9 Formas De Ser Feliz Estando Solo

Todos tenemos explicaciones y definiciones diferentes de lo que la felicidad significa para cada uno de nosotros. Sin importar que desafíos, caminos y cambios en el estilo de vida hayas tenido en tu vida, al final del día, tu felicidad es lo que realmente importa más.

Sin importar si te encuentras actualmente en una relación. Si tienes Hijos. Un trabajo ocupado o sean cuales sean las circunstancias, es importante que sepas cómo ser feliz tú solo. Cuando sabes qué es lo que te hace verdaderamente feliz, practicas el amor a ti mismo, cuidas de ti y sales de tu zona de confort, te das cuenta de la gran felicidad que puede conllevar aunque te encuentres solo.

Ser feliz tú solo

Aquí hay una gráfica rápida que muestra los hábitos que necesitas para poder ser feliz por ti mismo.

Hábito #1: Descubre lo que verdaderamente te causa felicidad

Si recientemente has salido de una relación, o simplemente no te encuentras interesado en nadie en este momento, procura no convertir esto en un hecho negativo. Estar soltero te da una oportunidad inmejorable de descubrir lo que verdaderamente te hace feliz y te da la oportunidad perfecta para conocerte mejor a ti mismo.

Estar soltero te garantiza el tiempo y la libertad de hacer cualquier cosa que desees poner en tu agenda. Y te permite poner tus necesidades, deseos y ambiciones por encima de cualquier otra cosa. No estar en una relación te ayudará a darte cuenta y a comprender que tu felicidad no tiene que depender de la presencia de otra persona en tu vida.

Necesitas ser capaz de ser feliz tú solo primero. Y entonces podrás ofrecer amor a otra persona y tener una relación exitosa.

Si no sabes qué es lo que va a hacerte feliz, ¿cómo esperas que alguien más lo sepa? Necesitas sabes y experimentar lo que es el verdadero amor y la felicidad hacia ti mismo antes de comprometerte a amar a alguien más. Puede parecer aterrador al principio. Pero aquí hay algunas ideas que pueden ayudarte a sentirte más positivo con el hecho de estar solo.

Puedes llegar a conocerte a ti mismo con el simple hecho de pasar algo de tiempo en soledad. Haz algo que te ayude a relajarte y a concentrar tu mente, cuerpo y alma. Ve de compras. Toma un baño de burbujas. Escucha algo de música mientras tomas una copa de vino. Mira un maratón de tu serie favorita y no te sientas culpable de consentirte a ti mismo o de ser la principal de tus prioridades.

Hábito #2: Regálate un nuevo comienzo

Algunas veces quedamos atorados en rutinas monótonas y nuestros días se sienten como una serie de días exactamente iguales a los de la semana pasada. Tal vez has olvidado lo que es sentirte feliz porque simplemente lo que está sucediendo en tu vida no es lo bastante estimulante para ti. Quizá es momento de escribir una lista de actividades divertidas que puedan hacerte sonreír.

Escribe algunos lugares nuevos que te gustaría explorar. Algunos juegos que te gustaría aprender a jugar, o libros que tienes pendientes de leer. Una vez que comiences con tu lista, comenzarás a intentar realizar estas actividades nuevas y comenzarás a sentirte emocionado con todas las posibilidades que están disponibles para ti.

Algunas veces todo lo que necesitas para sentirte fresco y feliz es cambiar algo simple en tu rutina diaria. Tal vez es tiempo de reacomodar los muebles o de redecorar la casa. Cambiando un elemento que te rodea, ayudarás a sentirte renovado y prevendrás el aburrimiento y esa fea sensación de estancamiento.

También puedes buscar una mudanza, o una remodelación completa de tu casa que te hará crear un nuevo inicio instantáneo para el estado actual de tu vida.

Planea una sesión de limpieza o depuración profunda. Deshazte de todas esas cosas que han estado guardando en tu alacena o en el clóset sólo porque te sientes culpable de tirarlas. Aunque ya no las necesites. Recuerda que es el momento de comenzar a vivir para ti mismo y para nadie más.  Sólo conserva las cosas que te hacen feliz, que son importantes, útiles y significativas para ti.

Hábito #3: Practica el amor propio

El amor propio es un estado de auto apreciación de uno mismo que crece de acciones que te reafirman física, psicológica y emocionalmente. Cuando dejas de pensar en cómo otras personas pueden hacerte feliz y practicas el amor propio, te das cuenta muy pronto de lo que se siente ser feliz por tu cuenta. Ser capaz de ser feliz a partir del amor y la aceptación que te tienes a ti mismo es una de las lecciones más importantes de la vida.

