Cómo Reciclar Botellas De Plástico: Porqué Hacerlo Y Cúal Es El Proceso

La mayor parte de las botellas de plástico están hechas de plástico #1 (o PET) o de plástico #2 (o HDPE). Ambos tipos de plástico son perfectamente aptos para el reciclaje y se identifican por un código de resina en la base de la botella. En ocasiones podemos encontrar botellas fabricadas con plásticos del número 3 al número 7, así como algunas hechas de plantas en lugar de petróleo. Este tipo de botellas son un poco más complicadas de reciclar, sin embargo también es posible hacerlo en centros especializados.

Preparación de las botellas de plástico para su reciclaje

  1. La mayor parte de los programas de reciclaje te piden que antes de llevarles una botella la enjuagues perfectamente para eliminar cualquier residuo en la misma. Estos residuos normalmente contienen azúcar, la cual atrae insectos y genera malos olores.
  2. Algunas veces, los programas de reciclaje de plástico sólo admiten las botellas y no las tapas. En otras ocasiones podemos dejar la botella con todo y tapas y, a veces, se pueden entregar ambas, pero convenientemente separadas. Todo depende del tipo de maquinaria que se tenga disponible y del proceso que se utilice para reciclar en tu zona.
  3. En teoría, debería ser posible dejar las etiquetas en las botellas, pero normalmente no se reciclan, pues es plástico o papel de muy baja calidad.

¿Por qué reciclar todas las botellas de plástico posibles?

  1. Las botellas de plástico son uno de los desechos más comunes que dan a parar al mar; peces y aves los confunden con comida y mueren al ingerirlos.
  2. Las botellas de plástico no son biodegradables, lo que significa que pueden durar miles de años contaminando el suelo.
  3. Sólo en Estados Unidos se estima que se utilizan 2.5 millones de botellas de plástico cada hora. Y lo peor es que la mayoría sólo se usa una vez.
  4. Reciclar el plástico ahorra más de la mitad de la energía que usaríamos para crearlo usando materiales crudos.

Proceso de reciclaje de las botellas de plástico

Los centros de reciclaje usan escáneres ópticos para identificar el tipo de resina del plástico. Así que el plástico del #1 y del #2 son separados de los demás y de materiales adyacentes, como papel o vidrio. Las botellas son despojadas de etiquetas y tapas, después se prensan y empaquetan para enviarse a una planta de reciclaje, ocupando el menor espacio posible.

Luego de triturarlo, las máquinas convertirán el plástico en hojuelas y éstas pasarán por un proceso de lavado y secado para asegurar que no queden impurezas de ninguna clase. Las hojuelas son derretidas y se les da después la forma de pequeños gránulos que son transportados a plantas manufactureras donde los utilizarán como materia prima para crear nuevos productos de plástico.

Preguntas frecuentes sobre el reciclaje de las botellas de plástico

 

¿Qué otras cosas puedo reciclar, además de las botellas de plástico?

Las botellas y contenedores de plástico son uno de los cinco grandes materiales que pueden reciclarse, junto con las latas de aluminio, las botellas de vidrio, el papel y el metal. La mayor parte de los programas de reciclaje aceptan el plástico #1 y el plástico #2, mientras que los programas más completos aceptan casi todas las formas de plástico, como los envases de yogur. Es importante que te informes sobre los procesos y alcances de tu programa local de reciclaje.

¿Por qué se separan el plástico #1 y el plástico #2?

Estos plásticos se usan para cosas diferentes. El plástico #1 se denomina PET y tiene una mejor protección de temperatura, por lo cual se usa para almacenar bebidas en la mayoría de los casos. El plástico #2, o polietileno de alta densidad, es traslúcido y más resistente. Ambos son muy versátiles y los más usados en la industria.

¿Puede usarse el plástico reciclado para cualquier cosa?

A nivel internacional, existen ciertas restricciones en lo relativo a los plásticos de grado alimenticio. En otras palabras, no puedes hacer botellas nuevas para alimentos a partir de botellas que fueron usadas, por ejemplo, para almacenar aceite de motor, porque aunque sea en una cantidad mínima, permanece un poco del producto original. Este tipo de contenedores deben pasar por un proceso triple de limpieza antes de poderse reciclar. En general, se omite cualquier tipo de material plástico que pueda poner en riesgo la salud de las personas al ser reciclado.

¿Cómo se crean las botellas de plástico?

Las botellas de plástico se fabrican mediante un proceso llamado moldeado de aire, lo que les confiere mayor rigidez. Los envases de plástico (cualquier cosa sin un “cuello” de botella) se hacen a partir de un proceso de moldeado por inyección, lo que crea un producto final bastante estable. Aunque esto aumenta la probabilidad de que las personas reutilicen estos envases para almacenar otras cosas (lo cual no pasa con las botellas), la realidad es que en el proceso industrial de reciclaje lo primero que sucede es que son triturados. Para evitar que los envases de plástico estorben demasiado, es una buena idea aplastarlos o comprimirlos antes de llevarlos a un centro de reciclaje.

¿Qué es el famoso BPA?

Uno de los químicos utilizados en el procesamiento de muchos tipos de plásticos, incluidos botellas de agua, CDs y equipo deportivo, entre otros, es el bisfenol A (BPA). Se ha demostrado que en grandes cantidades puede plantear problemas de salud a los niños, pero por lo general es seguro para los seres humanos.

A mediados de la primera década del siglo XXI, hubo una preocupación muy extendida sobre la cantidad de BPA que contenían las botellas de plástico, porque esta sustancia parecía aumentar el riesgo de problemas de salud cuando eran expuestas a temperaturas altas en hornos de microondas o lavaplatos. Por tanto, lo mejor es evitar que los productos de plástico entren en contacto con estas fuentes de calor que podrían contaminar los alimentos que contienen.

¿Qué hay de las botellas hechas con plantas?

 

Una tendencia creciente en la fabricación de botellas de plástico es buscar hacerlas con materias primas que no sean petróleo. La más popular de estas sustancias es el ácido poliláctico (PLA). Los plásticos que se crean usando plantas son biodegradables y pueden servir como composta, por lo cual tienen un impacto amigable en el suelo y los océanos.

Este tipo de botellas se ven muy similares a las de plástico #1, pero no pueden ser recicladas usando los mismos procedimientos, porque la estructura molecular no es la misma. Este tipo de botellas se acercan más a un residuo orgánico biodegradable. Muchos estados en Estados Unidos ya han convertido el reciclaje de botellas y envases de plástico en ley. Otros estados y países han desarrollado leyes que promueven que las personas separen sus desperdicios y reciclen todo lo que se pueda reciclar.

Si todos comenzáramos el proceso de reciclaje desde casa, la gran mayoría de los productos no biodegradables podrían ser reciclados y el espacio que ocupa la basura en el mundo se reduciría de forma drástica. Aunque muchos países están dando los primeros pasos para tener programas de reciclaje lo bastante amplios como para abarcar los desechos de toda la población, hace falta redoblar esfuerzos de forma significativa para comenzar a ver un cambio verdadero en el planeta.

Reciclar y limitar nuestro uso de combustibles fósiles son los dos grandes pilares para poder salvar a la Tierra. ¡Comparte esta información vital con todas las personas y ayuda a promover un cambio de mentalidad por el bien del ambiente!

Ver También:

GuardarGuardar

GuardarGuardar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here