Gas Natural: Ventajas Y Desventajas

Cuando escuchas sobre la posibilidad de alimentar tu equipo o tu vehículo con gas natural, seguramente lo primero que se te viene a la mente es: ¿qué es gas natural? Muchas personas usan el gas natural en sus hogares para cocinar y calentar el agua, pero realmente no le dedican mucha atención.

Así que veamos lo que es el gas natural y cómo se diferencia de otras formas de combustible fósil, como el carbón y el petróleo.

El gas natural es un combustible fósil que existe en estado gaseoso. Se compone principalmente de metano (CH4) y un pequeño porcentaje de hidrocarburos, como el etano. El uso del gas natural se está volviendo más y más popular, ya que puede emplearse para generar energía eléctrica para el comercio y la industria, así como para usos residenciales.

El gas natural no es muy diferente del diesel y la gasolina, pero es la forma de energía más segura y limpia que se usa a nivel masivo en nuestros días. Es un hidrocarburo, lo que significa que está compuesto por elementos de hidrógeno y carbono. Uno de los hidrocarburos más simples y mejor conocidos es el metano, que se compone de un átomo de carbón y cuatro de hidrógeno.

Muchas escuelas, hospitales, hoteles, restaurantes y oficinas usan gas natural para cocinar, calentar el agua y echar a andar la calefacción. Es popular por sus grandes cualidades como combustible para obtener calor inmediato.

El gas natural se produce en los yacimientos de carbón y de petróleo. Se le encuentra y drena de la tierra profunda de la misma forma que el petróleo. Es más barato y más limpio que la gasolina y produce menos emisiones invernadero que sus contrapartes. Se consume por completo en la combustión y puede ser almacenado de manera segura.

El gas natural se encuentra de dos maneras en la naturaleza: simple o combinado con petróleo.  Tiene características únicas, ya que es incoloro e inodoro. Mientras que el metano es el gas principal que contiene el gas natural, otros hidrocarburos, como el butano, etano y propano también están presentes.

Cuando el gas natural se extrae de la zona que está bajo la corteza terrestre, puede presentarse con varias impurezas que incluyen petróleo, dióxido de carbono, azufre, agua y nitrógeno. Antes de mandar el gas a que cumpla su cometido en hogares e industrias, estas impurezas deben ser removidas.

El gas natural encabeza la lista de las fuentes de energía más usadas porque es altamente combustible y arde de manera más limpia que otras formas de energía. Puede utilizarse en forma comprimida o líquida.

Hay muchas maneras de medir las unidades de gas natural. La más común es el Gigajoule, que equivale a mil millones de joules. Esta es la unidad métrica estándar para el calor y la energía. Otra manera de medir el gas natural es el BTU (que es la unidad inglesa de medida) y el metro cúbico.

Fuentes de gas natural

El gas natural es un derivado de combustibles fósiles, lo que significa que viene de remanentes de plantas y animales que existieron hace millones de años. Estos remanentes quedaron profundamente enterrados bajo la corteza terrestre y estuvieron sujetos a la compresión y al calor que existe debajo de la roca. Estas fuerzas de compresión convirtieron los residuos de animales y plantas en gas natural.

Hemos aprendido que el gas natural se encuentra en reservas muy por debajo de la corteza terrestre. Si el gas intenta flotar a la superficie, las capas suelo y de roca lo atrapan. Los lugares donde el gas natural se encuentra atrapado se llaman yacimientos. No obstante, las moléculas de gas son, en realidad, almacenadas en pequeñas grietas y diminutos agujeros por toda la formación de la roca.

Examinemos ahora las ventajas y desventajas de utilizar el gas natural como fuente de energía.

Ventajas del gas natural

El gas natural encabeza la lista de los combustibles fósiles cuando se trata de arder limpiamente. Como el proceso de combustión del gas natural es casi siempre completo, el nivel de bioproductos que se diseminan en el ambiente es muy bajo. Además, los avances tecnológicos han reducido masivamente el óxido de nitrógeno, un contaminante común del gas natural. La flama azul que podemos observar durante el proceso de combustión es un indicio de que el gas está ardiendo a la perfección.

Además, como la combustión del gas natural es limpia, no deja restos como ceniza invisible o malos olores.

Utilizar gas natural resuelve cualquier necesidad de tener un tanque de almacenamiento bajo tierra, lo cual elimina el riesgo de contaminación del suelo y de derrames no planificados y costosos para el ambiente. En caso de que tu tanque de almacenamiento se encuentre por encima del nivel del suelo, el uso de gas natural elimina cualquier riesgo de corrosión en las paredes del tanque y de derrames. Además, no es tóxico, por lo cual la exposición moderada a él no causará daños en los seres humanos.