Aquí hay algunas maneras en las que puedes practicar el amor propio:

Deja de darle tanta importancia a lo que otras personas puedan pensar, y deja de intentar que todo sea perfecto. Todas las personas tienen sus defectos, ya sea que lo admitan o no. Una vez que hayas aceptado que estar solo es normal y natural, comenzarás a darte cuenta de que está bien. Y serás perfectamente feliz con eso.

El tiempo a solas te permitirá tener más consciencia de tus propios pensamientos y de lo que te rodea. Serás capaz de sentir felicidad y paz. Y de conocer absolutamente todo lo que  está dentro de ti, y todo lo que necesitas para sentirte lleno de felicidad. No necesitas esperar nada de nadie más.

Una gran manera de practicar el amor propio, es escribir las cosas que amas sobre ti mismo. Concéntrate en lo positivo. Tú estás sano, eres único y tienes un hermoso cabello. Una gran personalidad, buenas piernas, lindos ojos, o lo que sea que te guste de ti mismo.

También puedes practicar el amor propio volviéndote consciente de tus pensamientos negativos. Si constantemente estás pensando con una nube negra sobre tu cabeza, entonces nunca dejarás que la luz del sol entre a tus pensamientos. Existe un lado positivo y un lado negativo de casi todas las situaciones.

Entrena a tu mente para que se acostumbre a darle prioridad a lo positivo. Y de esta manera cada vez será más natural para ti el hacerlo.

Otra forma de deshacerte de pensamientos negativos y nubes de malas ideas es rodearte de cosas y de personas positivas. Si estás en un punto bajo, quizá no deseas realmente levantarte del sofá y buscar el teléfono de algunos de tus amigos más divertidos. Pero es importante que salgas de casa y que te rodees de personas y de familia que te ama y con las cuales puedas llevar tu mente lejos de lo que sea que te está deprimiendo.

Si tiendes a evitar el teléfono o hacer planes con otras personas, entonces trata de comprometerte con algo que te guste. Si te comprometes con algo, habrá menos posibilidades de que te arrepientas al momento de tener que salir a hacerlo.

Aquí hay un ejemplo. Paga por adelantado un curso de diez semanas de pilates o de natación. Una vez que hayas hecho un compromiso a largo plazo, será mucho más difícil para ti decirle que no a esos planes. Incluso si estás teniendo un mal día y no tienes ganas.

Hábito #4: Ejercítate y construye un estilo de vida saludable

Tal vez es tiempo de reconectarte contigo mismo en un nivel físico. Comienza un nuevo programa de ejercicios que pueda ayudarte a estar en forma, sentirte bien con tu cuerpo y aprovechar todos los beneficios que el ejercicio y su liberación de endorfinas tienen para ti.

Ponerse en forma no tiene por qué ser aburrido. Existen programas muy divertidos como en spinning, zumba, e incluso juegos de Xbox o Wii diseñados para que el jugador se mueva y queme calorías. Si te comprometes y te unes a una clase y tienes un amigo que lo haga contigo, es mucho menos probable que abandones. Además, tendrás el doble de diversión.

Si no estás deseoso de hacer un gran sacrificio, entonces comienza por algo más pequeño y experimenta con distintos tipos de ejercicio. Hay un montón de tutoriales para ponerse en forma en internet. Sólo encuentra el que te guste más. Haz que estos nuevos ejercicios se vuelvan parte de tu rutina diaria en la mañana, para que te mantengas lleno de energía durante el día.

La mejor parte de los entrenamientos matutinos es que no estarás pensando que debes ejercitarte el resto del día ¡porque ya lo hiciste!

Si tienes un perro, no deberías tener problemas en salir a una caminata diaria de veinte minutos. Incluso puedes aprovechar para correr, si tu perro es algo más atlético. Tu perro te adorará por eso y te ayudará a mantenerte comprometido, recordándote que ya es hora de salir a caminar. ¿Cómo vas a decirle que no a tu mejor amigo?

También deberías revisar tus hábitos alimenticios. Una dieta llena de comida chatarra no va a ayudare a ser feliz. Es más, está demostrado que las personas que no se alimentan adecuadamente son más propensas a la depresión y a enojarse. Revisa la manera en la que comes y busca alternativas más saludables. Una gran manera e hacerlo es usar una aplicación o un diario en el que escribas todo lo que has consumido. Te sorprenderá ver cuanta comida no saludable has estado comiendo. Pero esto será el punto de partida para que puedas mejorar tus hábitos alimenticios.

