5 Pequeños Cambios Que Transformaran Tu Cuerpo Del Modo ‘Almacenador De Grasas’ A ‘Quemador De Grasas’

Si estás tratando de perder peso sin aprender cuáles son las partes más importantes de tu metabolismo y salud en general, te costará muchísimo liberarte de la persistente grasa corporal.

Tu cuerpo es un templo y los templos se comienzan con una base sólida. Si descuidas tu base e intentas perder peso, tu templo/cuerpo se derrumbará (esto es, ganarás más peso).

Aprender sobre cómo estos 5 factores metabólicos son los principales responsables de tu capacidad para quemar la grasa de tu cuerpo, te servirá no solo para evaluar tu base actual, sino que también te ayudará a construirla desde cero.

Los 5 factores metabólicos más importantes que te ayudarán a perder peso

Tu metabolismo es controlado por 5 partes igualmente importantes:

Tu hígado – El principal órgano de desintoxicación. El hígado es responsable de ¾ de la producción de tu hormona tiroidea.

Tus glándulas suprarrenales – Sus glándulas del estrés. Las glándulas adrenales regulan las hormonas esteroideas (para la pérdida de grasa) y las hormonas del estrés contribuyendo a equilibrar tu metabolismo.

Tu tiroides – Tu glándula metabólica por excelencia controla tu temperatura corporal, tus funciones metabólicas y tu capacidad para quemar grasas.

Tu músculo – El único tejido metabólicamente activo en el cuerpo. Ayuda a quemar grasas, a regular la glucosa en sangre y a apoyar un metabolismo elevado.

Tu cuerpo – El resultado de los 4 factores metabólicos previos. Tu cuerpo está funcionando óptimamente o se encuentra en un estado de enfermedad.

1- Cómo tu hígado afecta tu metabolismo

Tu hígado es el responsable de más de 600 funciones metabólicas. Cuando tu hígado está sobresaturado de toxinas, alimentos procesados, medicamentos, alcohol, azúcar, hormonas del estrés, etc., pasa al modo supervivencia.

Tú quieres a tu hígado en un modo favorable donde filtre las toxinas ambientales y el exceso de las hormonas del estrés, ayude a asimilar los nutrientes y minerales, asista en la digestión y control del azúcar en sangre, y ayude a procesar los macronutrientes (grasas, carbohidratos y proteínas) eficientemente, y controle más del 70% de la función de tu tiroides, ayudándote a mantener la temperatura corporal y el metabolismo elevados.

Cuando tu hígado va del modo favorable al modo de supervivencia, pronto aparecen los problemas metabólicos, tales como:

  • Ganancia de peso en las caderas y en los muslos
  • Distensión abdominal
  • Problemas de la piel, mal humor, depresión
  • Baja energía, azúcar en sangre inestable, trastornos del sueño
  • Incapacidad para perder peso o mantener una elevada tasa metabólica

Si quieres tener garantía de un metabolismo saludable y de un elevado potencial quema grasas, necesitarás comprometerte a apoyar a tu hígado por el resto de tu vida. Comprometerte a eliminar los principales alimentos inflamatorios, los alimentos procesados, los estimulantes, y más.

2- Cómo afectan tu metabolismo tus glándulas suprarrenales

Tus glándulas suprarrenales desempeñan un papel importante en el mantenimiento de un metabolismo saludable. Las hormonas que secretan y regulan tus glándulas suprarrenales pueden ayudarte a equilibrar tus hormonas a favor de un elevado metabolismo o bien pueden tener el efecto opuesto.

Tus hábitos, elecciones alimentarias, ejercicio y estilo de vida determinan cómo se comportan tus glándulas suprarrenales.

El cortisol regula el metabolismo de las grasas, la glucosa y las proteínas y ayuda a mantener el metabolismo corporal bajo control. También participa en la regulación de la presión sanguínea y en el control de la inflamación.

Las catecolaminas, tal como la adrenalina, causan la respuesta de “lucha o huida”. También ayudan a movilizar fuentes de energía, ya que la energía es necesaria para hacer frente a situaciones estresantes.

