in

Este Es El Nuevo Tratamiento Con Células Madre Que Puede Prevenir El Envejecimiento Óseo Y Tratar La Osteoporosis

La osteoporosis ha sido nombrada en múltiples ocasiones como “la enfermedad silenciosa”. Ya que tendemos a no notar cuando nuestros huesos lentamente se vuelven más y más débiles. Lo que sucede gradualmente a lo largo del tiempo y sin síntomas demasiado evidentes. Consecuentemente, si no sabemos que la enfermedad está progresando, es muy difícil saber cuándo necesitamos buscar un tratamiento. Afortunadamente,  un estudio reciente que investigadores publicaron en la revista Scientific Reports, sugiere que una nueva terapia de células madre puede ayudar a tratar la osteoporosis y a restaurar loa huesos. Cosa que los tratamientos actuales aún son incapaces de lograr.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una condición médica bastante común  en la cual los huesos se vuelven débiles y quebradizos a raíz de una pérdida progresiva de tejidos. Esta pérdida aparece típicamente como resultado de cambios hormonales, deficiencia de calcio o de vitamina D. Afecta de manera directa a cerca de diez millones de personas tan sólo en América, mientras que más de cuarenta millones se consideran en alto riesgo de desarrollar baja densidad ósea. El número está incrementando, lo que significa que este problema de salud en los huesos debería comenzar a ocuparnos más.

Una Mirada más profunda. ¿Qué exactamente es un hueso?

Nuestros cuerpos tienen cuatro tipos básicos de tejido. El tejido epitelial, el tejido muscular, el tejido nervioso y el tejido conectivo.

Los huesos forman parte de los tejidos conectivos, y están conformados por colágeno y calcio. El tejido conectivo es el más abundante y más ampliamente distribuido en el cuerpo y provee elementos como fuerza y soporte. Estas proteínas y minerales trabajan en conjunto para incrementar la fuerza y la flexibilidad de los huesos.  Desde que nacemos hasta el momento que morimos, nuestro cuerpo reemplaza de manera natural el tejido viejo de los huesos por tejido nuevo. Lo que también se conoce como reabsorción y formación.

La formación de hueso ocurre mucho más rápido que la reabsorción cuando somos jóvenes. Pero cuando alcanzamos los treinta años, más o menos, un proceso en reversa comienza a ocurrir, en el cual la reabsorción comienza a ser más rápida y la formación más lenta. Así que es una buena idea prestar atención a los niveles de colágeno y de calcio al empezar la tercera década de la vida, en aras de continuar con una adecuada salud ósea.

La severidad de la osteoporosis

Estos datos de la Fundación Nacional de Osteoporosis ayudan a poner a esta enfermedad silenciosa en perspectiva.

  • Los adultos de más de cincuenta años de edad deberían estar particularmente atentos, ya que al menos el 50% de ellos están en contante riesgo de fractura.
  • El riesgo de fracturas en las mujeres el igual al riesgo de cáncer de pecho, útero y ovarios juntos.
  • Men will more likely break a bone because of osteoporosis than getting prostate cancer
  • Es más probable que un hombre se parta un hueso a causa de la osteoporosis a que contraiga cáncer de próstata.
  • Es una enfermedad muy costosa. Aproximadamente le cuesta a familiares, pacientes y centros del sistema de salud 19 billones de dólares al año.

¿Quién tiene mayor riesgo?

Los signos más comunes que las personas encuentran cuando se dan cuenta de que tienen osteoporosis son fracturas de cadera o vértebras. Tienes riesgo incrementado de padecer osteoporosis si:

  • Eres mayor de cincuenta años
  • Eres mujer (los cambios hormonales de la menopausia impactan mucho a los huesos)
  • Tienes antecedentes familiares de enfermedades óseas
  • Eres caucásico o asiático
  • Eres una mujer de huesos pequeños que pesa más de 60 kilos

Tratamientos principales la osteoporosis

Cuando se trata de tratar la osteoporosis,  no hay un tratamiento general que le quede bien a todas las personas. De cualquier modo, algunas medicaciones han mejorado mucho la calidad de vida de algunos pacientes. Y mientras que las drogas no son lo ideal para poner en nuestro cuerpo, los tratamientos modernos pueden se beneficiosos.

Para empezar, puedes hacer una cita con tu doctor para medirte y revisar si no has perdido altura.  Los médicos también te pueden hacer una prueba de escaneo para revisar la densidad de los huesos y determinar cuál ha sido la pérdida de masa. Con un poco de suerte, se detectará en un estadio temprano.  Algunos tests de orina ayudan a determinar si padeces de una enfermedad del corazón como resultado de la pérdida ósea.

Medicación común para la osteoporosis

Como no pueden revertirse los efectos de la osteoporosis, las medicinas actuales intentan mantener los huesos lo más fuertes posibles. En casi todos los pacientes ralentizan la pérdida de masa ósea. Pero parece haber un tratamiento capaz de reconstruir, de hecho, el hueso.

En la industria, los profesionales médicos conocen estos medicamentos como bifosfonatos, una especie de droga que previene la pérdida de hueso.

  • Alendronato (Fosamax)
  • Risedronato (Actonel)
  • Ibandronato (Boniva)
  • Ácido zoledrónico (Reclast)
  • *Teriparatida (Forteo)

Estos bifosfonatos tuenen algunos efectos secundarios, pero no parecen ir más allá de algo de malestar y acidez estomacal. Sin embargo, en algunos casos raros, el fémur se fisura o se rompe como resultado del uso prolongado de estos medicamentos.

