Cómo Hacer Un Panel Solar Económico En Casa

La mejor solución que existe a largo plazo para el problema del costo de la electricidad es invertir en un sistema de energía solar propio. Instalar este tipo de sistemas resultaba muy costoso, pero por suerte las celdas solares son cada vez más económicas y hay bastante información disponible en la red para usarlas adecuadamente.

Puedes contratar una empresa especializada en instalación de sistemas de energía solar y gastar mucho dinero, o puedes atreverte a hacerlo por tu cuenta, ahorrando miles de pesos y aprendiendo un montón de cosas nuevas en el proceso. Quizá de inicio no te quede como tú esperabas, pero el aprendizaje y el ahorro que conseguirás a mediano plazo serán muy significativos.

Tener un sistema de energía solar propio no solamente nos evita el penoso trámite de tener que pagarle mucho dinero a las compañías de luz. Además, nos asegura una fuente de energía limpia que no daña el planeta en una situación de emergencia. En casos de terremotos, inundaciones u otros desastres que dejan ciudades enteras sin energía eléctrica, muchas personas recurren a los generadores caseros que necesitan usar gasolina. Pero si todos contáramos con celdas solares en nuestro techo, podríamos afrontar este tipo de contingencias sin necesidad de contaminar aún más nuestro planeta.

Las personas no piensan mucho en la energía limpia, pero cuando se les educa y se les explican las ventajas económicas, ambientales y personales de contar con un sistema de energía solar, comienzan a darse cuenta de que instalar uno es una verdadera prioridad.

Si, por ejemplo, estallara una guerra y el suplemento de energía eléctrica escaseara, podríamos generar energía desde nuestros hogares e incluso dirigir el sobrante para que hospitales e industrias siguieran funcionando. Instalar paneles solares de forma masiva en nuestras comunidades es una forma de proteger la economía en caso de crisis.

Y esta crisis va a llegar. Sabemos que la mayor parte de la energía eléctrica del planeta viene de combustibles fósiles, ya también sabemos que no falta mucho para que éstos se acaben y venga una gran crisis energética. Por tanto, debemos estar preparados y contar con un sistema propio para conseguir energía de forma amigable con el medio. El problema que surge luego de todos estos argumentos a favor de instalar un sistema de paneles solares es el asunto del costo, pues, como ya mencionamos, la instalación es cara.

Contar con energía de manera independiente no tiene por qué ser una inversión imposible. Durante muchos años los costos de materiales e instalación fueron el argumento principal por el cual las personas no aprovechaban la energía solar. Pero hoy en día las células solares se han abaratado mucho, porque se han vuelto muy populares. Además más y más ingenieros están poniendo información gratuita en Internet para que todas las personas tengan la posibilidad de construir sistemas de energía solar en sus hogares y con materiales económicos.

Los países que han fomentado iniciativas para que sus comunidades cuenten con energía eléctrica independiente de este tipo se han dado cuenta de que no sólo se reducen los costos y los requerimientos energéticos (porque las personas consumen menos electricidad), sino que, además, el excedente de algunas residencias ya se está enviando a las plantas centrales para ser redistribuido a la población. Y en algunos países las compañías de luz hasta le regresan dinero a sus usuarios.

Lee también:

Aunque no sea nuestro caso, si todos en comunidad empezáramos a ponerle más atención al tema de la energía solar, lo natural sería que finalmente los gobiernos comenzaran a ver en ello una verdadera oportunidad para producir energía limpia, apoyándose en su población civil y destinando los recursos que gasta la distribución tradicional en otra cosa. Por tanto, el simple hecho de instalar paneles solares en tu casa no sólo te dará energía sustentable, además estarás poniendo tu granito de arena para que mejore la situación energética de tu comunidad.

¿Cómo instalas tu propio sistema casero de paneles de energía solar?

1.- Consigue células de energía solar baratas en eBay

Hay muchos tipos de células de energía solar para elegir el que más te convenga. Existen las chinas, con buenos resultados, el mejor precio, pero sin mucha garantía. Luego están las japonesas, con buen rendimiento, buen precio y la garantía del trabajo japonés. Y también están las americanas, con el mejor rendimiento, el precio más alto y con muchas garantías.

Elige sabiamente, considerando las capacidades de tu bolsillo. Por ejemplo, determina cuánto es el máximo que puedes pagar por watt en las células solares. Compra un par de las que consideres más adecuadas para el sistema que quieres implementar e intenta probarlas antes de pasar al siguiente paso.

2.- Consigue las herramientas 

Cuando ya tengas las células de poder en tus manos, desempácalas muy cuidadosamente, ya que son materiales delicados. Revisa que vengan en buenas condiciones y haz los cambios necesarios de acuerdo a la garantía de tu proveedor. También debes revisar que realmente estés obteniendo lo que ordenaste.