¿Qué puede causar glándulas suprarrenales disfuncionales? Desafortunadamente, muchas cosas: estrés mental/emocional, sensibilidades a alimentos, desequilibrios en la glucemia, infecciones, ejercicio excesivo… básicamente, cualquier cosa que sea percibida como estrés por el cuerpo.

Si estás preocupado sobre tus glándulas suprarrenales, la primera cosa que debes hacer es eliminar o tratar la fuente de estrés.

3- Cómo la tiroides influye en tu metabolismo

Las hormonas tiroideas actúan sobre casi cada tipo de célula de tu cuerpo para incrementar la actividad celular o metabolismo. Si hay demasiada cantidad de hormona tiroidea o, por el contrario, muy poca hormona, el metabolismo de todo tu cuerpo se ve afectado.

Debido a que las hormonas tiroideas T3 y T4 controlan el metabolismo celular en todo el cuerpo, cuando no hay suficiente cantidad de ellas, esta función metabólica se enlentece y se deteriora.

Existe una fuerte correlación entre la enfermedad tiroidea y el peso. La ganancia de peso es más severa en personas como hipotiroidismo debido a una acumulación excesiva de sal y agua; la pérdida de peso es común en personas que padecen hipertiroidismo.

Cómo tratar el hipotiroidismo

  • Trata las causas subyacentes – Identifica y trata las causas subyacentes de hipotiroidismo, como alergias alimentarias, gluten, metales pesado, deficiencias nutricionales y estrés.
  • Optimiza tu nutrición – Respalda tu tiroides con una nutrición óptima, incluyendo alimentos que contienen yodo, grasas saturadas, zinc, grasas omega-3, selenio, y más.
  • Minimiza el estrés – Elimina el agotamiento suprarrenal y minimiza el estrés participando de un programa integral para el manejo del estrés.
  • Ejercicio físico – Realiza ejercicio que estimule a tu tiroides y mejore su función.

4- Cómo intervienen tus músculos en tu metabolismo

La masa muscular magra no solo luce muy bien, sino que es determinante para tu bienestar global y para tu salud metabólica.

Con la ayuda de tu tiroides, el tejido muscular dicta tu tasa metabólica. El músculo es el único tejido metabólicamente activo que tienes para quemar tu grasa corporal.

En otras palabras, cuanto más músculo tengas, más calorías quema tu cuerpo, lo cual te ayuda a perder peso.

Como la mayoría de los receptores de insulina están presentes en nuestro tejido muscular, cuanto menos músculo tengas, mayor será tu insulinorresistencia. Cuando esta condición es severa, existen cantidades excesivas de glucosa circulando en tu sangre, sin un lugar a donde ir. Como resultado, el páncreas secreta más insulina, dejando a tu hígado estresado y ocasionando que tu grasa corporal sea más persistente que nunca.

5- Cómo tu cuerpo afecta tu metabolismo

Cuando se trata de tu metabolismo (y pérdida de grasa) existen dos tipos de cuerpos:

  • Un cuerpo ‘almacenador de grasas’
  • Un cuerpo ‘quemador de grasas’

¿Tus hábitos, ejercicio físico, alimentos y estilo de vida apoyan un metabolismo que te ayuda a quemar grasas o a almacenar grasas?

Aquí están las 7 diferencias entre los dos tipos de cuerpo:

El cuerpo ‘quemador de grasas’ se caracteriza por una buena postura, una función tiroidea incrementada, un sistema digestivo saludable, un hígado limpio, unas glándulas suprarrenales descansadas y un adecuado porcentaje de masa muscular magra. Por otra parte, un cuerpo ‘almacenador de grasas’ tiene como particularidades una mala postura, una disminución de la función tiroidea, el sistema digestivo está inflamado, el hígado está sobresaturado, las glándulas suprarrenales están estresadas y existe un exceso de grasa subcutánea y visceral.

Tu metabolismo es el responsable de decidir qué tipo de cuerpo tienes y tú eres responsable de balancear tu metabolismo en una u otra dirección.