La nueva investigación en células madre

Para finales del año 2016, la revista Scientific Reports publicó un estudio que descubrió que las células madres adquiridas de líquido amniótico humano podrían potencialmente ayudar a fortalecer a los huesos afectados. Esto es especialmente significativo cuando consideramos que 54 millones de americanos se encuentran en riesgo de romperse un hueso.

El estudio preliminar examinó ratones con enfermedad de huesos frágiles por el curso de ocho semanas.  De 324 ratones, los investigadores trataron a la mitad con células madre y la otra mitad fue usada como grupo de control.

Después del periodo de ocho semanas, los investigadores evaluaron a cada ratón en busca de fracturas. En todos los ratones del grupo de control había fracturas presentes. En comparación, los ratones tratados con células madre mostraron entre un 95% y un 85% menos fracturas.

Mientras que los resultados en el tema de las fracturas fueron positivos, no revelaron signos de crecimiento de hueso, sin embargo, ayudaron a fortalecer el tejido de hueso que ya existía.

De acuerdo a Pascal Guillot, el líder del estudio:

“Las células madre que usamos son excelentes protegiendo los huesos. Los huesos se vuelven mucho más fuertes y la manera en que el tejido óseo se acomoda internamente se vuelve mucho más eficiente”

Estudios previos exploraron el uso de células madre extraídas del cordón umbilical y encontraron que también parecen reducir las fracturas. Pero la diferencia significativa en las células extraídas de líquido amniótico es que además incrementan la fuerza de la estructura ósea en adición a la plasticidad.

Pese a que estas investigaciones aún se encuentran en estado temprano y no han sido comprobadas en seres humanos, los investigadores están esperando la aprobación de la FDA.  Si obtienen la luz verde, existe un gran potencial de tratamientos para ayudar a las personas con enfermedades en los huesos. Y posiblemente, hasta curas definitivas.

¿Qué puedes hacer tú para prevenir la osteoporosis?

Revertir la pérdida de hueso no es verdaderamente el punto. Lo más importante es prevenir la pérdida de densidad y mantener la fuerza de los huesos. Para evitar tener que tomar medicamentos sintéticos, existen maneras naturales de prevenir esta enfermedad silenciosa. Hemos enlistado abajo tres áreas tangibles de acción:

Ejercicio

Para alcanzar el máximo beneficio a los huesos, tienes que hacer estas dos clases de ejercicios:

  1. Soporte de peso (correr, caminar, jugar ténnis, andar en bicicleta, etc)
  2. Fortalecimiento muscular (levanter peso)

Los profesionales de la salud sugieren que hacer ejercicio al menos tres veces por semana entre treinta y cuarenta minutos es necesario para prevenir problemas óseos a largo plazo. Cuando incrementamos la tasa de ejercicios de soporte de peso, estamos ayudando a nuestro cuerpo a mantener la densidad del hueso.

Dieta

Como mencionamos antes, poner atención a la ingesta de colágeno y calcio puede promover la salud de crecimiento de los huesos. Las comidas que necesitas incorporar a tu dieta son:

  • Comidas ricas en calcio: Leche baja en grasa, yogurt, brócoli, coliflor, salmón, tofu y hojas verdes.
  • Sopas: Añadiendo un poco de vinagre en el caldo ayudarás a que los huesos que se están cocinando suelten más calcio.
  • Vitamina D y Magnesio: La investigaciones sugieren que los bajos niveles de vitamina D y de magnesio incrementan el riesgo de perder masa ósea a mayor velocidad.
  • Mantener un peso saludable: Estar pasado de peso incrementa tus posibilidades de perder masa en el hueso y de padecer una fractura. Así como estar bajo de peso. Se trata de tener el peso adecuado.
  • Proteínas: Debes de consumir suficientes proteínas, ya que son necesarias para la formación de hueso.

Estilo de vida y remedios caseros

Estas sugerencias en el estilo de vida de la clínica Mayo pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer osteoporosis o experimentar una fractura.

  • Dejar de fumar: Fumar incrementa la pérdida ósea y el riesgo de padecer una fractura.
  • Limitar el consume de alcohol: Consumir más de dos bebidas alcohólicas al día puede disminuir la tasa de crecimiento óseo. Estar bajo la influencia del alcohol también aumenta el riesgo de tener un accidente que tenga como resultado una fractura.
  • Mantente seguro y evita las caídas: Usar zapatos de tacón bajo con suelas anti derrapantes es una buena opción. También revisar tu casa en búsqueda de cables de luz, irregularidades en la alfombra y lugares resbalosos que puedan causarte una caída. Mantener las recámaras iluminadas, instalar barras de apoyo adentro y afuera de la regadera y asegurarte de que puedas entrar y salir de tu cama con facilidad.

Es importante tener en mente que estas alternativas no funcionan muy bien de forma independiente. La dieta y el ejercicio van a funcionar mucho mejor juntas con consistencia. Además, ye recomendamos comenzar a preocuparte por la salud de tus huesos antes de que sea demasiado tarde.

¡Comparte esta importante información de salud con todos tus conocidos!

MIRA ESTOS ENLACES:

Los Mejores Médicos Están Advirtiendo A Todas Las Personas De Más De 40 Años Que Dejen De Tomar Ibuprofeno Inmediatamente. Aquí Esta Porqué.

22 Remedios Caseros Para Conseguir Alivio Instantáneo Del Dolor De Rodillas

¡Signos De Alerta Temprana De Que Tus Niveles Corporales De Magnesio Están Peligrosamente Bajos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tomar Una Siesta Puede Aumentar Notablemente La Memoria, El Aprendizaje, La Conciencia Y Más

7 Soluciones Científicas A Todos Tus Problemas De Sueño