El gas natural es mucho más seguro y fácil de almacenar que otros tipos de combustibles fósiles. Por eso se encuentra a la cabeza de la lista de las fuentes energéticas más eficientes para generar calor y energía. El gas natural ofrece numerosas formas de almacenaje. Por ejemplo, puede ser almacenado en tanques sobre la tierra o bajo ella en forma de líquido.

La mayor parte de los hogares en Estados Unidos cuentan con uno de estos tanques. Sin embargo, la forma de almacenamiento típica es en tanques ubicados cerca de los centros de consumo desde los cuales se distribuye por ductos. Es relativamente fácil convertir un campo de gas desde su producción inicial hasta su almacenamiento directo, ya que se pueden aprovechar pozos existentes, conexiones de tuberías y sistemas de recolección.

Una de las ventajas de que el gas natural esté depositado en el subsuelo es que si una tormenta o un desastre natural impactan la superficie de la tierra, la distribución del mismo no se verá afectada. Otras fuentes de energía, como la electricidad, pueden interrumpirse por días en caso de tormentas severas o huracanes. Las condiciones de frío extremo son todavía peores para la electricidad, pero no afectan al gas natural.

Además, el precio del gas natural casi siempre se mantiene constante, aunque el precio de la gasolina suba. Por ejemplo, cuando el precio de la gasolina alcanzó los 4 dólares por galón, el gas natural permaneció a la mitad de ese precio. La ley de oferta y demanda casi nunca afecta de manera significativa el costo de este combustible y las tecnologías modernas lo han hecho ser incluso más económico.

Como su precio es bajo, muchas compañías están cambiando su fuente de combustible de diesel a gas natural.

Los estudios recientes demuestran que todavía quedan unos 100 años de disponibilidad de gas natural en Estados Unidos, aunque muchas reservas ni siquiera han sido descubiertas. Esto asegura la disponibilidad por muchos años más.

La mayoría de los países necesitan un rescate económico debido a la excesiva dependencia que tienen del petróleo extranjero. El gas natural es una alternativa confiable, ya que puede alimentar un vehículo y también ser utilizado para generar electricidad y así complementar otras fuentes de combustible fósil.

Desventajas del gas natural

Debido a que es altamente combustible, su manejo irresponsable puede conducir a explosiones. Este factor ha llevado a la gente a evitar utilizarlo en los vehículos. El principal problema con el gas natural es que es inodoro y no se pueden detectar fugas a menos que se le haya añadido algún olor. Por esta razón el GLP (gas residencialmente usado) está impregnado de odorantes que, en el caso de una fuga, hacen la detección fácil y permiten corregirla. Otro de los problemas es que su forma gaseosa lo hace más difícil de manejar que un líquido.

Algunos expertos consideran que es una fuente de energía no renovable, debido a que su verdadera cantidad no puede ser cuantificada. Estos expertos creen que se agotará en algún momento y, por lo tanto, no figura en la búsqueda de fuentes de energía sustentable. Aunque en los últimos años se han anunciado enormes descubrimientos de gas natural, en última instancia se agotarán.

En términos de fuentes de energía renovables, no se acerca a la energía eólica ni a la solar.

Sigue leyendo:

Otro de los problemas es que algunos de sus mayores yacimientos se encuentran en países asolados por la dictadura.  Así que la explotación de este recurso en Oriente Medio y países africanos va a parar a los bolsillos de dictadores que acumulan millones de dólares anuales. Este fenómeno impulsa la violencia, porque parte del dinero del petróleo y del gas termina en manos de organizaciones terroristas.

El mayor inconveniente ambiental del gas natural es que emite dióxido de carbono a la atmósfera, lo cual contribuye al cambio climático y al calentamiento global. Aunque los países que emiten más dióxido de carbono han intensificado los esfuerzos para reducir al mínimo las emisiones, aún hay que tomar medidas reales. Aunque se considera una fuente más limpia de energía que el carbón y el petróleo, algunos expertos no están de acuerdo con esta afirmación, pues sostienen que si se considera el efecto de todo el proceso, desde su extracción hasta su consumo final, éste puede ser bastante perjudicial para la naturaleza.

¡Comparte esta información con todos tus amigos y conocidos!

¡Lee más acerca de los efectos del gas en nuestro planeta!:

 

GuardarGuardarGuardarGuardar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here