Adicionalmente a la calidad de la comida que consumimos, la cantidad también puede afectar nuestro estado de ánimo. Con frecuencia las personas recurren a la comida cuando comienzan a sentirse deprimidas o tristes. Comer puede darnos un alivio momentáneo pero siempre a un alto costo de culpabilidad. No sólo eso, además comer demasiado provoca un estado de letargo difícil de superar.

Controlando las porciones de comida estaremos no sólo más saludables, también más felices.

Dormir bien también es muy importante para mantenerte lleno de energía durante el día. Además tiene beneficios adicionales, como el hecho de que ayuda a perder peso y a mantener un corazón, mente y cuerpo sanos. Vete a dormir temprano y despierta luego de o horas de sueño reparador. Por cierto, que uno de los grandes beneficios de estar solo es que puedes dormir sin que los ronquidos de nadie te despierten.

Hábito #5: Encuentra tu pasión y cultívala

¿Existe alguna cosa que siempre has querido hacer pero sigues aplazándolo? ¿Qué tendría de malo intentarlo ahora? Cuando estás solo, no tienes que considerar los planes de otras personas. Elige hacer algo diferente que sea un reto para ti. No importa lo que sea. Sólo tiene que ser algo que te apasione.

Si amas a los animales, ¿por qué no intentas ayudar como voluntario una vez por semana en algún albergue? Si no tienes muchas ideas, existen un montón de sitios web que te pueden ayudar con tu decisión.  Clases de danza. Clases de arte. Fotografía. Lecciones de actuación, de cocina, de guitarra. Viajes de un solo día, etc.

Algunas veces no encontramos nuestra verdadera pasión en la vida hasta que hemos experimentado muchas cosas distintas. Debes tener en mente que nunca es perjudicial intentar cosas nuevas, además de que suele ser muy divertido. Atreverte a hacer cosas nuevas te sacará de tu zona de confort y te permitirá rodearte de personas positivas e interesantes. Además que se renovará tu confianza en ti mismo y en tus capacidades.

Hábito #6: Sal de tu zona de confort

Intenta hacer cosas que no has hecho antes. Trata de no estar  la defensiva y ábrete a nuevas posibilidades. Nunca sabes si algo te gustara o no hasta que lo has experimentado.

Una gran manera de salir de tu zona de confort es ir a algún lado y hacer algo nuevo y divertido cada fin de semana.  Otra gran ventaja de estar solo es que no habrá nadie que te diga que o no o que no esté de acuerdo con tus planes.

Cuando comienzas a experimentar cosas, lugares y eventos nuevos, probablemente conocerás personas y harás amigos. Esto puede parecer muy difícil al inicio si eres muy tímido. Pero ponerte en los zapatos de otras personas puede ayudar bastante.  Recuerda que también puede ser difícil para alguien más hacer amigos y tú puedes ser esa persona que le ayude a dar ese gran paso.

Recuerda hacer todas estas cosas por que conllevan un crecimiento personal y no para “encontrar a alguien”. No deberías tener ninguna presión para buscar una relación romántica.

Salir de tu zona de confort y hacer cosas nuevas puede llevarte a hacer nuevos amigos y a coleccionar grandes experiencias. Todo comienza con una sonrisa y con un saludo amigable. Trata de decir “hola” con una sonrisa mientras estás en la tienda, o mientras caminas por la calle, o cuando conoces a alguien en una fiesta.

Sea cual sea la situación, sólo trata de ser tú mismo y ganarás más y más confianza con el tiempo. Eventualmente esto se convertirá en un hábito. Ver la sonrisa de otras personas además es contagioso. Así que si empiezas a entrenar la tuya, otros serán recíprocos y eso te abrirá muchas puertas y oportunidades.

Una gran manera de sacarte a ti mismo de tu zona de confort es tratar de integrar un nuevo hábito cada mes. Asegúrate de que sea algo novedoso y desafiante. Algo que te lleve a experimentar retos que no hayas vivido anteriormente. Eventualmente, te darás cuenta de que algunos de estos hábitos te acompañarán y te ayudarán toda la vida.

Hábito #7: Usa sabiamente tu tiempo a solas

Muchas personas pueden pensar que la respuesta para ser feliz es simplemente, hacer cosas que te hagan feliz. Sin embargo, a nivel psicológico, esto no es completamente cierto. Puede ser que disfrutes empacarte medio litro de helado de una sola vez. O ver una serie completa sin dormir por dos días. Pero a largo plazo estas acciones no te traerán felicidad. Tampoco satisfacerán tus verdaderos deseos. Lo más probable es que traigan culpas y remordimiento.

