Dejar una relación tóxica es difícil, pero estos 6 pasos te lo harán más fácil

TERMINAR UNA RELACIÓN TÓXICA PUEDE PARECER LA COSA MÁS DIFÍCIL DEL MUNDO, PERO ES NECESARIO HACERLO.

 

Las relaciones tóxicas vienen en todos los tamaños y tallas.  Tal vez tu esposo te desprecia y se burla de tus esperanzas y sueños. Tal vez tu esposa se rehúsa a dejarte salir con tus amigos, o apartarte de su lado sin su permiso. Quizás tu pareja se burla de tu peso, o te pone sobrenombres. Puede que sean narcisistas y que sólo puedan sentirse bien con ellos mismos mientras te causan dolor. Cualquiera que sea la situación tóxica en la que tú o alguien conocido se encuentre, es momento de salir de ella. Si no lo haces, te perderás a ti misma.
Una de las cosas que tienen las relaciones tóxicas, es que son difíciles de dejar. Eso es parte de su veneno. Pero tú puedes hacerlo. Aún cuando sientas que es casi imposible ahora, debes saber, realmente saber, que lo puedes dejar.

 

AQUÍ ESTÁN 6 PASOS QUE TE HARÁN ESA DECISIÓN UN POCO MÁS FÁCIL DE MANEJAR:

1. DATE CUENTA QUE MERECES ALGO MEJOR.

Sí, tú. Mereces ser amado.  No la clase de “amor” que piensas tener ahora, sino el amor real, genuino y recíproco. Has luchado tantas batallas en tu vida, y quizás sientas que estás demasiado cansada para seguir peleando, pero hay una cosa por la que vale la pena luchar y eso eres tú.
Las relaciones sanas no involucran alrededor del miedo o la intimidación, ni tampoco implican menospreciar a las personas o romper su espíritu. Si esto te suena familiar en tu relación, entonces es el momento de decir adiós.

 

2. ANOTA LOS DETALLES.

Nosotros los humanos tenemos un particular sentido de la memoria – esta cambia dependiendo de lo que queramos recordar. Si alguien no te gusta, recordarás todas sus malas cualidades y las cosas desafortunadas que han hecho. Lo contrario sucede con las personas que te agradan. Esto sucede también con las relaciones tóxicas.
Cuando tu familia o amigos tratan de traer a colación el tema de tu relación (Seguramente lo han hecho, pues tú realmente les importas), seguramente señalan los rasgos menos atractivos de tu pareja tóxica. ¿Y tú a qué te dedicas? “Oh, no es tan malo. Él/ella también es/hace (insertas cualquier cosa “buena”).” Creas una excusa y las cosas aparentemente agradables que escoges recordar acerca de tu relación ahogan la abrumadora cantidad de cosas negativas.
Puedes tomar la decisión de dejar de victimizarte si empiezas a escribir los detalles. No te tomará demasiado tiempo el darte cuenta de cuán rápido la lista crece y cuánto daño te hace realmente.
¿Insultos? ¿Burlas? ¿Mentiras? Manipulación? Cada vez que sientas la punzada del dolor, escribe la razón. Cuando te canses de anotar, aléjate de esa relación.

 

3. ENTIENDE QUE NO VA A CAMBIAR.
Si quieren, lo harán en sus propios términos, en su propio tiempo. Nunca podrás hacer cambiar a alguien hasta que estén realmente listos para hacerlo.
Acéptalo, si ver a la persona que supuestamente aman en dolor, y sabiendo que ellos son la causa de ese dolor no es suficiente para hacer que quieran cambiar, entonces nada de lo que puedas decir o hacer tendrá ese efecto. Tienes que cuidar de ti misma porque tú eres la única que tiene la posibilidad de vivir plenamente.
Tú eres la única que puede sanarte, así como él es el único que puede sanarse a si mismo.

 

4. TOMA LA DECISIÓN.
Una vez que hayas aceptado la realidad y que hayas reconocido las cosas que tus amigos y familiares tratan de decirte, es momento de tomar la decisión. “Es ahora o nunca”.
Optar por continuar en esa relación implica que la persona seguirá siendo egoísta mientras que tú seguirás siendo la segunda opción, si decides que ha sido suficiente pues deja esa relación en el pasado. Todo depende de ti. ¿Qué tipo de vida quieres.

 

5. ENTIENDE QUE DOLERÁ.
No vas a dejar la relación a menos que estés lista para hacerlo. Tal vez es porque estás tan acostumbrada a la toxicidad que te cuesta dejarla. Pero eso no es amor. Y una parte de ti lo sabe.
Sí, dejar a la persona a la que te sientes encadenada será doloroso, pero es el regalo más hermoso que puedes darte.  Vendrá con la duda y te cuestionarás a ti misma. Pequeñas mentiras de “cuán buenas eran las cosas” a la par con la comodidad del caos que alguna vez llamaste “amor”. El dolor es parte del proceso, y luego de que superes la tormenta, estarás mejor, mas fuerte y serás más sabia.

“Voy a decirte esto. Dejar aquello que amas te rompe el corazón abierto. Pero encontrarás una joya en tu interior, y esa preciosa joya será la apertura de tu corazón a todo lo nuevo y lo diferente, y será tu realización , si permites que así sea.
― Jacqueline Winspear

 

6. MANTÉN TU DECISIÓN.
Recuerda que has tomado esta decisión luego de un proceso reflexivo y complicado. Manténte firme con tu decisión y recuerda que la has tomado por tu propio bien. Así es como empiezas a vivir una vida mejor, y los cambios deben empezar por algo.
Si empiezas a sentir la necesidad de dejar entrar a la persona tóxica de nuevo a tu vida, busca a tu grupo de apoyo, tus amigos y familiares o sacar la lista en la que has descrito por qué te sentiste herido en primer lugar. Manténte firme en tu decisión.

“No contengas tu aliento por nadie,
No desees que tus pulmones se detengan,
Puede que las grietas se demoren en propagarse,
Pero con el tiempo lo harán
.

Algunas veces para mantenerte bien
Debes dejar ir,
Aunque te duela el corazón
Es lo que necesitas para poder respirar.”
― Erin Hanson

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.