hoja verde y cereales fortificados con hierro, consumirlos te ayudará a prevenir este problema. Si tienes ataques de mareo que te preocupan, habla con tu médico acerca de las pruebas que pueden determinar si una condición física específica está causando el problema. Si es necesario, tu médico será capaz de proporcionar tratamientos para ayudar a minimizar el malestar de estos episodios crónicos de mareos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here