Relaciones Conscientes: Una Nueva Manera De Amar

Un número abrumador de personas en estos días dicen que son infelices en sus matrimonios y relaciones. Un número abrumador de personas en estos días dicen que son infelices es sus matrimonios y relaciones. Según una encuesta, 6 de cada 10 personas que fueron cuestionadas si se encontraban felices en sus relaciones dijeron “no”. Al igual que con cualquier cosa en la vida, cuando las normas tradicionales se rompen, algo nuevo toma su lugar. En el caso de relaciones, la nueva tendencia que surge es la Relación Consciente, y en mi opinión es una cosa asombrosa por la cual luchar.

 

El Problema con las Relaciones Tradicionales

 

“Trabajando” en la Relación

 

Muy a menudo, porque las relaciones tradicionales están diseñadas para la satisfacción personal, el enfoque está en “trabajar” para mantener la relación actual. El “trabajo” que tiene que hacerse suele ser una cuestión de que una de las personas en la relación vaya cambiando para apaciguar al otro. Con el tiempo, perdemos el sentido de quiénes somos a causa de quiénes hemos tenido que ser para mantener la relación. Entonces tú haces todos estos cambios para mantener la relación actual, solo para encontrar que una vez que has establecido la relación, en el proceso te has convertido en una persona completamente diferente – alguien que posiblemente no quieres ser.

 

Énfasis en el Confort

 

En las relaciones tradicionales, nos preocupamos tanto por complacer a nuestras parejas que tendemos a ahogarnos a nosotros mismos. Esto incluye todo, desde los sueños de vida hasta las fantasías sexuales. Sentimos como que no podemos expresar nuestros sentimientos, deseos, y aspiraciones a nuestra pareja por miedo a ser juzgado. Lo mismo se puede decir sobre la expresión de nuestros pasados, temores y aprensiones. Todos hemos sido heridos en algún punto, y todos tenemos nuestros complejos. Los compromisos que a menudo tenemos que hacer para mantener una relación tradicional implican hacer compromisos con nosotros mismos.

 

Enfocándonos en el resultado

 

En las relaciones todo tiende a ser sobre llevar la relación en una dirección prevista. Hay un premio que es puesto acerca de tener el proverbial “siguiente nivel”. Cuando se aproxima a una relación como si hubiera un destino en mente, ¿Qué hacer cuando llegues allí? Esto es el por qué los matrimonios fracasan. Las personas trabajan para llegar al punto donde se casan, y una vez que están allí, no hay nada que quede por hacer.

 

¿Mantener una relación “consiente”?

 

En una relación consciente el enfoque es crecer – físicamente, mentalmente, espiritualmente. Tienes que dejar ir tu concepto de una “zona de confort”. Las personas piensan que en una relación se supone que es todo iluminado y brillante así que, al primer signo de problemas, automáticamente piensan que algo está terriblemente mal. El crecimiento no es un proceso fácil, pero cuando tienes a dos personas que están dedicadas a ello, eso se convierte en un esfuerzo en equipo en lugar de una lucha constante para descifrar quien eres. Tienen que dejar ir la creencia de que expresar quien eres pondrá sus relaciones en peligro por el miedo al juicio de sus parejas. En una relación consiente la expresión de quien eres y lo que buscas es el punto. En una relación consiente el amor no es el destino final, es el combustible para el viaje. Así como dos personas que avanzan juntas con el sentido común de que están buscando ser 100% sí mismos, encontrarán el amor en maneras que nunca supieron que podían hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here