,

5 Poses De Yoga Para Fortalecer Tu Relación

fortaleza

La definición básica de yoga es unión, el trabajo de unir tu mente, cuerpo y espíritu. Al igual que el tantra, el yoga de pareja profundiza la práctica incluyendo a tu amante, amigo o familiar, en posiciones en las que respirar y moverse juntos es la clave. Y al igual que el AcroYoga, el yoga de pareja se trata de uno de los practicantes funcionando como base, y el otro estará arriba. Lo ideal es que estos roles sean intercambiables.

Los beneficios de practicar yoga con una pareja son muchos, pero algunos incluyen niveles mejorados de comunicación, expresiones más profundas de posturas y se estimula la confianza.

Elysabeth Williamson, la desarrolladora de “Principle-Based Partner Yoga”, Cree que el yoga de pareja es una parte importante de sentirse conectado no solo con tus seres queridos, sino también con la gente en general. Ella explica que “Ya que dependemos tanto de la tecnología es incluso más crítico e importante que tengamos conexiones humanas reales basados en el contacto”.

Así que por qué no darle una oportunidad a estas cinco voces de pareja poderosas:

Antes de comenzar, siéntate en la pose relajada (Sukhasana) frente a tu pareja y ponte en contacto con su respiración. Coloca una mano en tu corazón y la otra sobre la mano de tu pareja, la cual ya está sobre su corazón. Comiencen a inhalar y exhalar juntos, sintiendo los latidos del corazón del otro, y luego cambian de lado.

Media torsión espinal (Ardha Matsyendrasana)

pose1

Este giro sentado es un movimiento muy fácil e íntimo cuando se practica con una pareja. Siéntense dándose la espalda y con las piernas cruzadas en Sukhasana. Inhala levantando los brazos. Exhala y gira hacia la derecha. Alcanza con la mano derecha la pierna izquierda de tu pareja.

Con cada inhalación, estírense y encuentren más espacio. Y con cada exhalación, utiliza la rodilla de tu pareja para girar un poco más. Traten de sincronizar sus respiraciones. Manténganse así por 5 o 10 respiraciones y luego procedan a intercambiarse.

Pose del zapatero o ángulo ligado (Baddha Konasana)

pose2

Con este giro colaborativo en una posición de descanso común, estamos entrando en un movimiento ligeramente más profundo. Siéntate dándole la espalda a tu pareja con las suelas de sus pies juntas. Inhala y estira tu columna. Exhala, luego la pareja se dobla hacia delante desde las caderas, tratando de mantener la espalda derecha. Luego la otra persona relaja su cabeza, clavícula y hombros en la espalda de la pareja y se relaja mientras su corazón, y pecho se expanden.

Aguanta por 5 o 10 respiraciones y luego sepárate inhalando. Repite el proceso ero esta vez con la persona opuesta doblándose hacia adelante.

Nota: Si tus rodillas no están cómodas o quedan adoloridas por tocar el piso, entonces coloca sábanas, almohadas, cojines o algo más debajo para incrementar el soporte.

Pose del camello (Ustrasana + Halasana)

pose3

Este doblez profundo hacia adelante es un poco más avanzado, así que algunos podrían considerarlo un reto al principio. Asegúrense de usar apoyos, sentir el cuerpo del otro, y comunicar lo que se siente bien antes de profundizar más.

La persona que sirve de base descansa su espalda en el suelo, luego levanta las piernas y las coloca sobre su cabeza, llegando a tocar el piso detrás de la cabeza para quedar en la posición de arado. Si los dedos del pie no pueden tocar el piso, ayuda a tu pareja y coloca algo debajo de sus pies, como bloques.

La segunda persona se sienta de rodillas, dándole la espalda a la base con sus pies abrazando los hombros de la base.

Ahora, esta persona comienza a doblarse en la posición del camello, manteniendo las rodillas al la distancia del ancho de las caderas. Estirándose hacia atrás, alcanza los pies de la persona que funciona como base.

Si quien esté en esta posición no se siente lo suficientemente estables para estirar los brazos hacia atrás, pueden mantener los brazos en la posición del camello y sostenerse de sus talones.

Asegurense de involucrar los músculos de los glúteos, presionar las caderas hacia delante charquear desde el pecho y parte superior de la espalda para sentir los beneficios completos de la posición del camello.

Mantenerse por 5 respiraciones profundas, aspirando y exhalando por la nariz para luego intercambiarse de posición.

Doblez de espalda asistido (Anuvittasana)

pose4

Este es el movimiento perfecto para abrir tu corazón y espalda, incorporar a la práctica. Párense dándose la espalda y enganchen sus codos. La base dobla sus rodillas, se enfocan su torso, y empieza a doblarse hacia delante mientras la pareja se dobla hacia atrás. La base dobla hacia delante hasta que la pareja levante los pies del suelo. Mantener por unas pocas respiraciones y luego doblan las rodillas lentamente hasta que la persona que queda arriba vuelvo a tocar el suelo. Intercambien posiciones.

Posición del arco hacia arriba (Urdhva Dhanurasana)

pose5

Esta posición es la que requiere más confianza y fuerza. Es excelente para abrir el corazón y fortalecer la espalda,  la posición del arco hacia arriba te dejará sintiéndote eufórico.

La  base se acuesta boca arriba con sus rodillas dobladas y sus pies en el suelo. la persona que va arriba está de pie dándole la espalda a la base cerca de sus pies.

La base coloca sus pies firmemente en la parte inferior de la espalda de su pareja con sus talones descansando en sus glúteos. La pareja se dobla hacia atrás estirando sus brazos. La base sostiene por los hombros a su pareja. La base levanta sus piernas hacia el aire, levantando a su pareja del suelo al mismo tiempo. en este momento han alcanzado lo que es conocido como AcroYoga.

La pareja puede doblar las rodillas y agarrar sus tobillos con las manos en la posición del arco o disfrutar así como está, relajándose y permitiendo que ocurra naturalmente el doblez en la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 Señales Que Indican Que Estás En Una Relación Co-Dependiente

Este Champú Casero De Bicarbonato De Sodio Salvó Mi Cabello