in

Tomar Una Siesta Puede Aumentar Notablemente La Memoria, El Aprendizaje, La Conciencia Y Más

En algunos lugares, los pueblos básicamente se apagan en la tarde mientras todos van a casa a tomar una siesta. Desafortunadamente, en otros lugares –más ligado a nuestros estilos de vida corporativos que a nuestra salud- una siesta al mediodía es vista como un lujo, y en algunos casos, como un signo de pura pereza. Pero antes de que te sientas culpable sobre aquella siesta de fin de semana o por quedarte dormido durante una película, ten la garantía de que dormir una siesta en realidad es bueno para ti y un fenómeno completamente natural en el ritmo circadiano (ciclo sueño-vigilia).

A medida que nuestro día transcurre, incluso cuando dormimos lo suficiente durante la noche, nuestra concentración y estado de alerta se deterioran. Aunque esto puede ser un inconveniente menor en los tiempos modernos, podría haber supuesto la vida o la muerte para nuestros antepasados. Ya sea que estás terminando un proyecto para el trabajo o cazando para tu subsistencia, una siesta de 15-20 minutos puede reavivar tu estado de alerta y mejorar la sinapsis neuronal. Grandes empresas reconocen esto. Google y Apple son solo algunas de las que permiten a sus empleados tener una siesta. Los estudios han afirmado que las siestas cortas pueden mejorar la conciencia y la productividad. Además, ¿quién no amaría tener un jefe que te permite tener un pequeño sueño antes del esfuerzo de la tarde?

Un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder descubrió que los niños que pasaban de alto su siesta vespertina mostraban menos alegría e interés, más ansiedad, y habilidades más pobres que otros niños para resolver problemas. Lo mismo puede ser observado en adultos que no duermen siesta. Los investigadores encontraron que una siesta de una hora incrementaba drásticamente la capacidad de aprendizaje y la memoria. Las siestas proporcionan un reinicio, donde la memoria a corto plazo es borrada y nuestro cerebro se renueva con espacio desfragmentado.

¿Cuánto tiempo debería durar una siesta?

Los expertos dicen que una “siesta reparadora” de 10 a 20 minutos es lo mejor para refrescar tu mente e incrementar tu energía y tu grado de alerta. El sueño no es tan profundo como en las siestas largas, lo cual te permite regresar  enseguida a tu día cuando despiertas. Una siesta de 30 minutos puede llevarte a sentir 30 minutos de pesadez, ya que probablemente te despertarás cuando tu cuerpo esté entrando a las fases más profundas del sueño. Experimentarás algo similar a ese aturdimiento si duermes una hora, pero las siestas de 60 minutos son buenas para mejorar la memoria. Las siestas más largas –de alrededor de 90 minutos- son buenas para aquellas personas que no duermen lo suficiente por la noche. Es un ciclo completo de sueño y puede mejorar la memoria emocional y la creatividad.

Las siestas son buenas para ti, física y mentalmente. Pero no sacrifiques tiempo de sueño durante la noche para dormitar en la tarde; toma una siesta además de dormir lo suficiente por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Entrenar A Tu Cerebro Para Que Deje De Procuparse

Este Es El Nuevo Tratamiento Con Células Madre Que Puede Prevenir El Envejecimiento Óseo Y Tratar La Osteoporosis