,

6 Alimentos Que Protegen Tu Hígado Y Lo Ayudan A Funcionar Mejor

El hígado es el órgano metabólico por excelencia ya que se encarga de administrar los nutrientes y desechos para mantener la salud. El hígado envía los diversos nutrientes a los tejidos donde son necesarios y remueve las sustancias tóxicas del organismo para evitar que se acumulen y causen enfermedades. Otra función central del hígado es participar en la digestión de las grasas, mediante la síntesis y liberación de las sales biliares. Además, el hígado regula el nivel de glucosa (azúcar) en sangre, almacenando la glucosa sobrante en forma de glucógeno y degradando este glucógeno cuando el organismo necesita azúcar para funcionar correctamente.

El papel del hígado es clave para conservar y mejorar tu salud. Tú puedes optimizar su funcionamiento incluyendo en tu dieta estos 6 alimentos con gran poder hepatoprotector:

 

Ajo: para mantener a tu hígado saludable

Quizás eres de las personas que evitan consumir ajo porque te causa mal aliento, pero si quieres tener un hígado sano deberías comenzar a incluirlo en tus comidas. Son cuatro los micronutrientes presentes en el ajo que le confieren su capacidad hepatoprotectora:

  • El selenio, que ayuda al hígado en el proceso de desintoxicación al incrementar la acción de los antioxidantes.
  • La arginina, que regula la presión sanguínea en el hígado a través de la relajación de los vasos sanguíneos.
  • La vitamina B6 (piridoxina), la cual actúa como antiinflamatoria.
  • La vitamina C, la cual reduce la oxidación celular que puede causar daño a las células hepáticas.

 

Toronja: para ayudar a tu hígado en la desintoxicación

Los beneficios de la toronja para la salud del hígado se deben a su elevado contenido de vitamina C, la cual previene la oxidación celular, y a la presencia de grandes cantidades de glutatión, el cual participa en la producción de enzimas detoxificantes.

 

Vegetales: para cuidar la salud global de tu hígado

Los vegetales de hoja verde, tales como rúcula, espinaca, achicoria, acelga y brócoli contribuyen a proteger tu hígado mediante la neutralización de metales, químicos y pesticidas. La rúcula, espinaca y achicoria se relacionan con un incremento del flujo de bilis que ayuda al cuerpo a deshacerse de los residuos. El betabel mejora la función hepática limpiando la sangre, mientras que las crucíferas, por ejemplo, brócoli, coliflor y coles de Bruselas, asisten en la eliminación de las toxinas mediante la producción de la clase adecuada de enzimas.

 

Aguacate: para prevenir el daño celular en tu hígado

El aguacate contiene vitamina C y vitamina E las cuales actúan como antioxidantes que neutralizan los radicales libres y previenen el daño celular en el hígado. Además, este superalimento aporta vitamina K que, junto con la vitamina E, desinflaman al hígado. El glutatión también está presente en el aguacate y participa en el proceso de desintoxicación.

 

Nueces: para evitar la acumulación de grasa en tu hígado

Las nueces poseen numerosos beneficios para el hígado debido a su riqueza nutricional: aportan arginina, glutatión, ácidos grasos omega 3 y antioxidantes. Los antioxidantes de las nueces no solo controlan la oxidación, sino que también protegen contra la acumulación de grasa en el hígado, previniendo la enfermedad por hígado graso no alcohólico.

 

Cúrcuma: para que tu hígado se conserve joven y limpio

La curcumina presente en la cúrcuma posee un potente efecto antiinflamatorio y antioxidante. Además, promueve la desintoxicación hepática al rejuvenecer las células hepáticas y al prevenir que las toxinas y el alcohol se conviertan en compuestos dañinos para el hígado. Por otra parte, la curcumina también ayuda a incrementar el flujo biliar, participando en la limpieza del hígado.

¿Incluyes estos alimentos en tu dieta? ¿Con qué frecuencia?

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *