in

Tratamiento De Aguas Residuales: Qué Es Y Cuál Es Su Proceso

El tratamiento de aguas residuales es el proceso de convertir las aguas de desecho, o sea, agua que ya no se necesita o no puede usarse más, en agua limpia que pueda regresarse al ambiente.

Las aguas de desecho son el resultado de actividades humanas (como bañarse, usar el inodoro, lavar trastes y ropa) y también de fenómenos naturales, como los escurrimientos de lluvia. El agua resultante está llena de bacterias, químicos nocivos y toxinas. El objetivo del tratamiento es reducir este número de contaminantes a niveles aceptables para poder devolver el agua a ríos y mares.

Existen dos tipos de plantas de tratamiento de agua. Las plantas de tratamiento físico o químico y las plantas de tratamiento biológico. Las primeras utilizan reacciones químicas y procesos físicos para tratar las aguas de desecho. Las segundas, en cambio, utilizan materiales biológicos y bacterias capaces de deshacer los contaminantes en el agua.

Los sistemas de tratamiento biológico son ideales para las aguas de desecho que provienen de complejos residenciales y oficinas. El tratamiento físico es más utilizado para los residuos que provienen de industrias, fábricas y empresas manufactureras. Esto se debe a que la mayor parte de los residuos de estas industrias y fábricas contienen químicos y otras toxinas que pueden dañar mucho el ambiente.

Lee también:

Pasos del proceso de tratamiento de aguas residuales

Los pasos que siguen las plantas de tratamiento de agua son los siguientes:

1.- Recolección de aguas de desecho

Este es el primer paso en el proceso de tratamiento de aguas residuales. Un sistema de recolección de administración pública recoge las aguas de desecho de la ciudad, con la finalidad de que el agua sea redirigida a un punto central. El agua es dirigida por medio de canales y drenaje subterráneo a una planta de tratamiento. La transportación debe hacerse bajo condiciones higiénicas, evitando escurrimientos o infiltraciones. Los drenajes y cañerías deben ser profundos y las personas que trabajan en su mantenimiento tienen que portar trajes de protección especiales.

2.- Control de olor

En la planta de tratamiento, el control del olor es algo muy importante. El agua de desecho contiene muchas sustancias sucias que producen un olor nauseabundo y tóxico. Para asegurar que las áreas colindantes se encuentren libres de peste, se inicia un proceso de control de olor en cuanto el agua llega a la planta. Todas las fuentes de olor son contenidas y tratadas usando químicos que neutralizan el proceso de liberación de partículas odoríferas. De no ser por este primer paso, el resto del proceso de tratamiento de aguas sería mucho más difícil para el personal implicado.

3.- Cribado

Es el siguiente paso en el proceso de trata de aguas residuales. El cribado implica la remoción de objetos grandes del agua, como pañales, toallas sanitarias, algodón, toallas húmedas, botellas rotas o cualquier otro tipo de basura que llega al agua y que puede dañar el resto del equipo de tratamiento si no se elimina. Si este paso no se realiza correctamente, aparecen muchos problemas en el equipo después. Se usa otro equipo especializado para deshacerse de la arena que normalmente se va acumulando en los escurrimientos de agua de lluvia. Los desechos sólidos son removidos del agua y después se manejan en los basureros.

Quizás te interese también: 40 Cosas Muy Interesantes De Reciclar

4.- Tratamiento primario

Este proceso comprende la separación de la materia sólida macrobiótica del agua de desecho. El tratamiento primario se realiza colocando el agua en grandes tanques para que la materia sólida flote a la superficie. El fango, el desecho sólido que se acumula en la superficie de los tanques, es removido por grandes aspas y arrojado al centro de los tanques cilíndricos, donde será bombeado fuera del agua. El agua que queda se bombea a su vez para tratamiento secundario.

5.-Tratamiento secundario

También conocido como proceso de lodo activado, el tratamiento secundario implica añadir lodo a las aguas de desecho para asegurar que todos los desechos se desintegren más adelante. Al principio se bombea el agua a grandes tanques de ventilación donde se mezcla con el lodo, el cual básicamente es un cultivo de bacterias que usan oxígeno y de otros microorganismos que consumen los restos orgánicos en el agua. Este proceso lleva a la producción de grandes partículas que se acumulan en el fondo de los tanques. Este paso dura entre 3 y 6 horas.

6.-Manejo de desechos sólidos

La materia sólida que se acumula después del tratamiento primario y secundario se dirige a digestores en los cuales es tratada por espacio de un mes a partir de bacterias de digestión anaeróbica. Durante este proceso se produce gas metano, que puede usarse como combustible para las mismas plantas de tratamiento, así como biomasa, que puede tener usos agrícolas.

7.- Tratamiento terciario

Este paso es similar al que se usa en las plantas de tratamiento de agua para beber, que limpia el agua para propósitos de consumo. El tratamiento terciario tiene la capacidad de remover hasta el 99% de las impurezas del agua de desecho. Este nivel produce agua que se acerca mucho a la calidad del agua potable. Desafortunadamente, tiende a ser un proceso muy caro que requiere equipo especializado y personal altamente capacitado, así como ciertos químicos y una buena provisión de energía eléctrica, mismos que no siempre están disponibles.

8.- Desinfección

Después del tratamiento primario y secundario, aún quedan algunos microorganismos en el agua que pueden causar enfermedades. Para eliminarlos, las aguas de desecho deben ser desinfectadas al menos media hora en tanques que contienen una mezcla de cloro y sodio. El proceso de desinfección es una parte integral del tratamiento, porque resguarda la salud tanto de los animales como de las personas que usen aguas tratadas para otros propósitos.

9.- Tratamiento del lodo

El lodo que es producido y recolectado durante el tratamiento primario y secundario requiere concentrarse y espesarse para habilitar un tratamiento posterior. Es colocado en tanques de espesamiento que le permiten asentarse y separarse del agua. Este proceso dura unas 24 horas. El agua restante es recolectada y se manda de vuelta al tratamiento secundario. El fango es usado para fines comerciales.

El tratamiento de aguas residuales tiene muchos beneficios. Por ejemplo, permite mantener limpio el ambiente y sobre todo evita la contaminación de los cuerpos de agua, que son un recurso natural importantísimo. Las aguas tratadas pueden utilizarse para fines industriales (como máquinas de enfriamiento) y de esta forma se evita que materiales peligrosos causen enfermedades en el medio. También sirven para la irrigación y la agricultura.

Lee también: Contaminación Del Suelo: Causas, Consecuencias Y Soluciones

Conclusión

En resumen, el proceso de trata de aguas residuales es sumamente importante, por lo que debería promoverse en todo el mundo. La mayor parte de las plantas de tratamiento se enfocan en aguas de desecho residencial. Las plantas de tratamiento de desechos de fábricas y refinerías generalmente se encuentran cerca de estos complejos industriales para asegurarse de que los químicos nocivos no entren en contacto con los cuerpos de agua. Además, este proceso permite reutilizar el agua y aprovecharla varias veces en lugar de tomar más agua del ambiente. Es ilegal liberar agua sin tratar en ríos, lagos y mares. Por desgracia, muchas empresas lo hacen de forma clandestina.

¡Comparte esta información con todos tus conocidos!

Descubre más acerca del agua y la importancia de cuidar de ella:

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sumideros: Causas, Efectos Y Tipos

Ciclo Hidrológico: Qué Es Y Cuáles Son Sus Pasos