Hay muchas cosas que puedes hacer cuando estás solo. Y ver programas de televisión sin sentido mientras comes comida chatarra definitivamente no es la mejor elección que puedes hacer. Ya que a largo plazo resultará contraproducente.

No estamos diciendo que nunca puedas disfrutar de estas actividades o darte un respiro. Esto puede estar bien de vez en cuando.

Pero ¿por qué no usar sabiamente el tiempo libre del cual disponemos? Para, por ejemplo, conocerte mejor a ti mismo, aprender algo nuevo o desafiarte con algún reto.

Lee una gran autobiografía. Mira un documenta inspiracional. Comienza un nuevo negocio o inicia un website. Piérdete en alguna expresión artística: música, trabajo en madera, cocina o cualquier otro trabajo significativo.

¿Necesitas algo de inspiración? Pasa el día en una galería de arte o en un museo y deja que tu mente experimente las distintas emociones y reacciones que las obras de arte y las piezas de exposición pueden generar en ti. Administra tu tiempo sabiamente y asegúrate de que al final del día, te sientas feliz y satisfecho con lo que lograste.

Recuerda que en este punto de tu vida, estás solo, así que puedes crear algo significativo y pasar tanto tiempo como desees haciendo lo que amas hacer. Cuando te pierdes completamente en el trabajo que has elegido, desarrollas un sentido de orgullo que sí puede ayudarte a ser feliz a largo plazo.

Crear metas inteligentes y realistas a corto y mediano plazo puede ayudar a mantenerte muy motivado. Comienza por cosas pequeñas y enfócate primero en las tareas más importantes. Una vez que hayas creado una rutina, ya ni siquiera tendrás que pensar en tu lista diaria de actividades por hacer. Porque ya habrás programado tu mente para hacerlo. Otra gran ventaja de estar solo, es que tus metas no involucran las influencias de nadie más.

Puedes ser, hacer y tener lo que sea que tú quieras. Puedes crear un increíble futuro para ti mismo, por ti mismo.

¿Por qué no aprovechar esta etapa para concentrarte en uno o dos aspectos de tu vida que siempre has querido mejorar? Ya sea que esto involucre tu salud, tu carrera, tu espiritualidad o tus finanzas. No dejes estas aspiraciones de lado y date la oportunidad de alcanzarlas.

Piensa en cómo te sentirías y en lo beneficioso que sería tener todo los aspectos de tu vida en orden, balance y bajo control. Además, en este punto serás capaz de ver todas las posibilidades que te brinda el futuro. Lo que ayudará a que siempre estés motivado y persiguiendo tus metas.

Hábito #8: Aprende a apreciar el presente

Somos lo que somos a partir de nuestras experiencias de vida en el pasado. Perdónate a ti mismo y aprende de tus errores de antaño. Recuerda que el pasado no necesariamente define tu futuro. Todos cometemos errores, pero los errores no definen lo que somos ni lo que podemos llegar a ser. Aprende de los errores, pero celebra las pequeñas victorias del presente.

Piensa en la persona que eras hace cinco, diez o veinticinco años. Seguramente ha habido muchísimos retos, situaciones y obstáculos que vienen y van a lo largo de la vida. Si nunca te hubieras permitido cometer errores o tropezar en el camino ¿Qué tipo de persona serías ahora? ¿Qué tipo de experiencias habrías tenido? ¿Realmente te habría llevado a la felicidad estar buscando la perfección absoluta todo el tiempo?

La vida puede ser los bastante dura y estresante. Algunas veces, simplemente tener el tiempo de sentarse y disfrutar de una rica taza de té puede ser algo que te refresque y te haga sentirte mejor. No pienses en las cosas que no tienes. Vive en el presente y aprecia las pequeñas cosas en la vida que te ayudan a relajarte. Disfruta al máximo todo lo que tienes.

Hábito #9: Cómo ser feliz solo

Ahora que sabes cómo ser feliz solo, es tiempo de aceptarte a ti mismo tal cual eres y de ser optimista y positivo con lo que sea que te depare el destino. Eres normal, pero tus circunstancias son las que te hacen único y diferente de los demás. Una  vez que aceptes esta manera de pensar, tu mundo se volverá más brillante y te darás cuenta de que las oportunidades con infinitas.

¡Comparte esta hermosa reflexión con todos tus amigos!

MIRA ESTOS ENLACES:

Aprendiendo De Los Super Hombres: La Increíble Historia De Éxito Y Salud De Jack LaLane

7 Libros Que Cambiarán Completamente La Forma En Que Ves El Mundo

Diálogo Interno Positivo: 5 Pasos Para Silenciar Tu Voz Interior Negativa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here