Ahora vas a necesitar algunas herramientas, como un soldador de hierro, pasta de soldadura, removedor de grasa para los cables, una sierra, los elementos para hacer el marco de soporte y, muy recomendable, vidrio o plástico traslúcido para proteger las células de los elementos, como el agua de lluvia. También un multímetro para medir el voltaje y el amperaje. Además vas a necesitar uno o dos rotafolios, lápiz, goma y regla para tener claro tu diagrama de acción antes de comenzar.

Quizás te interese también: Turbina Eólica: Qué Son Y Como Producen Electricidad

3.- Planea cuidadosamente tu sistema de energía solar 

Coloca las células de poder en el marco de madera de forma que queden bien organizadas. En este punto ya tienes todo lo que necesitas y sólo es cuestión de comenzar a construir según tu esquema.

4.-Conecta el cableado del sistema

Después de haber planeado cuidadosamente la estructura y la disposición del marco para las células de poder, debes comenzar a soldar los cables a las mismas y después soldarlas unas con otras.

En primer lugar, enlaza las células en series. Respeta esta regla básica, justo como si estuvieras soldando baterías: el nodo positivo debe soldarse con el nodo negativo de la siguiente célula. Debes repetir este procedimiento con todas las células que necesites para llegar a un voltaje de entre 12 y 24 volts. No excedas este voltaje, de lo contrario te arriesgas a niveles de electricidad peligrosos. Si conectas demasiadas células puedes llegar incluso a electrocutarte, así que limítate al voltaje que necesitas, porque no tiene sentido poner más para un solo hogar y hasta podrías dañar tus aparatos.

Necesitas un mínimo de 12 voltios para arrancar un inversor que genere de 110 a 220 voltios, o para cargar un paquete de baterías 12V. Enlazar las células en series incrementa el voltaje de las mismas.

Una vez que ya las tengas enlazadas, colócalas en el tablero con cuidado. Sería mejor si haces un marco en el cual puedas colocarlas de forma individual, de tal modo que si una se estropea puedas reemplazarla sin problemas.

Lee también: El Asador Solar Que Almacena La Energía Del Sol Para Para Asar

Antes de colocar las células en el lugar correcto, taladra agujeros para los cables, de forma individual. Haz caminos conectores a lo largo de los polos positivos y negativos que conecten los cables en paralelo (más a más, menos a menos) para lograr una conexión paralela que incremente el amperaje. 

5.- Ya casi estás listo para comenzar

Ahora puedes conectar el sistema de energía a tu hogar. Incluso puedes cargar un automóvil eléctrico con él. Si haces adecuadamente cada uno de estos cinco pasos, no deberías tener ningún problema. Si lo tienes, primero asegúrate de que las células funcionen correctamente, luego verifica el cableado y finalmente revisa la conexión directa para encontrar la falla. Siempre puedes recurrir a un ingeniero eléctrico. No olvides tener unas cuantas células solares de repuesto por si alguna se te rompe en el proceso o por si necesitas reemplazar algunas más adelante.

Ahora, la parte seria de construir un panel solar por tu cuenta, que requiere mucho cuidado y calidad, es la de conectar el panel a un sistema de baterías y al inversor. Puedes usas una fuente de poder ininterrumpida o UPS, pero vas a necesitar más poder para cubrir la demanda energética de tu casa. Sin embargo, estas baterías no tienen que ser nuevas y pueden ser de plomo ácido, aunque es recomendable que inviertas un poco más, adquiriendo baterías especiales para ser conectadas a paneles solares, que tienen muchos más sistemas de seguridad y evitan daños y descargas en tus aparatos. De nuevo, puedes recibir ayuda de un especialista eléctrico.

Sigue leyendo:

Por supuesto, hay un montón de secretos y trucos que irás descubriendo con la práctica. La idea general es que todo el sistema, junto con la asesoría que llegues a necesitar de un experto en electricidad, no sobrepase lo que pagas en uno o dos años de energía. Puede parecer una inversión fuerte pero, en comparación con la que harías si contrataras una empresa que te instalara los paneles desde el principio, es verdaderamente mínima.

El siguiente paso, una vez que tengas tu sistema de energía solar funcionando, es pensar en la posibilidad de ampliar tu sistema de energía sustentable con una turbina de viento.

Sí, suena complicado y es mucho trabajo inicial, pero considera que cuando esté listo, estarás ahorrando dinero, ayudando al ambiente y contribuyendo a un muy necesario cambio en las políticas energéticas de tu comunidad.

¡Comparte esta valiosa información con todas las personas que conozcas!

¡Lee más en nuestros artículos!:

 

 

GuardarGuardar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here